Tábula rasa

TabularasaA punto ya de echar el cerrojo a este dos mil doce que me ha salido tan intenso caigo en la cuenta de que no son ustedes conscientes de la que se avecina. Hace ya seis meses que aireo mis trapos sucios en este dos punto cero que a veces parece más real que la vida misma. Seis meses en los que les he contado todo tipo de secretos inconfesables como la deplorable condición de mis sábanas o mis miserias más miserables. Seis meses de egolatría y autobombo que no se los salta un galgo. Nos vamos conociendo. Más o menos.

Ustedes conocen a una madre tigre con un trastorno de personalidad leve. Habrán atisbado quizá algún episodio aislado algo más perturbador pero en conjunto me tendrán ustedes por una loca entrañable. O casi. El problema está en que ustedes conocen a la madre tigre de la segunda mitad del año. Una madre tigre taimada por el duro invierno y la primavera bipolar. Una madre tigre descafeinada, con el ímpetu alicaído del fin de curso y el alma horchatada por un verano demasiado largo. Esa soy yo. Pero no siempre.

No se dejen engañar por esta montaña rusa en las que les he embarcado en las últimas semanas. No vayan ustedes a pensar que la nieve, el espíritu navideño o el virus maldito han hecho mella en este árbol caído. Borren de su mente cualquier imagen previa que hubieran podido hacerse de la que suscribe porque están ustedes a punto de conocerme en mi plenitud más absoluta. Yo, como el ave fénix, renazco de mis cenizas cada fin de año.

El treinta y uno de diciembre es mi día preferido del año. Con diferencia. Resume como ningún otro día del calendario todo lo que me gusta de la vida. El treinta y uno tiene esa mezcla perfecta de melancolía por el año que se va y esperanza por el año que nos viene. Como el que conduce hacia el futuro con la vista en el retrovisor. Siempre hay un momento de sosiego en la cena, después de la comida mientras hacemos tiempo hasta las uvas, en el que uno empieza a hacer balance del año viejo. Miramos a nuestro alrededor y vemos como crece nuestra mesa y, a veces, decrece. En ese momento uno olvida los sinsabores de los últimos doce meses mientras le asaltan los recuerdos de lo bueno y la tentación de parar el tiempo. Santa Rita Rita, qué me quede como estoy.

A medida que el especial de fin de año avanza y la Igartiburu se va poniendo las lentejuelas, ese sabor agridulce del pasado se va esfumando para dejar paso al futuro que ya asoma. Son momentos de recontar las doce uvas, de que los milindris les quiten las pepitas y los supersticiosos echen oro al champán. Yo a eso de las doce menos diez me pongo ya muy nerviosa, con una uva en cada mano, no vaya a ser que caiga el carrillón y me pillen los cuartos despistada. A las doce menos cinco me empieza a dar la risa floja y empiezo a abroncar indiscriminadamente a todo aquel que no haya tomado posiciones frente a sus uvas. No son momentos de bromas. Todo el mundo atento. Que me toca volver a nacer.

Pasan por fin los cuartos agónicos y nos comemos las uvas acompasadas. Una con cada campanada. Hacia la número seis nos ponemos gallitos porque vamos fenomenal y nos atrevemos a levantar la vista para ver cómo avanzan los demás. Ahí es cuando la prima de Cuenca te hace una mueca, se te atraganta la risa y se va a al traste toda la inercia de deglución adquirida. Al borde de la traqueotomía consigues por fin meterte la última uva in extremis y sonríes ampliamente con cinco uvas todavía en la boca y un chorrito de zumo y baba surcándote la barbilla. Prueba superada. O casi.

En ese preciso instante en que todos nos levantamos de la mesa y cogemos nuestra copa de champán para brindar por el año nuevo y darnos muchos besos, siempre me embarga la emoción de ser muy feliz y creerme todo poderosa. Mientras reparto besos y felices años a diestro y siniestro se me van agolpando los buenos propósitos en la trastienda del cerebelo. Cuando por fin me siento, con el matasuegras en la diestra y un trozo de turrón del duro en la siniestra, soy otra. Nueva y renovada. Imparable. E insaciable.

