Sí quiero

Hoy estoy que lo tiro. Llevo una mañana gloriosa. Siempre es buen augurio cuando La Tercera se despista y sin darse cuenta se baja el vaso de leche sin protestar. Como ayer por error la acostamos a la seis de la tarde pensando que eran las siete -corramos un tupido velo ante este flagrante despiste maternal- se ha despertado pletórica y bien dormida como siempre debería estar. Qué mañana más grandiosa con las niñas limpias y lustrosas con sus pijamas casi sin arrugar. Untando el pan horneado por su bienhallado padre en la leche fresca de vaca alimentada con hierba verde chillón. Gastando una vajilla más cool imposible pintada a mano por una de las madrinas de La Cuarta con los nombre de cada retoña en sus tacitas, sus boles y sus platos. Para morirse allí mismo. De gusto. Si no soy una egoblogger que venga Dior y lo vea.

Y si les cuento además que se han vestido casi sin gritos. A La Primera de las tres cosas que se tiene que lavar cada mañana -dientes, manos y cara- sólo se le han olvidado dos. La Segunda se ha vestido en tiempo récord sin batirse en duelo con ninguna camiseta y a La Tercera sólo he tenido que peinarla tres veces. Gloria. Divina. Qué decirles de mi bebé de un añazo que ha desayunado sin rechistar y se ha dormido plácidamente tras cargarse unos de los mandos de la vitro. Total quién necesita cuatro fogones.

Se me han saltado las lágrimas de verme con la parte de arriba del pijama de el Marido -no digo nada y lo digo todo- deslizándome grácil al ritmo del escobón. Hasta tiempo me ha dado para tender las camisas de El Marido antes de que se quedaran putrefactas en el cesto. A puntito he estado de venirme ya muy arriba y cambiar las sábanas. Es que encima hace sol. Del bueno.

Para más inri acabo de unirme al #clubdeladieta y ya me  veo más delgada. Pese al kilo de palomitas que me comí ayer para despedirme de los hidratos de carbono hasta que me despoje del lastre que me queda del embarazo de La Tercera. Dentro de un mes tenemos la boda del padrino de La Cuarta, un señor apuestísimo de dos metros cinco. Aunque el código de etiqueta no llega al grado de faena de las que le hacen a la rubia sí que implica que para un evento me tengo que poner de largo, para otro de corto con pamela, tocado o vaya usted a saber qué y por último de cocktail. Ahí es nada. Súmenle además que el día de la pamela llevaré a las cuatro niñas colgando del bolso montada en unos tacones de órdago. Para nota.

Ya saben que lo vintage está la última. Así que he decidido que acudiré al evento sin gastar ni un Euro de mi maltrecho bolsillo. Para eso me los gasté, y muchos, en la época aquella en que teníamos dos sueldos y una boda cada fin de semana. ¿No dicen que todo vuelve? Pues ya está volviendo la moda de principios del siglo XXI cuando no éramos más que unos pipiolos sin descendencia que se dejaban las caderas y algo más a la carrera entre la barra y la pista de baile. Así que tomen nota, dentro un mes tengo que caber en mis vestidos prematernidad. Porque a mí lo del el bello y la bestia no me va. Ni un pelo. Y no saben ustedes lo guapo que está el padre tigre con su esmoquin y su chaqué. El fashion victim de la familia es él y tiene un sastre en Hamburgo que le hace todo a la medida en un atelier industrial de esos que están tan de moda.

Bien pensado me temo que el egoblogger es él y yo la que le plancha los gayumbos.

28 respuestas a “Sí quiero

  1. jajaja, siempre quedarás como la Cenicienta. Pero como (casi) todos los cuentos de disney, y todos los de princesas, tiene final feliz, y te verás como una verdadera egoblogger, junto a un caballero de mil y una noches, y sus perdices felices, o en tu caso, las Niñas, la Primera, la Segunda, la Tercera, la Cuarta… Y quién sabe, la Quinta ;)
    Ps. Se te echa de menos por mi blog. Es una indirecta bastante directa de que vengas a echarte un café por allí, jjaja

  2. Bueno yo iab a preguntar lo mismo, que como lechugas ha roto la cuarta el mando de la vitro?? o es que ya va para mucha altura como su padrino…

