Mujer blanca trol busca

MujerblancasolterabuscaAhora que las rebajas están en pleno apogeo ando como loca buscando un trol. Se rumorea en los mentideros tuiteros que un trol es el accesorio imprescindible de todo blog con ínfulas. A mí ínfulas me sobran. Lo que me falta es el trol. No hay forma. Están agotados en todas partes y las que ya tienen alguno se aferran a ellos como si fueran unos Louboutin a mitad de precio.

Para que se hagan una idea de lo que viste un trol tienen hasta su huequito en Wikipedia, la fuente de toda la sabiduría actual. Me temo que mi teoría sobre la inviolabilidad de las madres delta es acertadísima: nadie se atreve con nosotras. Ni los troles que acosan a las pobres primerizas sin piedad.

Ante la evidente escasez de troles tengo dos alternativas: pagar o provocar. Con cuatro bocas que alimentar no sé yo si el padre tigre aceptaría que incluyera una partida para el uso y disfrute de mi trol en nuestro presupuesto familiar. No me quedaría más opción entonces que provocar a ver si se anima algún trol espontáneo.

El problema es que, por mucho que me empeñe en disimularlo, soy buena madre. A pesar de perder la paciencia un mínimo de a veces y un máximo de a todas horas, soy buena madre. Aunque grite mucho más de lo que a los vecinos y a mí nos gustaría, soy buena madre. Pese a que me aburra soberanamente hacer puzles y me espanten los cuentos infantiles, soy buena madre. Por más que de vez en cuando me dé una pereza infinita hacer una tortilla de dos huevos o exprimir el zumo del desayuno, soy buena madre. Si bien castigo a mis hijas a discreción y a veces les amenazo con cancelar todos sus cumpleaños hasta su mayoría de edad, soy buena madre. Reconozco que a menudo paso de sacar la plastilina porque me puede más la pereza que mi afán por dar rienda suelta a su espíritu creativo. No obstante, soy buena madre.

Cuando me paso de borde con La Primera porque vuelve a equivocarse por enésima vez en la misma palabra del mismo dictado, aún y todo, soy buena madre. Bien que me exaspero con La Segunda cuando tarda quince minutos en poner la pasta de dientes sobre el cepillo, soy buena madre. Incluso cuando combato las rabietas de La Tercera con más severidad que empatía, soy buena madre. Y cuando La Cuarta me saca de mis casillas con su empeño por pasarse el día sentada en mis rodillas abortando cualquier amago de trabajar o bloguear a mis anchas, soy buena madre.

Soy buena madre. Ni mejor, ni peor que las demás. Con mis virtudes. Y mis defectos. Con mis momentos de gloria maternal. Y con mis frecuentes pérdidas de papeles. Soy buena madre cuando me desvivo por satisfacer sus necesidades aunque éstas incluyan poseer un unicornio lila con purpurina. Pero también soy buena madre cuando les endiño una película para tener un rato de paz aunque lo emplee en actividades de bajo contenido intelectual. Soy buena madre cuando me paso la noche en vela porque están malas y también cuando utilizo mi ración de intimidad para hacer cochinadas de adultos con su padre. Soy buena madre cuando disfruto con ellas. Como también soy buena madre cuando disfruto sin ellas.

No soy ni mejor ni peor que las que lo hacen como yo. Ni peor ni mejor que las que lo hacen de otra manera. No creo en la uniformidad maternal. La maternidad es una relación entre dos personas y como tal está sujeta a la naturaleza, el carácter y las peculiaridades de cada una de las partes. En la amistad, en el trabajo y en amor aceptamos sin pestañear que cada pareja es un mundo. No veo pues porqué en la maternidad tenemos que ser todas iguales.

Es cierto que hay ciertas prácticas o actitudes que son positivas en general y que no está demás intentar mejorar cada día. En el trabajo. En tu relación de pareja. En la amistad. Y en la maternidad.

Pero no nos olvidemos nunca de que lo perfecto es enemigo de lo bueno.

63 respuestas a “Mujer blanca trol busca

  1. Chica, el primer paso para poder tener un troll es permitir los comentarios anónimos.

    Porque, querida, los trolls no son seres del extrarradio ni países lejanos, no… los buenos trolls son en el 85,3% de los casos personas conocidas.

