Baby blues

MidnightschildrenAyer, cuatrocientos sesenta y un días después de alumbrar a mi último bebé, el bajón post-parto por fin dio conmigo. Durante más de quince meses he conseguido esquivar este momento de flojera extrema valiéndome de todo tipo de técnicas que me han convertido en una virtuosa en el noble arte de acostarse pronto. Por salud mental.

Sorteé el puerperio magna cum laude sin una lágrima. Pasé mis malas noches de rigor sin una queja y mantuve mis nervios a raya mal que bien. El paso del pecho a la cuchara supuso una prueba de fuego para mi maltrecha paciencia pero lo conseguimos. Poco después el bebé pasó a dormir con la hermana inmediatamente anterior. De ahí a dormir toda la noche en un abrir y cerrar de ojos. Prueba superada pensamos todos. Pero no.

Ayer, cuatrocientos sesentaiún días después de alumbrar a mi último bebé, destetada ésta desde hace un mes, se me saltaron las lágrimas. De cansancio. Así porque sí. No sabría decir si han sido las mil vomitonas que he limpiado en la última semana. O los cientos de cacas radioactivas en pañales, braguitas y pijamas. En el wáter. Y también fuera de él. Quizá sea el llevar más días de la cuenta sin poner un pie en la calle. La falta de oxígeno. O la escasez de vitamina D. Quizá hayan sea un empacho de turrón, polvorones y alfanjores. O la cantidad inusual de alcohol que corre por mis venas. Quizá sea el tiempo. O que estoy en esos días del mes. Quizá.

Sea como fuere ayer se me saltaron las lágrimas así por las buenas. Sin razón aparente. Sin previo aviso. Una flojera insuperable se apodero de mí. Todo me parecía un mundo. Cambiar un pis una hazaña. No digamos una caca. Las mil tareas diminutas que pueblan mis días se convirtieron en duras pruebas para mi ánimo alicaído. No pude por más que acercarme al padre tigre con el semblante mustio y llorarle en la pechera. Porque sí. Si hay algo que he aprendido en el lustro que llevamos juntos es que a los hombres las cosas hay que pedírselas. Con todas las letras. Sin los rodeos y dobles sentidos que tanto nos gustan a los mujeres. Y responden.

Ocho capítulos de Games of Thrones y dos gintonics después me entoné un poquito. Llamamos a la babysitter in extremis y todo parece indicar que, tras tres años de sequía, vamos a ir al cine. Sin niñas. Por mí. Y por mis compañeros. No todo van a ser penas.

Además, en estos días he conseguido, por fin, acabarme Midnight’s Children de Salman Rushdie. Rara vez dejo un libro a la mitad. Rarísima. Pero éste no he conseguido leérmelo del tirón. Se me ha hecho largo. Casi tan largo como esta semana infinita de encierro. El libro es bueno. No digo yo que no. Pero se hace pesado. Por lo menos para alguien como yo poco acostumbrada al despliegue bollywoodiano. Es tan rico, tan intrincado, tan exuberante que empacha. El que mis conocimientos de historia india sean casi inexistentes tampoco ayuda.

Hoy, cuatrocientos sesenta y dos días después de alumbrar a mi último bebé, voy a ir al cine. Sólo espero que las tres horas de Hobbit que nos vamos a meter entre pecho y espalda merezcan el tinglado que hemos tenido que montar para dejar a las cuatro encajadas.

No me esperen levantados.

19 respuestas a “Baby blues

  1. Yo también he tenido algún que otro bajón como tú, porque sí. Lo bueno es que como vienen se van!
    Por suerte ahora estoy en la madre patria, y me estoy aprovechando de mis padres todo lo que no puedo hacer durante el resto del año. Disfruta hoy hermosa!

  2. Disfruta de esas horas de descanso, que tan necesarias son! Tengo varias dudas, ¿puedo?
    El hobbit en alemán? Una sola baby-sitter para las 4? Un sólo bajón en 471 días?
    Disfruta, descansa, come palomitas y chuches, bébete un litro de “colacola” (que dice mi hija), y si la mezclas con ron u otra bebida alcohólica, que sea con gran satisfacción.
    Por tí, Y por tus compañeras :)

    1. Ya te contesté a la mayoría de tus dudas en nuestro twitter del alma pero sí es el primer bajón de llorar de cansada desde que nació la cuarta. Que no quiere decir que todos los días hayan sido del color de rosa pero a mí suele darme más por la mala uva que por el bajón en sí mismo. Tú me entiendes.

  3. Que creías hermonsa que eras de hierro??? normal muy normal lo que te pasa.Te lo dice una que solo ha cambiado una noche de vomitos esta semana y lleva ella 4 enferma y llora cual alma en pena por el caserio por estas navidades frías….ahh mañana a la tarde me voy al cines después de 4 años, con una amiga, no se que veré pero la emoción me invade

  4. Ole, ole y ole!!!
    Lo de pedir las cosas a un hombre directamente y sin rodeos ni filigranas debería decirlo el cura y el juez en vez de la gilipollez esa de hasta que la muerte os separe. Cuantos siglos perdiéndonos cuando la solución es tan sencilla….

    Por cierto, ¿el Hobbit, qué tal?¿me reservo una tarde sin rubios?

  5. Me gusta mucho cuando hablas de literatura o mencionas libros que lees y la impresión que te causan. A mi me pasó algo parecido a tí con el libro “Hijos de la medianoche”. Que un libro sea premio Booker es garantía de éxito pero ya si es Booker of the Bookers las expectativas puestas en él son altísimas. Yo comencé el libro y estuve a punto de abandonarlo en los primeros capítulos pero al final me resistí y lo finalicé. Tiene partes buenísimas y Salman escribe de maravilla pero a mi por momentos me resultaba cansado, se me hacía ‘bola’ el libro. También es cierto que en el periodo en el que lo leí tenía un bebé y estaba embarazada de mellizos y a mi la crianza me han originado (entre otras muchas cosas) una falta de concentración tremenda. Y un libro tan grande, tan metafórico, tan brillante y con tantos hilos abiertos merecería, quizás, haber sido leído en una otra etapa personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s