Viento en popa a toda vela

S.O.S.

Necesito un favor. Urgente. Detengan el verano.

No estoy preparada. Repito. No estoy preparada.

Desactivar verano. Insisto. Verano off. Ya.

Ocho días quedan. Ocho. Ocho míseros días hasta que nos embarquemos en nuestro gran éxodo familiar en busca del sol. No son suficientes. Ni de lejos. Lo tenía muy claro: Este verano iba a ser perfecto. Este iba a ser mi verano. Clarísimo lo tenía. Hasta ayer.

Háganse ustedes una idea. Siete veranos llevo embarazada o con una lactante colgando del bikini. Siete. Se dice pronto. Por eso este verano, mi verano, iba a ser diferente. Este verano, no estoy embarazada. Y aunque todavía lactante, La Cuarta es ya una personita que duerme como los ángeles y me iba a permitir pasearme por los garitos nocturnos sin bombo ni bebé colgante. Luciendo un palmito de quitar el hipo y un fondo de armario que ni Gossip Girl. O casi.

Pero no. Ayer ya empecé el día con un rifirrafe de lo más desagradable con la báscula. No va y me dice la muy descarada que adolezco de cuatro kilos de sobrepeso. No uno. Ni dos. Ni tres. Cuatro. Y con las chichas todavía bailantes de tanto embarazo no está una como para lucir kilos de más en pieles que no sujetan. Desastre. Total.

Lo que es peor, estoy virgen de sol. Ni un solo rayo de ese sol alemán que no es ni chicha ni limoná he tomado todavía. Pueden ustedes imaginarse el tono de piel que gasto: entre blanco y morado tirando un poco a verde. Ideal para empezar las vacaciones tarde cuando todo hijo de vecino español lleva tres meses de piscina a sus espaldas. Vamos a tener que repartir gafas antirrefractantes entre los vecinos antes de hacer nuestra entrada en la piscina.

Para más inri debí quedarme calva sin saberlo en primavera y parece que mi población capilar ha tenido a bien reproducirse justo ahora. De manera que enmarcando mi cara de pan luzco una suerte de diadema de pelos de longitudes que oscilan entre uno y dos centímetros que siempre, siempre, están de punta. Ni imaginarme quiero la pinta que voy a tener el día que me aproxime al litoral y se hagan caracolillos. Lo peor es que esto mismito le pasó a mi amiga la de Madrid hace unos meses. Lo que me pude reír de ella y su flequillo improvisado. Ha sido un castigo divino. Se lo digo yo.

Para colmo de males no sé en qué momento preciso capté onda de que se llevan las rayas marineras. Se ve que se me grabó a fuego en el subconsciente y puedo constatar y constato que sólo tengo ropa de rayas. Azules y blancas. Tengo camisetas de rayas, tops de rayas, chaquetas de rayas, pantalones de rayas,  calcetines de rayas y un vestido de rayas. Hasta bolso marinero tengo. Por si no lo sabían Tommy Hilfiger ha sacado unas chanclas de rayas. También las tengo. Y No les cuento de qué color es el único bikini que me cabe porque no me van a creer.

¿Cuánto calculan ustedes que tardará la high society marbellí en hacerme un unfollow 1.0. por abuso de estilismos naúticos? Cero coma.

Y en las fiestas de blanco ¿Qué me pongo?

Nada. Este verano sólo sirvo para izar amarras.

46 respuestas a “Viento en popa a toda vela

  1. Jajajaja, me ha encantado el post! muy bueno!
    Si te sirve de consuelo, yo también estoy blanca pese a rozarme algún rayo de sol y, lo que es peor, a veces tiro a rosa (cuando me quemo, que me quemo todo el rato porque no se sabe por qué parezco medio nórdica).
    Calva también me estoy quedando, voy dejando pelos por ahí como si fuera un perro, no sé qué pensar.
    Ánimo con la época estival, que a veces se hace dura.
    Mil besos!!

