Plusmarcas veraniegas

Con el mar a nuestras espaldas y la sombra de La Abuela palideciendo en la lontanza hago balance de este veraneo casi eterno. Cuatro semanas dan para mucho y en la escala espacio-temporal infantil para mucho más. Este verano nos hemos sumado a la moda olímpica y hemos pulverizado todo tipo de récords. En casi todas las disciplinas.

El Marido por ejemplo ha contestado por lo menos por lo menos un millón de mails. En vacaciones. Pero de todos y cada uno de ellos dependía el futuro de su empresa y por ende de nuestros maltrechos bolsillos. Lo jura por su Blackberry. También hemos compartido toalla, cubos, palas y escueta sombra de pequeña sombrilla con su jefe y familia. Lo que vienen siendo vacaciones. A medias. Que una no luce la lorza con la misma soltura delante del Consejo de Administración.

La que ha estado sembrada es La Tercera. En sentido literal. Lo suyo es de récord olímpico, mundial y Guiness todo en un ñordo. Qué digo uno, por lo menos cincuenta y todos, T-O-D-O-S, en el pañal de agua. Mojado. Señor llévame pronto. Y lejos. Lo que La Primera me hizo una fatídica vez y La Segunda nunca La Tercera me lo ha hecho todos, T-O-D-O-S, los días por partida doble y hoy triple. Anda un poco sueltecita el angelito. Ni a mi peor enemigo le deseo esos pañales liquiditos, llenos a rebosar y tan difíciles de gestionar. El cloro y la caca no reaccionan bien. Se lo digo yo.

La Cuarta no ha querido ser menos: Medalla de oro en escapismo. Houdini a su lado es un mero aficionado. Empezó en el viaje cuando allá por Génova nos la encontramos de pie en la Maxicosi saludando al respetable. Por suerte ya tenemos nuestra Trifix y esa sí que es inextricable. Fue llegar a Marbella y cogerle tirria a la trona. Que ya no quiero puré pues con las mismas me pongo de pie y me tiro de cabeza. Que no te enteras. Contreras. El arnés de la sillita se lo pasa por el forro. Que se despierta de la siesta y le apetece un bañito pues se baja de la silla y se tira a la piscina. Sin más. Su marca personal la estableció el otro día cuando nos la encontramos en la cuna con todos los barrotes de un lado quitados. Que me metéis en la cuna. Pues la convierto en cama. Y punto en boca.

La Segunda ha sido más sutil y se ha afanado en disciplinas más ladinas. En tocapelotismo no le gana nadie. O pudiera ser cierto que cada vez que La Primera tiene que hacer pis a vida o muerte La Segunda esté en el wáter por arte de birlibirloque. Haciendo caca para más señas. Un par de veces al día. Esto nada tiene que envidiar a la natación sincronizada. Además ya bucea, se tira de cabeza con la tripa por delante y se hace un ancho a braza sin zozobrar. Por si fuera poco a su melena de infarto el sol le ha añadido unas mechas ideales y la niña es ya una réplica en miniatura de Scarlett Johansson. Y lo sabe.

La Primera ha querido hacer honor a su primogenitura y lo que a otras les lleva siete años ella lo ha conseguido en un mes. Ya es una adolescente. De metro veinte. La culpa por supuesto la tiene La Abuela y las horas de series sin fin que se han chupado por la paz familiar. Cuando no estaban viendo la tele las tenía pintándose como monas bajo su supervisión. No les digo más que quería comprarle un móvil porque resulta que yo soy muy difícil de localizar. Acabáramos. En otro orden de cosas ha cumplido siete años, se da tres volteretas para adelante y dos para atrás sin sacar la cabeza, toca el fondo de la piscina con la nariz, el moflete y la oreja, ha perfeccionado varias variantes del hombre al agua y se hace un largo con un estilo impecable. Esa es mi niña.

En cuanto a mí… Sigo de una pieza. Que no es poco.