Disfruten de esta noche tan vieja.

32 respuestas a “Tábula rasa

  1. El año pasado escribí tres deseos (al menos uno material, que la paz mundial es muy bonita pero no tiene chicha) y tres propósitos para 2013, los guardé en un sobre cerrado (y obligué a hacerlo hasta a un amigo de mi hermano, la prima de Cuenca no vino a cenar). Con similar ansiedad que la tuya ante “el acontecimiento”, este año ya he rasgado el sobre antes de tiempo. He cumplido casi todo (adelgazar “genéricamente” recien parida no era difícil). Y ahora llevo dos días en un ay, sin saber que escribir hoy en el sobre. ¡Por si lo del fin de año no me estresaba bastante!
    Feliz 2013. GTs para todos.

  2. Yo no he escrito ningún deseo, ni pienso hacerlo, nada de propósitos ni cosas similares. Sé lo que quiero y como conseguirlo, así que me pongo a pinchar condones desde ya. jajaja, es broma (no tanto), te escribo mis mejores deseos para este año que entra, y que sigas tan tigresa como siempre. Chin chin.

  3. Yo no creo que tu seas un árbol caído ni mucho menos.
    Eres una inconsciente.
    Por que tener familia numerosa, irte a vivir al extranjero, sin tu madre que te eche una mano, un marido extranjero, con la de cortocircuitos que eso produce…Viajes arriba y abajo, aviones, colegio, pańales…Por favor…
    Inconsciente.
    Te quiero ver aquí en el 2013 tecleando y que ni se te ocurra volverte vulgar y empezar a cuidar plantas en el jardín.

    1. El día que plante un rosal dame por perdida :) Me has clavado en tu radiografía esta vida expatriada es una locura. Pero tiene su encanto. No me digas que no.

      Espero que hayas entrado en 2013 como sólo tu sabes, con un gran homenaje culinario y llena de ilusiones y proyectos.

      Besos hermosa.

  4. Touché muy touché, venga amiga que estoy de capa caída y un post de estos tuyos, tan sentido tan bueno me remata. Te libras quee no estoy publicando porque se merece otro rincón bloguero como un pino de grande.

    Yo no he publicado pero las constumbres de fin de año en mi caso son mútiples y peineteras, pero ya sabes este año no es el mio y he dicido que hoy es una noche más y mañana otro dia normal……en el que alguien a quien admiro petara mi buzón con publicaciones tigresas;-)

  5. Yo también soy muy fan del 31 en lo que a tirar a la hoguera lo malo del año que acaba y sentirme renacida y esperanzada por el año nuevo que empieza se refiere.
    Feliz 2013, con todo lo que nos tenga preparado.

  6. Feliz año!!!
    …y no está mal anotar un deseo o varios, yo lo hago todos los días en la pizarra de la cocina antes de salir de casa…y me da vidilla empeñarme en hacerlo realidad…¿por qué no en esta noche?
    Un besazo y mis mejores deseos.

    1. Ya sabía yo que tendrías alguna idea sabia para añadir a mi lista. A partir de mañana me pongo a llenar la pizarra de deseos. Me encanta la idea. Mi padre me despertaba todos los días con una buena noticia. A veces tenía que echarle mucha imaginación pero siempre se le ocurría una. Y consiguió hacerme una optimista empedernida.

      Todo lo mejor del mundo para ti también rebonita.

  7. Ese es el espíritu sí que sí!!! Estaba yo aquí un poco pensativa… Y me has puesto las pilas!!! Yo los primeros días del año ando despistada a la par que melancólica. Pero intentaré llenarme de tu positivismo!!! Eres una crack tigresa! Y a mi esos altibajos me encantan!!! Feliz año! Muack

  8. Espero que fuera genial la noche de ayer y que el 2013 venga cargado de salud y alegrías para ti y tus seres queridos guapisima! Echaba de menos leerte tras mi retiro 2.0. de las últimas semanas (por desconexión forzosa). Yo te descubrí hace menos de 6 meses, pero desde que lo hice es un placer leerte, sea con altos o con bajos. A ver si hay ocasión de vernos a medio camino entre Alemania y Austria en este 2013. Un besazo y a por el 2013 con esa energía luchadora de una madre tigre!