  2. Tranquila, lo de hoy, lo fashion es el neón. ¿La ventaja? El neón lo llevas ya en las piernas así que eso ya te hace ganar puntos.

    En cuanto a los kilos extras tu siempre achácalos a la lactancia. Di que hay que alimentarse bien.

    Seguro que estas stupendus, que te dirán ¿con ese abdomen has parido cuatro? y lo que quieres es que muramos de la envidia.

    Es mas queremos desvirtualización tigresa ya.

    Besos y animos, no estarás embarazada pero verano con cuatro me da a mi que vas a estar activa activa.

  3. Yo viviendo en Madrid y habiendo ido a la piscina en varias ocasiones, también tengo el blanco inmaculado en la piel (el sol de aquí no pone moreno, solo quema, el muy cabrón).

    Lo de las rayas marineras claro que se lleva. O eso espero, porque mi bañador azul marino y blanco no lo apeo; tan italiano ello, oye… Me siento un poco como los del anuncio ese que sale un maromo del agua en la costiera amalfitana y le pega un muerdo de escándalo a la frágil gacela bikiniana que le acompaña…

    De la barriga mejor no hablamos, que yo no he dado a luz a cuatro ni a uno. Y lo de la calvicie es un tema tabú para mí…

    1. A ti y a mí con nuestros looks de la liguria nos van a dar el premio fashionista de la madresfera.

      Para tu consuelo te diré que El Marido es calvo y está para chuparse los dedos. A mí las cabelleras tupidas pasados los cuarenta me parecen una ordinariez.

    1. Pero es que ese bañador no me tapa las cartucheras y ya se sabe que por la cartuchera muere el pez.

      Yo estoy igual que me tira mucho más el bote de nocilla que la acelga.

      Eso sí, he bajado 400 gramos. Menos da un piedra.

      En cuanto baje los 3 kilos 600 gramos que me quedan nos desvirtualizamos que no quiero darle placeres gratuitos a la gremlin. #siestámasdelgadaqueyomemuero

  4. Conozco a casi todas las que habéis escrito aquí y ninguna estáis gorda. Panda de lloronas.

    Eso sí, hasta que no asumáis que ya no tenéis 20 años lo llevaréis mal (a mí aún me cuesta, #telojuro)

  5. Las rayas son un look que nunca, jamás, pasa de moda. Y menos en verano y rodeada de yates. Mira tú los gondoleros. Toda la vida de rayas. El blanco nuclear hará que te camufles entre la mayoría de la población marbellí, los alemanes. Y no es nada que no se solucione con dos días de playa. Es lo que me hizo falta a mí. En sólo dos días te envidiarán, al fin y al cabo ellos son alemanes y del blanco y el rojizo no los sacas. En cuanto al flequillo… lo siento. Ahí o te lo rapas o lo tienes jodido. Muy jodido.

    1. Me temo que mi piel es más germánica que mi marido…

      Así que gondolieri es lo que me queda… ¡Con la manía que les he tenido siempre!

      A ver si la desmadrosa se apiada de mí y me cede un modelito neón.

  6. Yo ya he asumido que tengo 20 años, de hecho lo he asumido dos veces ya, y estoy estupenda, oiga. Q los 10kg de los tratamientos hormonales me han sentado de escándalo, y llevo unos escotes q tengo a todos los lactantes del barrio muriendo de amor :)

  7. Bueno ahora me toca a mí y espero que paparracho no me replique porque yo estoy gorda y lo sabe. Así que como supondrás tu post no me surte efecto sino me veo reflejada, aunque sospecho que también eres de las que se queja de sobrepeso sin tenerlo. Del color he re reconocer que me suelo poner negra zumbona, pero este año estoy en fase noruega, es decir blanco nuclear, pero mira asi voy haciendo contraste,lo único que me confundan con una guiri y me timen en el chiringuito.

