Genio y figura

OlentzeroSi he de serles totalmente sincera para mí ni la nochebuena ni la navidad han sido nunca capaces de hacerle sombra a fin de año y los reyes. Ni de lejos. Sólo hace años, cuando todavía vivía mi abuela materna y celebrábamos el Olentzero en su casa, estos días tenían un encanto especial. Pero era mi abuela, la persona más increíble que he conocido nunca, no la navidad. Ella era capaz de impregnar las fiestas con la alegría de vivir de la que siempre hizo gala. Todavía recuerdo el día que me miró muy seria y me dijo “Tu abuelo estará en el cielo pero yo estoy en la gloria hija”. Por aquel entonces debía andar cerca de los ochenta.

Ella era así, capaz de sacarle astillas a un viaje del Imserso a Benidorm. En una escapada a un balneario se echó un enamorado que durante años estuvo enviándole cajas y cajas de pimientos, bonito y los espárragos más gordos que he visto en mi vida. Ella muy coqueta siempre negó este amorío platónico pero todos la veíamos escabullirse a hablar a escondidas por teléfono. Durante más años de los que puedo recordar en nochebuena nunca faltaron unos espárragos hermosísimos en la mesa.

Mi abuela era capaz de reírse hasta de su sombra y tenía la risa más contagiosa del mundo. Ya viuda celebró las que tendrían que haber sido sus bodas de oro por todo lo alto. Compartió la celebración con mi madrina que, separada desde hacía más de dos lustros, se apuntó al plan de mi abuela y celebró las bodas de plata de su matrimonio fallido. Allá que nos fuimos toda la familia a una celebración a la que no le faltó de nada. Ni la tarta de tres pisos. Y lo que nos reímos.

Con setenta y ocho fue la clienta número no sé cuántos de un herbolario y le tocó un viaje a Brasil y Argentina para una persona. Cualquier otra abuelita de redecilla y toquilla se hubiera quedado en casa. Mi abuela cogió el petate y se fue con un grupo de treintañeros a conocer mundo. Se lo pasó en grande y volvió cargada de recuerdos de las cataratas de Iguazú para todos. Por su ochenta cumpleaños nos invitó a todas las mujeres de la familia –tuvo tres hijas y sólo un nieto varón- a un viaje a París con escapada a Eurodisney incluida. Allí, por primera vez en su vida, se puso unos vaqueros para montarse en Space Mountain.

En navidad nos daba cinco mil pesetas a cada nieto. En un sobre. Cada año montaba un numerito para darnos los sobres como si nos estuviera haciendo entrega de un cheque en blanco. De uno en uno. Luego todos teníamos que celebrar el sobre como se merecía. Por bulerías. La ceremonia podía durar horas y solían saltársele las lágrimas de la risa entre carcajada y carcajada.

Mi abuela murió un veintiséis de diciembre hace diez años después de sufrir varios infartos cerebrales. Durante tres años su condición se fue deteriorando poco a poco. Aquellas navidades, como siempre, estábamos todos allí. Por las noches hacíamos turnos para quedarnos con ella. El veinticinco por la noche nos quedamos mi prima y yo. Cuando vimos claro que era cuestión de horas llamamos a los demás. Sus tres hijas, sus tres yernos y sus cinco nietos. Estábamos todos allí, alrededor de su cama, cuando respiró por última vez. No lo recuerdo como un mal momento. Fue triste. Pero también bonito. Recuerdo pensar que de todas las formas de morirse hacerlo rodeado de todos los que te quieren tenía que ser la mejor de todas.

Otra de las curiosidades de mi abuela es que nunca tuvo muy claro qué día había nacido. Celebrábamos su cumpleaños el seis o el siete de febrero según el año. La Tercera lleva su nombre, que es también el de mi madre. Hace poco mi madre encontró la partida de nacimiento de mi abuela y descubrimos que en realidad había nacido el ocho de febrero, igual que mi hija que lleva su nombre. No se me ocurre un ángel de la guarda mejor para mi niña.

33 respuestas a “Genio y figura

  1. Oye, qué historia más bonita! Admiro un montón a la gente que da tan buen rollo y te anima tanto, siempre es bueno tener a alguien así cerquita y que te quiera :D

    Menudo ángel de la guarda para la Tercera! Un beso!!

  2. Si cuando yo te digo de historias paralelas… Mi abuela materna era maña y eso imprime carácter y ya hablaremos otro día de esa capacidad de inundar a todos alrededor de ganas de vivir y de divertirse con lo que tengamos… Debería ser una asignatura obligatoria en el cole, desde pequeñitos. Por cierto, que se me ha hecho un nudillo en la garganta que ando muy blandita y emotiva y que hacía mucho que no te leía… se han juntado todos los astros… Voy a sorber el moquillo antes de que entre alguien por la puerta, que es por donde suelen entrar… ;-)
    ¡¡Feliz 2013 hermosa!!
    PD.- ¡¡Cómo estoy echando de menos ya la comida, con café, copa y puro…!!

    1. Ya sabía yo que en el fondo tenías tu coranzocito :) A ver si organizo mi próxima visita a Madrid para cuadrar agendas con tiempo. Empiezo a tener mono de suelo patrio. Hacía mucho que no estaba tantos meses sin pisar suelo español.

      ¡Besos hermosa!

    1. La verdad es que una suerte poder disfrutar de los abuelos de pequeños. Yo conviví mucho con esta abuela y me marcó mucho. Mis niñas de momento tienen la suerte de pasar bastante tiempo con sus cuatro abuelos. Espero que por mucho tiempo.

