No sin mis hijas

NosinmihijaVivo sin vivir en mí. En un ay estoy mientras hago cuatro maletas. Una para La Primera que va a pasar el fin de semana con su amiga del colegio. Que no se me olvide meterle el mono de esquiar, los guantes y los patines de hielo. Ni Clarita, el gato que le han traído los reyes y que también va a pernoctar fuera de casa.

Otra para La Segunda que pasará el fin de semana con su amiga del alma de la guardería anterior. A esta le tengo que meter bañador, chanclas y albornoz. Amén de Luna, el perro que con equidad Salomónica le trajeron los Reyes también. Con su camita y su cepillo para el pelo. La Tercera y La Cuarta compartirán maleta si consigo me quepa el arsenal de cosas que  van a necesitar para el fin de semana de cacería que vamos a pasar en Alemania del Este.

La Tercera está empeñada en que ella también se va a dormir a casa de su amiga de la guardería porque ya es mayor. Antes de irse me ha dejado también a Luchi, su correspondiente labrador de los Reyes, para que tampoco se me olvide. A ver qué tal le sienta cuando despachemos a sus hermanas y vea que ella se viene con nosotros.

La cuarta maleta es para mí que a ver qué diantres me llevo para codearme una panda de cazadores de rancio abolengo. No sé ni dónde nos vamos a quedar ni cuál es el plan exactamente. De eso se encarga el padre tigre que ya anda dando palmas con las orejas ante la inminencia de volver a darle al gatillo.

Para darle una vuelta de tuerca más a este empacar del infierno se ha puesto a nevar como si no hubiera un mañana. Y va a seguir así todo el fin de semana. Sumemos la ropa interior térmica, los gorros, los guantes y las bufandas a los ya de por sí abultados petates. Dónde está el baúl de la Piquer cuando más lo necesito.

Pero todo este trajín de maletas y ropitas no es lo que me tiene negra zaína. No. Es lo de dividir a la familia lo que me tiene hablando sola. Hay algo perverso en lanzarse a la carretera dejando a la mitad de tu prole atrás. ¿Y si hay un terremoto? O peor todavía un tsunami que arrase toda la Europa continental ¿Y si nos quedamos sepultados bajo la nieve en algún recóndito lugar de esa Alemania tan árida? ¿Y si esos señores que se hacen pasar por nuestros amigos son en realidad parte de una trama de trata de blancas? ¿Y si?¿Y si?

Mi instinto me pide meter a todas mis polluelas bajo mis alas y encerrarme cual gallina clueca en el trastero hasta nueva orden. O pasarme por el forro de la entrepierna los deseos de este desalmado que se hace pasar por mi marido y me ha hecho entregar a dos de mis hijas en prenda para ir en su coche en lugar del mío. Se creerá que nací ayer. Detrás de todos esos argumentos de peso como que no es plan las niñas tantos kilómetros en un fin de semana, que van a estar mucho mejor con sus amiguitas que aburridas con tanto señor vestido de  verde, que las pequeñas van a disfrutar de lo lindo teniendo a sus padres para ellas solitas y tal y tal y tal, se esconde la única e irrefutable verdad: que prefiere ir en su coche de última generación que en mi maltrecha furgoneta. Maldigo en día en que me rendí ante el peso aplastante de su sentido práctico.

Juro y pongo a Dios por testigo que no pienso dejarle pasar de ciento sesenta. Ni muerta. Acuérdense de mí este fin de semana y crucen los dedos para que pueda sortear la infinidad de calamidades que se me están pasando por la cabeza y reunirme felizmente con mis retoñas el Domingo. ¡Ay qué vida más perra!

21 respuestas a “No sin mis hijas

  1. Piensa, querida, que el mismo sentimiento tienen las mamás de sus amiguitas cuando van ellas a tu casa, que es bastante a menudo. Y tú las devuelves sanas y salvas. Incluso con un fin de semana de lo más emocionante.

    Lo que no entiendo es éso de que vayas tú también a la cacería… ¿a estas cosas no iba él sólo? ¿y no era mejor? Vamos, a mí para rato me pillaban en una de esas…

    Suerte. Valor. Y al toro (bueno, o a lo que sea que cace).

