El diablo se viste de rayas

Hay que ver la que estamos liando en casa tigre este verano. Y es que seis tigresas bajo el mismo techo son muchas fieras que lidiar. Bueno, en realidad el bacalao lo estamos cortando la abuela tigre y servidora. Llevamos un Agosto como el de hace veinte años cuando tuvimos la grandiosa ocurrencia de sincronizar mi pubertad y su menopausia. Ardió Troya. Y este verano va a caer Pompeya. Si no al tiempo.

Que conste que hoy me pillan de buenas pero ayer ya estaba yo en idealista buscándome un apartamento para poner playa de por medio el verano que viene. Acaba una exhausta de ser madre de familia numerosa e hija adolescente a la vez. Un minuto estoy increpando a mis criaturas para que recojan las chanclas que van abandonado por doquier y al siguiente tengo a la abuela en la chepa abroncándome en cascada para que recoja yo la mías.

Tendrían que haberle visto la cara a la abuela tigre cuando me vio sacar las rayas por segunda noche consecutiva. Una mezcla de consternación y no te he educado yo para este desastre fashionista. Cuando me calcé las chanclas, de noche, hubo que abanicarla para que volviera en sí. Yo podría haber claudicado y haberme apuntado al flúor y a la sandalia de tacón para darle una alegría a mi madre pero me pudo la adolescente que hubo en mí. En un arrebato de rebeldía me armé de valor y me compré tres bikinis. Marineros. Los tres. Desde aquel día se pone la hamaca mirando al mar para no verme.

Y es que la abuela es mucha abuela. Glamourosa toda ella, espléndida a sus casi setenta años, moderna pero elegante, con un tipo que ya lo quisiera yo hace tres niñas. Y luego voy yo, con mis rayas, mis chanclas y mi barriguilla floja. Enemiga de los tacones, el maquillaje y todo bolso que no admita bandolera. Yo que hace tres años cometí la tropelía de dejarme crecer las mechas y luzco desde entonces una melena opaca, como sin luz. Palabras textuales de mi madre que ha llenado la casa de fotos de cuando era rubia a ver si pillo onda.

Además la muy sibilina se ha inventado una norma de la comunidad según la cual está prohibido pasar por el portal en bañador y cada mañana nos pasa revista antes de bajar a la piscina. Sólo me falta almidonarles las camisetas a las niñas y darle betún a las chanclas. Todo le parece poco. En cuanto me descuido les rehace las coletas, les pone bragas encima del pañal de agua y les riza las puntas. Según ella las niñas tienen el pelo domable y soy yo la que me empeño en alisarles la melena. Que no les favorece. Nada. Hay que ver la cara de pepino que han traído de Alemania. A ver si las pones un poco al sol que tanta crema no puede ser buena.

Hoy para rematar tenemos celebración en casa tigre. La Primera cumple siete años. No sólo hemos tenido que repasar y encañonar los vestiditos, sacarle brillo a los zapatos y comprobar veinte veces que tenemos gomas y horquillas que combinan a la perfección sino que además hay que dejar la casa como si aquí no viviera nadie. Esconder los cepillos de dientes, las toallas, los bañadores, las chanclas, los flotadores, los manguitos, los cubos y los ordenadores. Que menudo lío me tenéis aquí montado con tanto cable. El Marido se ha echado la siesta de pie por no arrugar las sábanas y el abuelo se pasea con la cabeza gacha porque sabe que hoy le cae bronca. Fijo.

Luego llegarán los invitados y mi madre me buscará con la mirada, nos dedicaremos una sonrisa cómplice y sabremos que esta noche la acabaremos ella y yo, mano a mano, sacándole punta a la lengua. Que para algo es mi madre y yo su hija.

21 respuestas a “El diablo se viste de rayas

  1. Muchas felicidades!

    Paciencia. Mucha paciencia. Que pelee ella con el colacao (aunque seguro lo están tomando fenomenal para no dejarte mal) y tú te reservas esa dosis (de paciencia) para aguantar sus envites.

    No dejes de contarnos el critiqueo. Queremos saber.

  2. Madre tigre,pero qué buena eres.
    A mí me pasa igual con mi madre. Ella también es una fashion mother. ..Y yo soy más “de estar por casa”. Mi niño tiene dos años y ella y mi hermana son las perssonel shopper (¿Se escribe así?)…
    Ánimo,que madre no hay más que una.
    Un besazo
    Mar

  3. Felicidades a la familia por esos siete años, seguro que sale todo genial gracias a la abuela tigre, que en eso son expertas. ¡No me digas que no es maravilloso ser siempre la eterna hija pequeña! Disfrútala mucho.

  4. Cuando yo voy a casa de mis padres también regreso a la adolescencia: como más chocolate, me olvido colgar mi toalla de la pisci… Pero en cambio cuelgo las de mis hijos y controlo su alimentación. Viendo que te sucede algo similar, creo que estamos pidiendo a gritos unas vacaciones de nuestras responsabilidades. Felicidades para la cumpleañera. Besos!!

  5. jajaja, vacaciones… ese espacio de tiempo que propicia la combinación madre e hija en modo adulto, cada una con sus costumbres y rutinas y en un espacio cerrado … puede resultar estresante, pero también muy útil.
    Y lo mejor es que al final de todo, existe esa complicidad difícil de sustituir por nadie!
    Tienes un tesoro!

  6. Me he enamorado profundamente de este blog, de ti como madre, como tigresa, que es la primera vez que leo un blog donde se ama sin etiquetas, sin modas y aún así se ama y con apego, y es como un soplo de aire fresco. Has cogido lo mejor de cada cosa y lo has adaptado a tu vida y qué bonito es ser “partícipe”. Y yo que no soy mamá, pero me muero por serlo (pero soy tía primeriza, eso tiene que contar) me quedo más tranquila sabiendo que no soy una loca solitaria que le tiene pánico a las mamásextremistas que te amenazan con traumas permanentes. Así que me quedo más tranquila, que estaré loca pero al menos no estoy yo sola.
    ¡Miles de besos y abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s