Exorcismos y otras tareas domésticas

Ayer tuve un gran día, un ataque multifrontal de viruses malignos, una crisis existencial y un momento de posesión demoniaca que no hubo exorcismo que lo paliara. Por ese orden. Se pueden imaginar que acabé exhausta con tanto vaivén emocional. Todavía hoy arrastro una suerte de resaca de esas que hacen que veas la vida como con el filtro que le ponían a la Montiel antes de que existiera el Photoshop.

La jornada empezó estupendamente jugando con mis cuatros retoñas en la cama, desayunando casi sin dramas y dejándonos llevar por el día sin mucha hora ni concierto presas de una vagancia de esas que dan mucho gustirrinín sobretodo cuando llevas muchos días sin ver el sol. A media mañana mi crisis existencial hizo un amago de presentarse pero cuando una es madre hasta las crisis vitales tienen que plegarse al horario de pañales, papillas y baños así que muy educadamente me la despaché con un lo siento ahora no puede atenderte y seguí a lo mío.

El culmen de lo bucólico pastoril lo alcanzamos cuando la vecina nos invitó a cortar unas acelgas de su jardín para la cena. Que una acelga podía ser un espectáculo tal de luz y color no me lo esperaba yo. Me volví encantada con mis acelgas multicolores en mi cesto de mimbre a punto de entrar en éxtasis de puro trendy-doityourself-biodelamuerte que me vi. Hasta fotos nos hicimos con el ramillete.

Del subidón llegue a creerme incluso que yo con mis cuatro pies conseguiría transformar aquello en un plato delicioso y multivitamínico. Más me hubiera valido ponerlas en un jarrón y seguir con mi plan original de judías verdes de toda la vida. Inasequible al desaliento conseguí transformarlas en un engrudo casi comestible para acompañar la pechuga de pollo y peleé la cena cual último mohicano de la dieta sana. Con sangre, sudor y lágrimas.

Cual no sería mi desolación cuando casi en el postre nos atacó un virus gastrointestinal y mis codiciadas acelgas acabaron o bien vomitadas o bien defecadas según la niña. Por no hablar de mis suelos fregados con el sudor de mi frente y mis wáteres desinfectados a cuatro patas. Las mías. En estas llegó El Marido justo a tiempo de recoger un vómito en tiempo real. Conseguimos manejar la situación como padres bien curtidos en estas lides y ya por fin, con todas acostadas, mi crisis existencial se plantó en el salón y nos hizo un no nos moverán que ni el barco de Chanquete. Inciso: ¿Cómo nos tragamos este momento veranoazulado sin liarnos a pedradas con el televisor? No salgo de mi asombro.

Volviendo a lo mío, como todas las crisis la mía empezó dando rodeos. Y tú como una incauta te lías a discutir sin saber muy bien por qué ni para qué pero sigues erre que erre con toda la vehemencia que sufrir una crisis existencial te otorga. Cuando una se pasa de intensa o en su defecto tiene el periodo como era mi caso, puede que la crisis se transforme en una posesión demoniaca y bipolar que te envuelve en un tormento sucesivo y aleatorio de llantinas, despechos, incomprensiones y mucha mala baba. Se me hizo todo mucha bola. Mucha. Tanta que no vi otra salida digna más que meterme en la cama y desfallecer. Calculo que debían ser las nueve y media. A mucho echar.

Esta mañana El Marido con santa paciencia me ha ayudado a desenhebrar un poco el embrollo hasta que me ha arrancado la triste verdad a traición: Yo es que quiero ser mujer florero. Y punto. Y madre y devota esposa. Claro. Vamos que lo que no quiero es trabajar. Por nada del mundo.

Ahí queda eso.

22 comentarios sobre “Exorcismos y otras tareas domésticas

  1. Bueno es una opción personal, y por ahora ya vas encaminada no?? has despedido a la macuma que tenías, pues ahora sólo te toca despedierte a tí de tu labor extra-hogareña y dedicarme en alma, cuerpo y acelgas a tus cuatro retoñas que no es poco….

    En esta vida todo es respetable mientras se haga con convicción y toda sus consecuencias.