    Nena si yo le echo morro y voy diciendo por ahí que mi flotar peregne es de post parto ( y el monillo ya tienes dos años y medios) pues imagínate tu que todavía das pecho cuela más, ademas 4 kilos, nena a mi me sobran 10!! y no ha habido pantalón de rebajas que me haya entrado.Pero mira tigresa en españa este año estan de moda los pantalones bombachos rollo aladin y ahi entra hasta Falete!!

    1. ¿Y hay bombachos de rayas? Porque si no lo voy a tener chungo para combinar.

      Confieso que siempre fui delgada, sin exagerar, hasta mi tercer embarazo que me puse veinte kilos sin despeinarme.

      Estos 3,5 kilos (que ayer me quité medio con mucho mérito y mucho hambre) no me convierten en gorda pero hacen que todo me siente salchichero.

      Y yo no sé qué pasa en España que todo el mundo está delgadísimo y estupendísimo.

      Convencida estoy de que estás para mojar pan peinetas.

  8. Querida Madre Tigre,
    Me presento. Soy el verano. También conocido como estío. Me conocerás porque siempre que paso por aquí, hace mucho calor, la gente comienza a desnudarse y se llenan las playas.
    No tengas miedo de encontrarme. Mis primos, el sol y el calor, suelen venir conmigo, somos el trío calavera. Así que, por muy blanca que estés, piensa que todos, salvo los negritos de África y los amarillos de Asia y los coloraos de América del Norte, y los bronceados de las diversas islas del Pacífico, Mediterráneo, Pacífico… han estado en mi primera visita anual, igual que tú.
    Y sobre las rayas, todas entonan conmigo y mis primos. Si viniera mi hermano el invierno, te diría que desentonas, pero conmigo, puedes estar tranquila, con rayas o con lunares, con 4 kilos de más, o 4 kilos de menos, puedes aparecer tranquila por la gran jet marbellí o ibicenca. Lo que cuenta es tu presencia, y no tu color.

    Disfrutame estas semanas.

    Saludos.
    El verano

  9. Todo lo que te ves mal, incluso las rayas marineras, lo verás mucho mejor en cuanto pilles algo de color. El blanco es lo que nos mata.
    De verdad, incluso los cabellos cortos incipientes, lucirán hermosos si te pones morena. Hace unos años me invitaron a una boda en junio. Yo estaba como la leche y no me daba tiempo a tomar el sol. Además, tomar mucho el sol ya sabemos que acelera la aparición de arrugas con lo que estaba en un callejón sin salida.
    Solución: con el culillo apretao, fui a que me embadurnaran con una de esas pistolas que te tiñen y te ponen morena al instante. Al salir para ver los resultados estaba acojonada. ¿Estaré marrón? ¿Parecerá barniz? Al final quedó muy bien porque pedí el mínimo grado de morenez.
    Si te lo haces, luego puedes ir a la playa tranquilamente y continuar con el bronceado pero si partir de cero.
    ¡Besos!

    1. Yo es que tengo grabado a fuego en la memoria el episodio de Friends en que Ross va a uno de esos sitios. ¡Dime que lo has visto!

      Pero estoy contigo, el moreno hace lo que ni una liposucción. El problema es que mi medio al melanoma y un moreno rápido son bastante incompatibles.

      Igual sí que me voy a tener que dar a la pistola. Como me quede como Ross mi venganza será terrible. Te lo advierto.

      1. Ese capítulo y el otro en el que se blanquea los dientes son los 2 de Friends con los que más me he reído jajaja!!! Me parto sólo de recordarlos!! Mira, hacemos una cosa, si sigues mi consejo de la pistola y quedas como Ross, yo me haré el tratamiento estético “blando”, o sea reversible…) que tú me digas (tatoos, piercings y peluquería no entran).
        ¡¡Besos y… suerte con el magic airbrush!!

  10. No me hables de quilos y menos aún de barrigas…. que aquí la menda no está embarazada desde hace tres veranos pero sigue teniendo barrigón tipo: anda, vuelves a estar embarazada??? Así que no quiero quejas!!