21 respuestas a “Plusmarcas veraniegas

  1. Por lo que veo, un verano a tope! me alegro, yo este año me he dado cuenta de lo que cambian los peques en época vacacional… el mío ha vuelto asalvajado! así que tu con 4 y de distintas edades, me imagino todos los cambios que habrás percibido.
    Sigo diciendo que eres mi ídolo, con 4 y has sobrevivido… ya nos contarás el secreto, por si nos animamos mas que nada, a salir del primogénito :)

  2. Ay ay ay….me da algo solo de imaginar la estampa familiar, jefes incluidos, pero al fin y al cabo es evolución (o revolución) infantil. Lo de La Cuarta lo entiendo, por el post del otro día, y lo de La Tercera lo he sufrido en mis carnes, y mucho. Lo de La Segunda, el tema deporculear, yo lo he practicado con mi hermano, y si te sirve de consuelo, nos queremos mucho y el ni se acuerda ya del tema :D. Lo del marido, creo que hay mas de uno que tiene que salvar su empresa en vacaciones, ya te digo…Me ha encantado, como siempre.

    1. Lo que es harto difícil es mantener la compostura educativa delante de los jefes. Un día de playa sin explotar en berridos y alaridos varios es más de lo que se puede pedir a una madre de bien.

      Me ruborizo sólo de recordarlo. Penitencias veraniegas.

      ¡Besos!

  3. Ay Tigresa que me da cansancio extremo nada más de leerte… Yo quiero conocerte pero YA que tú tienes que tener 10 ojos, 8 brazos y 5 piernas, que si no no me lo explico… La que se lleva la medalla de oro sin duda eres tú por volver a tierra santa de una sola pieza… Lo de compartir toalla, bikini, pelos mojados y de todas las alegrías de la playa con los jefes del marido es de ronchas de las malas malignas.
    Feliz vuelta!!!!

    1. Te diré a riesgo de perder mi reputación de madre competente que cuatro dan menos guerra que una. Sobretodo si como yo practicas la explotación infantil. Las mayores son un filón. Hacen de tó.

      La próxima vez empaqueto a los jefes y te los mando a Málaga. Ronchas de las peores.

      ¡Gracias hermosa!

  4. ¡¡Cómo me gusta qué sufras para luego yo leerte!!
    Que no es por verte sufrir, Dior me libre, es cula tuya que lo escribes re-bien…
    Yo soy tan fan de tus 1ª, 2ª, 3ª y 4ª como del Gremlin, ya los sabeis las dos y además, añado, me pareceis unas madres remilgadas y qujicosas que solo le poneis pegas a la creatividad y capacidad de crecerse ante la adversidad de vuestros vástagos.
    Un abrazo… y me alegro de que sigas entera… je,je,je….

  5. Y tanto que no es poco. Yo estoy cansada sólo de leer el post e imaginármelo. Tú de ésta a directora general de una gran multinacional en cuanto estén todas en edad escolar. Que creo que es más fácil dirigir a 100.000 con un consejo de administración que gestionar la pequeña empresa familiar de 6&co. Y además teniendo ya experiencia en veranear con jefes, sabrás todas para lidiar con el consejo. Cuando esteis en Munich la que se merece empezar las vacaciones eres tú.
    PS. Espero que la tercera esté menos suelta durante el viaje, y que la segunda no toque mucho las pelotas a la primera. ¡Buen viaje!

  6. Hija, lo de tus hijas no, lo tuyo sí es de record, y de premio. Todo lo que ellas aprenden, lo sacan de tí, así que las plusmarcas a la madre tigre se las deben. Tendrás ganas de vuelta a la rutina…

  7. Yo no entiendo mucho porque soy hija única, pero me supongo que lo de la cuarta ha sido simplemente porque si dicen que ya cuando eres la segunda ere invisible, imagínate la cuarta!!!! yo mojon aguarido nohe tenido, así que todo mi pésame.Pero chica no te quejes, y que te quiten lo bailao, que no es poco..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s