Recordando viejos tiempos

La primera vez que llevé a las mayores al cine fuimos a ver Toy Story 3, que era lo que ponían en los cines mainstream por aquel entonces. Nos sentamos cada una con nuestro cubo de palomitas tamaño XXL – mi capacidad para deglutir maíz inflado es asombrosa – y nos dispusimos a ver la película. Una hora y media después, con los créditos bien avanzados, La Segunda me miró con los ojos como platos para preguntarme cuándo empezaba la película.

La Primera había captado que aquel batiburrillo de acción a mil por hora era una película, pero se había enterado de poquito más. Y a mí me dolía la cabeza como si me acabara de pegar un mal viaje de LSD. ¡Jesús qué desenfreno de muñecos! pensé yo para mí, mientras le confirmaba a La Segunda, que efectivamente habíamos visto una película, y que ahora tocaba retirada.

Otro fenómeno que se repite en nuestras visitas al cine es que el humor va siempre muy por delante del intelecto inocente de mis hijas. Pillan las gracias justitas, sobretodo aquellas que van acompañadas de mucho aspaviento. Yo sin embargo me río, y me queda el regusto de que verdaderamente estas películas están hechas para niños pre-púberes o para los adultos que llevan a sus hijos al cine pero no para almas cándidas, como mis retoñas, que son de corte más bien simplón.

Yo me pasé mi infancia viendo película tras película sin cansarme nunca. Películas de las de antes. Películas en las que la acción transcurre a una velocidad normal. Películas en las que los diálogos son lo suficientemente simples para que los entienda un niño con un coeficiente intelectual del montón. Pelúculas que pueden verse sin necesidad de abrocharse el cinturón de seguridad.

Si, como yo, son ustedes unos nostálgicos de los clásicos infantiles aquí les dejo una docenita rica de películas de las de toda la vida para ver con sus niños sin miedo a sufrir un cortocircuito neuronal.

13 respuestas a “Recordando viejos tiempos

  1. ja ja ja ¿retoñas de corte más bien simplón? Pobrecitas mias, el problema es el que tu dices, que las pelis son para nosotros, ellos solo se rien cuando los protagonistas se hacen daño o pelean, es lo que hay. Ahora voy a por las recomendaciones.

  2. Pocas he visto de las que indicas, mayormente porque en mi casa, excepto Barrio Sésamo o poco más, no se ponía programación infantil. Vídeo no tuvimos jamás, carencia que mi padre trató de paliar en siendo el único español que compró el Laser-Disc en cuanto salió. Después, subido ya al carro de las nuevas tecnologías, y una vez se constató el enorme fracaso del aparatito en cuestión, también compró DVD. Pero entonces yo ya era muy mayor para ese tipo de películas, aunque no tanto como para que me volvieran a gustar… así que las anoto para futuras sesiones.

  3. A mi me gustaría aportar a la lista las de los ochenta, que han marcado mi generación y que tengo la esperanza de que a mis hijos les entusiasmen igual; porque nuestra infancia no sería lo mismo sin Los Goonies, Grease, Indiana Jones, La princesa prometida, Dentro del laberinto, La historia interminable…. ¡ paradme!

  4. Niña, me estás saliendo de un cruel con tu prole que estoy a punto de llamar para que te retiren la custodia… ¡jó tía, cómo te pasasss!! ¿no?
    … o … ¿es quizás una pose fingida para ganar el librito que nos tiene enfrentadas?…. que tú eres lista a la par que inteligente, que no es lo mismo….
    Bueno, que me voy de varas… está mal que yo lo diga pero ¿has pasado por el blog, sí, por el de la menda, a echar un vistazo a las lista de pelis de dibus preferidas por mis chicos? lo mismo te ayuda para una velada cinéfila con las tuyas… no sé, para que no veas que te tengo ojeriza…
    Besos hermosa.

  5. humm, pues yo me declaro #muyfan de las pelis donde losniños disfrutan y los mayores se desorinan, tipo Shreck…

    …pero siempre que se puede veo con mi mami Mujercitas, Sisy Emperatriz o esta que ponen todas las Nochebuenas… cachis! Ya! Qué bello es vivir… como lloramos las dos pavas EVER!

  6. Gracias por las sugerencias!! Todavía no he llegado a esa fase, pero ciertamente soy de las que se inclina por las películas simplonas para los niños, que sigan fácilmente y tengan una moraleja que se repite una y otra vez para que, con suerte, al final de la película los peques recuerden algo. Buen viaje mañana y que lo paséis genial en M.

  7. Ooooooh, los Robinsones de los mares del Sur… yo creo que mi hermana (2 años menor que yo) y la menda la habremos visto todas las semanas durante unos cuantos veranos… qué memorias! Y la de tu a Boston y yo a California me encantaba también pero no la teníamos grabada… No conozco varias de tus recomendaciones así que me las apunto para dentro de un par de añitos cuando crezcan mis dos monstruosos de 3 y un año (espero que no me suelten un : ” mamá esta peli es de chicas” 😉)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s