    1. Pues la idea fue mía. Es la cacería de unos amigos y va a haber mucha gente conocida así que pensé para mí que mejor un finde familiar con amigos que un finde sola en casa como si fuera otra Lunes cualquiera.

      Lo que no me esperada era esta jugarreta de repartirlas…

      En fin, ya os contaré. Espero.

  2. Te diré que lo de los coches y los hombres es una pasión no rompible ne muchos casos, te lo digo por uno que se negó a cambiar de coche y que nos suele llevar con Thule en el techo para poder meter lo que no entre en su mierdamaletero.

    Tus niñas grandes estarán como locas, a mí de peque me chiflaban que me dejarán ir a dormir a casa de una amiga, imagínate a pasar un finde.

    Pero bueno lo que tienes es normal, es el sindrome de gallina clueca no dispuesta a dejar huevos repartidos, la tortilla junta o ná de ná.

    Buen viaje, que usted lo disfrute y ya nos contará a la vuelta

    1. Mira qué bien explicado. La tortilla junta. Y revuelta a ser posible.

      Ellas están encantadísimas. Ya hemos hecho las maletitas y no pueden con la emoción pero a mí se me encoje el estómago sólo de pensarlo…

      Gajes del oficio de madre me imagino.

  3. Ay, esas pobres mascotas desperdigadas por Alemania, qué pena me ha dado!

    La Primera y la Segunda van a estar mejor que tu, así que intenta disfrutar, hermosa.

  4. No me cuentes estás cosas que entonces veo negro mi futuro como madre de familia numerosa. Por más satisfacciones que te dan los hijos…¡narices! Nadie te dice lo mucho que vas a sufrir, incluso por tonterías, porque al fin y al cabo, lo único q va a pasar este finde es que tus hijas, las 4, lo van a pasar como nunca!
    Mi consejo: haz un poco de meditacion zen y abstraete de las imagenes absurdas y macabras que romdan por tu cabeza, y procura pasartelo por lo menos la mitad de bien que tus hijas!!
    Firmado: otra sufridora que no se aplica el consejo

    1. Generalmente a medida que voy poniendo kilómetros de por medio se me va pasando la aprensión aunque siempre te queda ese resquicio de intranquilidad que no se pasa hasta que las vuelves a tener bajo tu techo.

      Ni pensar quiero en cuando empiecen a salir por la noche. Qué cruz..

  5. Baúl de la Piquer dice, necesitas el maletín de Mary Poppins, y un teléfono cuatribanda con videoconferencia para poder vigilar las excursiones de tus hijas mayores, y recordarles que el perro y el gato, por muy de peluche que sean, también tienen sus necesidades, jiji.
    No, en serio, a las mayores las empaquetas todo el fin de semana?? Todo el fin de semana? TODO EL FIN DE SEMANA??? No es por nada, pero yo me muero cuando están fuera sin mí. Un par de horas, o al cuidado del padre.
    Pero disfruta tu fin de semana, que ellas seguro que lo pasaran bien.

    1. A mí siempre me ha costado mucho separarme de las niñas pero a medida que van creciendo te lo van pidiendo ellas y no te queda otra que hacer de tripas corazón e intentar verle el lado positivo.

      Ellas se lo han pasado rebien. Como locas han estado sin las órdenes de su madre :)

  6. Ya van varios post con el tema de marras, y ha llegado el momento, como en HIMYM, de hacer una “intervention”.

    Cuando una se casa con un cazador, es como cuando se casa con un político, o con un ginecólogo de los que atiende partos (con la diferencia que lo del cazador es simplemente lucrativo, bueno, lo del político también). Es decir, hay cosas que cuanto antes se asuman mejor. Lo que hay que hacer es gestionarlas.

    Sólo hay un tipo de cazador (el obsesionado con cazar), pero hay muchos tipos de mujeres de cazadores. El tipo óptimo es la mujer que se saca el permiso de armas y consigue ser mejor que el esposo. El efecto suele ser bastante disuasorio en el varón. Como esto no es sencillo ni tal vez apetecible para ti, el camino que has elegido es el correcto: aprender a disfrutar de un acto socialmente agradable y acompañarle SIEMPRE. A ser posible hasta el puesto. Tú que eres especialista en signos de matrimonios bien avenidos, sabrás que matrimonio que hace una espera unido, permanece unido.