    Dejate de dietas que yo ayer vi ese vestido de heide que te enfundaste con mucha clase y ese cuerpo entra en cualquier vestido, y se de lo que hablo…

    BUeno menos mal que estoy de fiesta y no me estresa ver que vuelves a publicarrrrrrrrrrrrr

  3. Perdone????
    ¿No fue usted la que colgó foto de torso a lo “Sonrisas y lágrimas” ayer????
    Porque yo lo que vi fue una chica MUY delgada para haber parido cuatro…y una muriéndose de la envidia que con dos y un parto de hace cinco años no recupero línea…espera, si yo nunca he tenido de eso…

  4. Todas aquí preocupadas por la mañana de la niña para cargarse el mando y desestimando tus quejas por los centímetros, los kilos y las cremalleras…. ¿¿y nadie te va a preguntar nada sobre el pijama masculino y la escoba después d que te leyeras todas esas sombras hace unos meses??
    No sé… debe ser deformación profesional… o que una es muy cotilla…
    Abrazos guapa.

    1. Es que se quedan en los titulares. Te lo digo yo. Por gin alguien se hace eco de mi provocación velada. Así me gusta amiga. Piensa mal y acertarás.

      Por cierto, te tomo la palabra, me debes un café. Con leche. Corto de café.

  5. Yo también me he unido hoy al #clubdeladieta, veremos cuánto me dura esta vez. Espero que por lo menos lo justo para perder esos 5 kilos que a mí también me sobran…

    Eso sí, he de decir que yo sí quepo (incluso me quedan grandes) en mis modelitos pre-embarazo. Con los que sí no sueño ya es con los pre-preparativos de boda (estoy segura de que el de la boda también me quedaría grande, pero los anteriores…. ¡ay! ¡con el tipín que yo lucía!)

    Necesito un detalle… La camisa con la que has estado barriendo ¿era la del traje regional? Porque la verdad es que estaba cañón con él. ¿O esta mañana se ha puesto otra que al final se ha quedado en casa?. Bueno, no contestes si no quieres. Pero tampoco lo dejes caer la próxima vez si no quieres dar más detalles…

    Que Dios te coja confesada con la pamela, los tacones, y las Cuatro. Yo lo de los tacones lo llevaría bien, pero pamela y niño creo que no son buen binomio…

  6. Madre mía, con andar detrás de 4 (y lo de la vitro ya me ha dejado O_O) tienes que estar ya más en forma que otra cosa. Yo casi en lugar de dieta optaba por entrenar a recoger la casa y jugar con las peques con taconazos, porque eso sí que es un reto y lo demás tonterías. Espero con ansias leer el post post-boda (valga la redundancia) en su momento, preveo que será épico ;)

  7. Claramente el egobloguer es él jajaja. Animo con la dieta, yo me veo incapaz y además es contraproducente proponermelo, porque ese día me dedico a despedirme de la comida como si no hubiera un mañana argggg.
    Por cierto, me he reido mucho con el comienzo de tu mañana idílica.
    Besos

  8. Tus historias son un soplo de aire fresco mi momento del día mientras amamanto alba segunda!!! Enhorabuena!!! En cuanto retome mi actividad blogger te dedico un post!!!

  9. Ains, la ropa y la maternidad. Yo di a luz hace seis meses y me pierdo dentro de la ropa de premamá porque es enorme y la ropa de antes del embarazo me queda pequeña, e intuyo que va a tardar un tiempico en volver a caberme. Si tuviera una boda ahora, iría directamente con un barril con tirantes, fijo.

    Me uno a las de arriba alabando tu cinturita de avispa. Fijo que alguno de los vestidos que tienes es un poquito más ancho, y si no siempre te puedes hacer uno a medida con las cortinas, a lo Sonrisas y lágrimas :D

  10. A ver tigresa, yo he visto tu foto también y a todas nos sobran 5 kilos, pero lo tuyo no es pá tanto, porque a mi no me engañas, con 4 niñas ni tienes músculo del adios colgandero ni culo caido, es im-posible….lebantamiento de niñas y agachamiento a recoger cosas de 4, brazos torneados y culo duro fijo…..otra cosas es tener al lado un moromen que esta “gueno, gueno” y por mucho que tu te arregles es cabrón siempre está mejor que tu….eso es harina de otro costal maja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s