  3. Coño tigresa ya me has echo llorar, vete al “peo” que estoy en curro. Has echo que me acuerde aun más de mi abuela, porque me hubiera encantado que mi hijo la conociera, porque era la mujer más estupenda que he conocido y eso que mi madre es mucha mujer. Mi abuela me crió, eran tiempos dificiles en casa, y yo vivia prácticamente con mis abuelos, ella me enseño a amar la musica, el arte, me empujó a ser creativa y segura de mi misma, era elegante y divertida, me encantaba escucharla contarme historías durante horas….pero murio demasiado pronto, murio con la edad que tiene ahora mi madre más o menos unos 60 años el día que yo cumplia 13 años y la sigo echando de menos…Besos

  4. Vale tigre, dimito, tu no has pillado que estas navidades no están siendo muy llevaderas para mí… y vas y me hablas de tu amona la de Donosti, tu quieres matarme??? sabes si hay una razón por la que me han dolido estas navidades es por no haber podido ir a ver a mi abuela la peinetera, no os he hablado nunca de ella, un crack. Me chifla como escribes, me encanta leerte, pero sobre todo me gusta sentirte tan cercana.

    Love you potxola.Eres digna heredera de la donostiarra

  5. Saliste a tu abuela porque transmites esa alegría ¡siempre! y que grande que tu tigrilla lleva su nombre y nació en su día…
    Yo estas Navidades he tenido muy presente a mis dos abuelas…

    Un besazo querida

    1. No te creas, no le llego ni a la suela del zapato a mi abuela pero te diré que La Tercera apunta maneras. Yo creo que es su heredera por derecho propio.

      Como siempre un placer tenerte por aquí. Muchos besos.

  6. Me has hecho sonreír y llorar a la vez. Me ha entrado nostalgia de esa gusta sentir. Por tu abuela, a la que jamás he conocido. Y por la mía, a la que echo de menos.

    Precioso, como siempre que te pones tierna. Casi te imagino con los ojillos del gato de Sherk y todo.

    Feliz año. Felices recuerdos. Feliz vida.

  7. Bauf, qué recuerdos me acabas de traer. Mi aitxitxa giputxi murió a finales de Noviembre, justo una semana antes de cumplir los 100 años. Y para mi ha sido siempre un ejemplo de vida. A sus 99 años y tras combatir en la guerra, vivir la posguerra, pasar mucha hambre, perder un hijo con 20 años en un accidente de coche… cada día hacía un crucigrama después de comer y un poco de ejercicios de piernas y brazos por la mañana. Porque decía que el ejercicio físico y mental es la clave de la vida :) Y sobre todo recordaba a todos que acumuláramos todo lo que pudiéramos y más en nuestra cabeza y aprendiéramos algo cada día, porque eso ninguna guerra ni ningún ladrón ser lo podría llevar. Estoy segura que desde el cielo y en la gloria, tu abuela se sentirá orgullosísima de tu gran familia del detalle de la tercera, y de su carisma que sigue vivo en ti (porque, al menos a mi, también me transmites esa fuerza y vitalidad que narras en el post sobre tu abuela). Un besazo

    1. La verdad es que han sido una generación muy especial. Mi otra abuela también murió justo antes de cumplir los 99 y también era una luchadora y una vividora nata. Quién les iba a decir que algún día les rendiríamos tributo en la blogosfera :)

      Me ha encantado lo de guardar tus tesoros en la cabeza. Va directo a mi lista de propósitos para este año que empieza.

      Un beso fuerte.

  8. Que historia tan bonita!!

    Yo a mi abuela “la veo” y ella a mi y no estoy loca. No me pasa con mis otros abuelos, solo con ella y no ha sido la ultima q murió. Y no es que la viera todos los días y por eso la “imagine”, no. Pero la “veo”, la siento (sus manos) y la huelo. Y no estoy loca.

  9. Una entrada muy tierna y especial, y esas coincidencias, marcan seguro, suerte de la tercera. Yo he vivido siempre lejos de mis abuelas, de la familia en general, por eso me gusta que ver a Tenedor, tan cerca de sus abuelos, espero que él, llegue a tener recuerdos tan especiales y emotivos.
    Feliz año y a disfrutar de la vida, como ella lo hacía.

    1. Seguro, yo creo que crecer cerca de tus abuelos es un lujo. Seguro que tu niño tendrá unos recuerdos preciosos de mayor.

      ¡Feliz año para ti también hermosa! Y que el 2013 nos traiga toda la felicidad del mundo. Y más.

  10. Preciosa entrada. Los abuelos son muy importantes, marcan mucho. Si encima es alguien tan especial como tu abuela con esa capacidad de ser feliz que es tan importante, mejor.
    Besos y feliz año!!

  11. Estaba por aquí leyendo tus entradas navideñas porque y me acabo de encontrar con esta perla. Me he quedado sin palabras intentando aguantar la lagrimilla. Simplemente una historia preciosa. De mayor quiero ser como tu abuela!

  12. Qué historia tan bonita! Mi abuela es muy del estilo, con decirte que mis amigos la llaman “la viajada”…
    He descubierto tu blog hace poquito y a falta de nuevos posts a a la espera de la Quinta, estoy leyéndolo desde el principio :) No sabes la curiosidad que tengo por saber los nombres de tus niñas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s