    Vamos, que con la mejor intención iba a insultarte un poco para darte una alegría y no he podido!!!

      1. Lo dice el mensajito que me sale diciendo que introduzca una cuenta de mail para publicar…

        Que una cosa es dejar un par de insultos y otra crearse una cuenta sólo para poder hacerlo!!!

          1. Una cuenta de trolleo son palabras mayores! Además, se me da fatal, soy tan despistada que dejaría los trolleos con mi cuenta buena la mayoría de las veces.

            Por cierto, eso tiene nombre, se llama hacer un GEMAGÉ…

  2. O.K totalmente de acuerdo y si convencente eres buena madre. Y dejate de pedir que sólo te faltaba un troll ya para ser la reina del cotarro, pero yo soy primeriza y no tengo…

    Por cierto así sin acritud, pero estoy loca o este post ha sido producido para justificar alguna ataque de alguien, o me he perdido algun capítulo????

  3. Así que andamos buscando un troll eh? Pero no sabes que eso no puede forzarse? Qué así soló consigues trolles de tercera mujer, al troll no se le busca, es él el que te encuentra a ti. Pero vamos que no entiendo ese gusto insano por tener descerebrados en casa. No si al final va a ser que te aburres con 4+ maromen + socios….
    Confiesa, la niñas llevan una temporada portandose bien… ;-)

    Si aún así sigues queriendo adoptar un troll, prueba a poner a parir a Dukan, los homeopat-osos y amantes varios del actimel, luego coge un libro y sientate a esperar que verás como no vas a llegar a terminar el prologo.
    Suerte ; -D

  4. ¡Menudo alegato! Así no consigues el trol en la vida.

    Aunque, en cualquier caso, si con las entradas anti Carlos no aparecieron… es que ya no van a venir. Asúmelo. Tampoco pasa nada, la Novata no tiene trolls y tiene un puesto mejor que la Gremlin en Madresfera, ¿no?

    Pues eso.

    1. ¿Pero tú has visto como dibuja la novata? El problema es que no tengo más talento que explotar que el camorrismo. Yo lo que quiero es batirme en duelo con la gremlin. Y para eso necesito un trol. Con urgencia.

    2. ¡Tomayá! No había leído este comentario… que sepas que resuena en mi cabeza con tonito nini-nini “la novata no tiene trolls y es mejor que la gremlin” le ha faltado decir “¡chincha!”. Y luego pretende la de zaragoza que me lleve bien con ella.
      Contenta me tenéis esta tarde…

  5. Yo me crié en unos boards de un músico americano cristiano vegano que permitía los trolls, por aquello de la Libertad de Expresión.
    JesusEatsFish era de los mejores. Puro troll.
    KillJesus vivía en Florida. Se ve que la temporada de huracanes le afectaba terriblemente.
    Allá conocí a mi troll, un inglés que sigue conmigo por que le gusta cocinar y se presta a traducirme o a corregir mi inglés. Es el único hombre que conozco que sabe dónde tienen las mujeres el Punto G: entre el punto F y el Punto H. (gran frase troll!!)
    Pero el más popular era Turing. Si te cuento su historia, no hay kleenex suficientes.
    Lo que te quiero decir, es que detrás de todos esos troll, había personas de carne y hueso que tenían problemas. Personas normales que intentaban llevar su vida adelante. Los hijos, la esposa, sólo había que rascar un poco para ver qué pequeńos héroes de la vida cotidiana eran.
    Como tú querida mamátigresa.
    Tu eres tu propio troll.