    Lo que no se debe hacer, salvo trueque por contraprestación que realmente te interese, es quedarte en casa al cuidado de las criaturas para que él se vaya a pegar tiros cual machoalfa cuando le pete. Nunca mais never. Dos tibias y una calavera. Aunque yo sea de los ochenta, en esto tengo un poquito de experiencia. Hazme caso querida, y dentro de veinte años me lo agradecerás.

    ¡Ah! Lo de dejar a las criaturas con las amiguitas es un efecto colateral para un fin más elevado… en cualquier caso, no vengas ahora con blanduras. A tu blog le faltan un par de arcoiris para que me las crea.

    ¡Disfruta hermosa!

    1. ¿Para tener liciencia de armas no hay que pasar una evaluación psicológica? Conociéndome como me conoces ¿crees tú que alguien me va a dar a mí un permiso de armas? Lo dudo.

      Pero en lo de acompañarle te doy la razón. Lo tengo que llevar atado bien corto que están los maridos muy caros. Aunque en realidad muchas de las cacerías son sólo para hombres. Como cuando se encierra con su padre, su tío y su mejor amigo cinco días en un refugio en la mitad de la nada sin ducharse ni nada.

      No te negaré que he relajado mis estándares de higiene pero tanto como para estar cinco días sin ducharme y haciendo mis necesidades en el bosque no. Por ahí sí que no paso.

      Lo de no poner los arcoiris es por despitar. Me pareció que había más oportunidades para medrar en el nicho de las malas madres…

      Besos hermosa.

  7. Buenas! Me pillo dos semanas de vacaciones blogueras y luego necesito tres días para ponerme al día con tus post, eres como la montaña de plancha,no te puedo dejar crecer. 😄. Disfruta del fin de semana como madre de solo dos ¿ te cuento como? Un lingotazo gintonic para desayunar y listo!

    1. Si te leyera el padre tigre te ibas a enterar. No sé como es en España pero aquí lo llevan muy a rajatabla. Se calcula cuánto y de qué hay que cazar cada año para mantener las poblaciones de los distintos animales de una manera sostenible. Y se aprovecha toda la carne. Por lo visto desde que se extinguió el lobo en Alemania la caza es más necesaria que nunca. Si no habría sobrepoblación de ciervos y no tendrían qué comer.

      Pero por lo visto está volviendo el lobo así que lo mismo se les acaba el chollo…

  8. Madre Tigre siento decirte que te han jodido. Hay vicios manejables como el alcohol, el tabaco y hasta el punto de cruz obsesivo compulsivo, pero un cazador nunca lo deja el 1 de Enero. En todo caso de Marzo a septiembre si no sale paso de la paloma, descaste de zorras o venao de berrea, sin hablar de las esperas de verano, que en palabras de sousinho siempre son las mejores. Solución intermedia, no necesitas de licencia de caza ni de habilidades sociales y lleva el extrabonus de q no te separaras del Maromen: una cámara de fotos con un buen objetivo y un trípode y a inmortalizar los momentos. En esas cosas siempre hay mucha perigalla con sombrero de plumas y mas vale atarlos corto! y las niñas a disfrutar que es lo suyo!!!

    1. Si al final vas a tener tu punto y todo… Lo de cámara y el trípode me ha gustado. Lo que necesito es una babysitter para las pequeñas que están todavía un poco tiernas para tenerlas cinco horas en el puesto a diez grados bajo cero… ¿Te apuntas?

      1. ¿Por qué cazar a 10• bajo cero cuando puedo cazar a 15•C con un sol estupendisimo? Tigre, por suerte o por desgracia vivo en medio de una Reserva Nacional de Caza. Si quieres probar la experiencia el año que viene te mando el calendario de mi Sociedad Deportiva y buscas un finde para venir, que tengo puesto gratis y todo. Por la babysitter ni preocuparse, se quedan con el Gremlin!

  9. Leo este post después de leer el del “niño rey,” y menos mal que te sientes segura en Bavaria, si no no sé cómo gestionarías ese stress… :) Pero te entiendo, en menor medida creo, pero yo también tengo muchos más miedos desde que soy madre (y eso que nosotros no cazamos ni nada parecido).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s