    1. Mil gracias guapa. Eres un ejemplo de positivismo y equilibrio. Me das mucha paz hasta en twitter. Que ya es difícil :)

      Y esperamos que este sea el año en que nos pongamos cara. Lo estoy deseando.

      ¡Feliz 2013 y muchísimo éxito en todos tus proyectos!

  9. Tiger ¡SI SEÑORA! no esperaba menos de usted ¡me encanta ese positivismo! y no pude dejar de reír imaginándote con la baba uvesca resbalando de tu rostro jajajaja me encanta que te hayas limpiado de todo y estés lista para llenarte de ilusión…. UN BESOTE DESMADROSO Y QUE ESTE AÑO SEA GRANDE

    ¡lo mejor! Hoy, ayer y siempre.

    1. Dí que sí. Este año va a ser un año GRANDE para todas. Lo sé. Lo vi en tu calendario maya, azteca o lo que fuera aquello :)

      Muchas ganas de seguir “platicando” contigo aquí, allí o donde sea.

      Millón de besos desmadrosa.

  10. FELIZ AO NUEVO PARA LA FAMILIA TIGRE.BESOS BONOCA. : leli4000@yahoo.es Fecha: lunes, 31 de diciembre, 2012 09:06

    #yiv1789436241 a:hover {color:red;} #yiv1789436241 a { text-decoration:none;color:#0088cc;}

    #yiv1789436241 a.yiv1789436241primaryactionlink:link, #yiv1789436241 a.yiv1789436241primaryactionlink:visited {background-color:#2585B2;color:#fff;} #yiv1789436241 a.yiv1789436241primaryactionlink:hover, #yiv1789436241 a.yiv1789436241primaryactionlink:active {background-color:#11729E;color:#fff;}

    #yiv1789436241

    WordPress.com

    lamadretigre posted: “A punto ya de echar el cerrojo a este dos mil doce que me ha salido tan intenso caigo en la cuenta de que no son ustedes conscientes de la que se avecina. Hace ya seis meses que aireo mis trapos sucios en este dos punto cero que a veces parece ms real q”

  11. Pues yo soy también de las que se pone histerica antes de las uvas, me pone del higado la pasividad de mi maromen ante semejante momento, mi casa llena de mujeres, se viste de gala y nos ponemos todas de los pelos en cuanto la Igartiburu asoma la gaita por la 1, con las uvas y el cava preparados en la mesa, y las risas flojas, hasta tal punto que mi hermana la mediana nos grava con el movil y como el año pasado no quedó bien el movil nos hizo comernos las uvas otra vez con las campanadas de Canarias…ahí lo dejo. En cuanto a lo de los propositos, nunca los hago porque nunca los he echo, lo único que le pido al nuevo año es poder vivirlo entero y con los que amo…reminiscencias de un tiempo anterior…en fín. Disfruta de lo que te rodea y de los que te rodean, come, bebe, ama….

    1. El año que viene me apunto a noche vieja en tu casa. Muy fan de tu hermana. Es de las mías. Las uvas son un asunto de extrema seriedad y no pueden ni deben tomarse en vano :)

      Tienes razón, vivirlo entero y con los que te quieren. No se puede pedir más.

  12. Espero que tu nochevieja fuera genial, la mía fue día de anuncios… ;)

    No sé si desuscribirme, porque la verdad es que tu primer párrafo me ha dado un poco de miedito…

    ¡Un beso muy grande, tigresa! Te deseo lo mejor para el año nuevo. Y que termines bien el año.

    1. ¡Ay claro! Tú noche vieja debió de ser de las buenas. De las tomarte un sorbito de champán y darte la risa floja. Qué hermosura mañica. No hay mejor noticia para empezar el año con toda la ilusión del mundo. Besazos.

  13. ¡Feliz año!, vamos a por él con convicción, energía y ganas, porque, ir por ir , es tontería…así que vamos a por todas…a que se nos escapen los menos días posibles, y a vivir cada momento, que por pequeño que sea, es único!!
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s