  6. ¡Cuánta razón tienes! Bueno, que tampoco es que sea una novedad que tú tengas razón o por lo menos que yo te la de… que lo mismo… no es lo mismo… pero a mí me vale.
    Es que tenemos demasiado arraigado el sentimiento de culpa con esto de la maternidad, supongo que a alguien le interesa que esto sea así, no lo sé. Lo mismo ando más conspiranóica que de costumbre.
    Estoy contigo. Sé que hay cosas que debería mejorar pero en general coincido contigo y con tus descripciones y por eso sé que yo también soy una buena madre… (o eso espero…) ;-)
    Bss tigre.
    PD.- Después de comer ayer con otra mamá bloguera-emprendedora-tuitera y del club de #ALCDLC … ¡¡cómo echo de menos ese café que nunca tomamos!! ;-)

  7. La maternidad se comió mis neuronas. He tenido que leer dos veces lo de troll para entenderlo…o casi. Y eso que me dedico al mundo de Internés, y encima desde hace poco también soy mami bloguera.
    En fin, déjate de trolls, mother tiger, y sigue escribiendo como lo haces. Que yo no sé bien cómo funciona el ranking de Madresfera, pero lo que sí sé que en mi humilde ranking estás entre los Top 10.
    Besetes tigresa,

    K

  8. Yo estoy segura de que eres una madre excelente, con toda esa tropa estás segura de querer apadrinar un trol? Ten cuidado con lo que deseas… Yo soy feliz con mi segundo aniversario de blog y sin trols a la vista.
    Un besazo,
    Marialu

  9. Oye, hoy no me voy a meter en si mereces un troll o eres buena madre. Lo que mas ilu me ha hecho de la entrada de hoy es que con cuatro todavia se pueden hacer cochinadas de adulto.
    Yo pensaba que con el tercero que llegara ahora y con el mayor que pronto dejara de dormir siesta ibamos a tener que, o bien renunciar o bien ponernos el despertador a las 3 de la mañana.
    :)

  10. Gran entrada, es cierto, somos buenas madres, a pesar de nuestros errores, de que a veces, ser madre sea lo más difícil del mundo, y somos buenas madres, porque ponemos todo nuestro empeño en ello, cada una a nuestra manera, y menos mal!!
    Suerte en tu búsqueda!

  11. Te hace total ilusión tener un troll así que venga… ¿Eres una buena madre? ¡Pues deja de escribir y ponte a cuidar a esas cuatro pero ya! ¿Crees que es ser buena madre parir tanto en estos tiempos? ¿Crees que es ser buena madre tener un blog y competir por estar entre las primeras diez de la maternidad?
    Ser buena madre radica en dedicar el tiempo a sus hijos no en buscar chorradas para hacer reír a los demás.
    ¡Nada de querer un troll y luego justificarse de todas las maternidades son igual de buenas! ¡Leches! Eso no existe. Existe la de la teta y el biberón, la que aplica el Estivill y la que colecha, la que te pone a parir y la que te venera.

    ¿Así que define? ¡De que tipo de maternidad eres de la que presumes y te diré de lo que careces!

    1. está claro que en estos días no reina la cordura cuando se trata de tener un blog maternal con humor tan complicado veis algunos el que se pueda, hablar de la maternidad desdes un punto de vista con un poco de picante.
      Si tiene 4 no es tu problema sino el de ella que es ella quien los cría y si le da rara o biberó o estivill o su madre también.

      Y ha pedido un troll no alguien dispuesto a falta por faltar digo yo!!!

    2. Uhhhh qué miedo de troll!!! Al menos métete con ella por vivir del marido e inventarse una start-up para fardar ante sus amigas españolas, cuando como buena alemañola está en casita leyendo revistas y pintándose las uñas… anda trae para aquí el teclado que ya troleo yo… si es que…

  12. Lo de los trolls está muy sobrevalorado, la mayoría son los propios bloggers dándose cera para aumentar comentarios… no lo sabías ;-)
    Además, quien va estar tan loco de meterse con una mamá de 4 NIÑAS medio alemana??? jajajajajajajajaa besos hermosa!

  13. Amiga Tigre,
    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Un blog no es NADA sin trol. Y esto es así.
    ¿Qué hubiera sido de David el Gnomo sin un trol? Todo el día haciendo el bien…curando, comiendo pasteles, por el amor de dior, tanto melaza aburre. Mucho.
    Por eso, he llegado a una conclusión. Los trols no existen. ¿te acuerdas de quienes son los reyes, Papa Noel o el mismísimo ratoncito Pérez?…pues tengo la misma opinión de los trols, son los padres del blog, que ansiosos de tener vidilla y debate, se autoinsultan gratuitamente.
    No se lo digas a nadie.