    Y como no me veo bien ni con bañador, ni con bikini, ni con rayas, ni con nada de nada…… pasando de todo y sigo con el bikini, total mirarán y criticarán igual…

    Así que tigresa ya lo sabes, tú con la cabeza bien alta, que cuando vean 4 princesitas detrás tuyo no se atreverán a abrir la bocaza que seguro que estás estupendísima para haber pasado 4 embarazos…….

    Ah, yo tampoco te digo los kilos que mi báscula me recuerda que tengo que quitarme…… si eso ya empezaré en septiembre.

    Kisses brujeriles para mi tigresa!!!

  11. Hola! Acabo de conocer el blog y con lo poco que he leído ya me encanta! Enhorabuena!!!
    En cuanto al post de hoy deciros que yo sí que estoy blanca. Pero un blanco amarillento! Ese es el peor blanco. Parezco una enferma. Y lo mío no tiene perdón porque vivo a 20 min. de la playa. Pero he descubierto que cuando me pongo mi camiseta rosa fosforito parece que estoy “morena”. No me la pienso sacar! ;)

    Un saludo!!!

    1. Tomo nota: rosa fosforito. No combina con mi look a rayas pero si dices que hace más morena…

      ¡Gracias por pasarte! Yo también te he descubierto hoy y me he quedado enamorada de la cama de cartón. La necesito.

  12. Excelente post! yo estoy embarazada de mi primer hijo que nace en noviembre… justo un mes antes de que acá en Argentina empiece el verano. Ya se que voy a estar bastante ocupada como para estar tirada en playas y reposeras, pero el tema bikini y ropas de verano no deja de preocuparme

  13. jajajaja ay!!! A mí me pasó tres cuartos de lo mismo, hace un par de semanas que cogí dos días libres, para torrarme bajo el sol de la costa del sol (redundancia al canto)… Por eso ahora que voy a las verdaderas vacaciones, pues como que ya he pasado por el bautismo de las carnes flácidas nadando en el mediterráneo, por sentirme la más pálida de la costa y por ensayar peinados a la salida del mar… Ahora ya me da igual, superados los complejos, me lanzo de cabeza…
    Seguro que no es para tanto, estoy con la Gremlin, de acuerdo con ella… Que no sirva de precedente, seguro que estás estupenda. Y si algún día te conocemos en la vida 1.0 o me cruzo contigo por la noche marbellí te lo echaré en cara, te advierto!
    Muy divertido…
    Un beso y a descansar!

  14. Después de 40 comentarios de “Yo también estoy reblanquida y regordeta” vengo yo. Brasileña, negra y adicta al aerobic. Y las mato..
    Como sé que no exageras (lo has dicho 4.87568.5869 veces en post anteriores, los leo, si.) lo único que te puedo decir es que de parar el verano nada. Te pones al sol como mi Sr. Marido: sin color ni vergüenza, te luces, retuerces que seguro que estás de muerte, estoy segura que como te despistes te hacen la quinta.
    Muy divertido el post, “eres demasiado” como se dice por aqui.
    Besos Doña Tigre!

  15. No sé como sacas este tema, es muy doloroso, sobretodo en estas fechas, la que mas la que menos estamos igual. A mí también me sobran unos 4 kilos, pero lo sospechoso es que están en sitios donde da la sensación de que sobran 10… Si con 4 churumbeles solo te sobra eso es que estas bien hecha seguro. Lo de las rayas, pues no se mucho de moda pero te imagino estilo canal plus codificado :D En fin…Me voy a desayunar mi croissant, por la ansiedad mas que nada..

  16. Mucho ánimo!comparto totalmente tu afición a la Nocilla y a las rayas marineras!
    Lo primero… no tiene solución y lo segundo nada que no se arregle con un día de shopping… lo mejor: cerrar los ojos y disfrutar del verano, que al fin y al cabo, estamos todo el año esperando a que llegue!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s