    De crisis no te hablo que menuda llevo yo esta semana conmigo misma…

      1. jajajaja es el 28S… Y nosotras vamos a entrar en una crisis existencial por no veros a vosotras! Tigresa te das cuenta de que pronto tienes que venir a una GTerapia de estas! Tenemos que ponerte cara, es causa de Estado mayor!!
        Yo creo que es el septiembre… El “nublao” de tierra germana… Verás como hoy todo lo ves distinto… Y sí, te sirve de consuelo, a mí también me dan esas crisis de “con lo a gustito que estaría yo en casa sin llegar a las 10 de la noche como ayer, desde las 7.30 de la mañana en la calle”. ¡Ay! Mucho ánimo!!! Y cuidado con lo que coges hoy de la huerta ;)

  2. Uff!! Pues ante una crisis existencial de esas yo… te mando todo mi apoyo, mi solidaridad y mis ánimos… Cuando se puede hacer lo que se quiere hacer… ¿por qué no hacerlo? Lo chungo es si no se puede o no se sabe realmente lo que se quiere.
    Ánimo felina y a por toda, las cuatro, todas pá tí!! Ahí es ná!!
    Un abrazo muy apretao.

  3. Ainnssss a mi hay días en los que también me pasa, pero luego pienso en lo que me gustan a mi unos zapatos caros y en lo mal que lo llevaría el papá del minibicho si me puliera su sueldo en esas gilipolleces y lo descarto ipsofacto…realmente me jode que me conteolen la pasta y punto

    1. En esta casa los dineros los llevo yo por deseo expreso de la parte contratante así que esos hilos los tengo manejados. Y zapatos… alma de cántaro, la última que me puse tacones se llevaban de chúpame la punta. No te digo más.

  4. A mi tampoco me gusta trabajar, para que lo voy a negar, ni limpiar el hogar ni nada de eso ¿y a quien si…?. Me pasaria el dia espachurrada en el suelo jugando o saltando por los montes con mi retoño, cual Heidi. Y punto. Sin pensar en cocinar ni planchar…En fin…toda mi solidaridad y mi apoyo, esto es pasajero, luego nos venimos arriba y somos las number one en currantas.

  5. Pues si q ha durado poco la euforia DIY, coorreee a por la señora de la limpieza q no es tarde aun.
    Yo tambien quiero ser mujer florero, pero los pobres nos tenemos q conformar con otro objeto q pieza por F, mujer fregona soy :-(

  6. no soy madre, no estoy casada, no te conozco,… pero hace dos días que leo tu blog y me encanta !! me río mucho y me hace reflexionar… gracias :) no dejes de escribir

  7. Tranqui q no estàs sola..te entiendo perfectamente,a mi me pasa lo mismo!!jaja peeero tengo q cambiar el chip xq a mi también m gustaría tener una actividad remunerada a la q escapar de todo este mundo de ama de casa (ama de casa pero con ayuda, a Dios gracias) q fuera entretenida (la actividad remunerada) y sobretodo y lo mas importante, compatible com mi faceta como madre, q me permita tener libertad para ir a pediatras si se ponen malas, recoger de la guarde, de los coles, etc…..parece q lo q pido es imposible en el mundo real!así q me estoy planteando montar algo yo misma pero en internet, q es el futuro…si me sale bien ya os contaré…. El caso, q me voy x las nubes!q creo q lo mejor sería recuperar a tu ayuda domestica y q quieres q te diga pero madre de 4 niñas, llevando una casa pa’lante ( hacer la compra,organizar los menús sanos y equilibrados para toda la familia,comprar ropa pa las niñas,etc..) chofer, lleva a niña, recoge a niña, economista del hogar y encima escritora de un blog! Vamos pero si tu eso lo consideras mujer florero…es q estas loca!!
    Un beso guapa!!

  8. Si las mujeres no tuviéramos esas crisis no nos llamaríamos así! Quién no ha querido ser muchas veces mujer florero… pero seguro que si lo fuéramos, querríamos ser independientes, trabajadoras… hay días en los que lo mejor que puede hacer una es meterse en la cama, como hiciste, y al día siguiente, ya volveremos a plantearnos todo el dilema del día anterior, que seguro que lo vemos con otra perspectiva… o no, todo es respetable, y si lo que quieres es eso, pues adelante!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s