  14. Jajaja, cuánto te quieren tus amigas que hasta fingen ser trolls para animarte el dia! Desmadrosa, siento decirte que se ha notado, al menos yo me he dado cuenta enseguida… ¡si es que la has criticado casi con cariño!
    En cuanto al post, me ha encantado. Pero soltando discursos tan inspiradores no vas a conseguir ningún troll. Sólo admiradoras, como una servidora. Un abrazo.

    1. Es que no puedo ser hijapu con la tigre si es mi amorrrrrrrr además este post es para “unir bandos” oiga quién lo quiera ver así estáaa maaal de sus ojitos :P y bueno se me noto y eso que intenté camuflar el acentazo jajaja pero me divertí como enana

      1. Pero qué par de hermosas estáis hechas. No me voy a ablandar que si no se nos aparece la Gremlin y nos fastidia este momento tan tierno. Aunque en realidad el espíritu de equipo maternal nació en su casa, de ahí el #chocaesoscincohermosa

        1. Sí, la Gremlin se aparecerá como Verónica en el espejo… a estas horas nocturnas e indecentes. ¡Me vas a soñar! Y ahora en serio ¿me estás diciendo que tu favorita es una tiparraca que escribe “hijapu”? Si por lo menos pusiera hijaputa, tendría un pase ¿pero “hijapu”? Alucino. En serio. Lo nuestro se acabó.

  15. Oooh, veo que llego tarde al tema troll. Iba a darle caña al asunto pero no me deja publicar como anónimo :) Trolles aparte, una cosa es cierta, y es que el empeño que las propias madres parecemos tener por tipificar la crianza y etiquetar a las madres es incomprensible. ¿No somos las primeras que decimos que encasillar a los niños y ponerles etiquetas no es bueno? y que en la diversidad y la variedad está la riqueza. ¿Entonces por qué nos empeñamos en hacerlo con otras madres? Parece que queremos construirnos muros en lugar de puentes, y veo el valor de lo segundo pero ninguno en lo primero.

    1. Me voy a tatuar tus comentarios. Es lo primero que me sorprendió cuando me uní a la blogosfera maternal aquel día fatídico del sueño infeliz, que hubiera bandos y que se lanzara tanta bilis.

      Madres somos todas y todas hacemos lo que creemos que es mejor para nuestras criaturas. Basta ya de tanta acusación y más #chocaesoscincohermosa.

  16. Vale, quieres un troll, pues te voy a dar unos consejos mágicos para que te entren en el blog a saco. Habla de Estivil y sus bondades, como te han dicho por ahí arriba pon a parir la dieta Dunkan, habla de lo “hierbas” que son las que parén en casa, pon a parir el colecho, habla de lo malo que es dar la teta, habla de lo estupendamente que se vive en alemania y de que los españoles tenemos lo que nos merecemos por ser todos flamencas y toreros, explica lo maravilloso que es ser una “ama de casa” que va al gimnasio y se pinta las uñas y que tiene “chica” para que la recoja la casa y nani para que le cuide a las fieras mientras dás lecciones de economia mundial y hablas de PIB haciendo quedar como paletas al resto de las madres….ahora junta todo eso en un post, y disfruta de las boniteces que te van a decir…rieté tú del comentario de la peineta y de la desmadres.

    1. Uff, es que siendo madre de 4 cualquiera te tose… Vamos yo cada vez que mi hija me saca de quicio me acuerdo de ti y pienso que menuda madre pusilánime soy que no puedo ni con una.
      Me uno a los comentarios de arriba, defiende a estivill, pon a parir el colecho y di que Carlos González es un moñas. Si aún así no te sale un troll, tira la toalla

  17. Por dios, menudo post, primero pides un trol y luego haces una exposición de libertad maternal. No ha sido buena idea, lo que tienes que hacer es ser más matrix. Tu halo de madre experimentada te protege, a lo mejor si vendes a la cuarta o pones a la primera a trabajar conseguirías un buen trol, pero por ahora tendrás que conformarte con nosotras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s