Lo que el viento se llevó

Gone with the wind¡Ay señor! No es que es que el viento se haya llevado cosas. Que lo ha hecho. Mis ganas de vivir y el poquito control que todavía ejercía sobre la generación espontánea de pelusas, entre otras cosas. Fue llegar el viento, tumbarme con una gripe de aúpa, y empezar a proliferar los malos hábitos por doquier. Yo tenía una blog en el que escribía con pasmosa frecuencia, una casa en la que reinaba un cierto orden, unas niñas que iban planchadas por lo menos dos días de cada tres y unas rutinas de higiene que mantenían a raya la fauna y la flora de puertas para adentro. Yo tenía una vida. Plena. Y llena. Muy llena.

Luego vino el viento. No sólo me arrancó de cuajo de mis cimientos marujiles, sino que además tuvo a bien devolverme a mis espirales de compulsión y desenfreno. Vino el viento, con más tarrinas de helado de las que un ser humano debería consumir, y con viejas series. Muchas series conocidas que había aparcado en el olvido aquel día grandioso en que decidí levantarme muy digna y gritarle al mundo “Me llamo la madre tigre y soy serieadicta”. Una semana ha pasado. Una semana en la que me he visto dos temporadas de Anatomía de Grey, otras dos de How I met your mother, otra de Glee, media de Six feet under y una y media de Gossip Girl. Casi nada.

Y aquí me hallo desconsolada redactando un manifiesto para la lapidación inmediata del peluquero de Dan Humphrey y Chuck Bass. Inmersa en sueños calentorros con el Dr. Hunt y más internos de los que quiero recordar. Al borde del ataque de nervios cada vez que me tengo que tragar la musiquita desquiciante que tanto me recuerda a la de Dexter, y despertándome con sudores fríos cada vez que pienso en ese esperpento musical que llaman Rachel Berry.

Ahora resulta que ver series es cool. Son muchos los que se declaran expertos en la materia mentando casi siempre a Los Soprano y Seinfeld como los precursores de la era de las series y orinándose en las enaguas con Homeland. No seré yo la que vilipendie la merecida reputación de estas grandes series pero queridos míos los serieadictos de verdad, los de toda la vida, nos curtimos en otras batallas.

Un serieadicto de casta creció viendo Flamingo Road, Canción triste de Hill Street, MASH, La Ley de Los ÁngelesDallas y Dinastía. Desayunábamos con Santa Bárbara, comíamos con Falcon Crest y cenábamos con Remington Steel. Vimos Luz de luna, nos reímos con El Súper Agente 86 y nunca renegamos de Se ha escrito un crimen. Nos tragamos Embrujada y La Familia Addams sin rechistar y en verano hacíamos la digestión con El Coche Fantástico, El Equipo A y El Superhéroe Americano.

Nos iniciamos en los sitcom con Bill Cosby y los vimos todos pasando por Arnold, Los Problemas crecen, Juzgado de GuardiaAlf, Cheers y aquella de Michael J. Fox donde Mónica Geller hizo sus primeros pinitos. Luego vinieron los tiempos de Aquellos maravillosos añosBlossom, Padres Forzosos , El Príncipe de Bel-Air, el cansino de Steve Urkel y, por supuesto, la grandiosa Roseanne. Los pioneros Canal + tuvimos la gran suerte de ver las primeras temporadas de Friends, Dawson’s Creek, los mentados Soprano y Se@o en Nueva York antes de que se convirtieran en fenómenos de masas pero no dejamos de ver otras series menos conocidas como De repente Susan o El Secreto de Verónica.

Para el drama nos bebimos Twin Peaks, aunque nadie sabe todavía quién demonios mató a Laura Palmer, sufrimos más que su padre cuando Brenda perdió la virginidad, vimos los inicios del Dr. Mancini y no dejamos de ver el grandioso spin off Modelos, ni a la sosa aquella de Felicity.

Y todo esto lo hicimos antes de 24 y Prison Break. Mucho antes de Entourage, Arrested Development y Weeds. Para llegar a Lost tuvimos que pasar por Huff, Freaks and Geeks, Damages y The O.C. Es cierto que vemos Mad Men, Downton Abbey y The Good Wife pero también vemos Misfits, The Office y 30 Rock. Entre otras cosas. Porque nosotros, los serieadictos de toda la vida, lo vemos todo. Sin excepción.

43 comentarios sobre “Lo que el viento se llevó

  1. JOder me acabo de dar cuenta que he sido una serieadicta en toda regla, he chupado tanta tele… eso sí reoncozco que tu última tanda ya no tanto por que en mi vida universitaria pase de la tele. Pero te confieso que según has ido nombrandolas me he acordado de caras y de hasta bandas sonoras jajajaj.
    Bienvenida al mundo bloguero otra vez, y a tí no hay viento que te quite tu merecido lugar…un placer volverla a leer

  2. Jajajaj todo todo todo!!! no me perdía ni una y ahora que no me queda tiempo ni para c—r a gusto, sueño con retomar el hilo de todas aquellas series que dejé a medias. Porque antes veía todos los días 3 o 4 series, al día siguiente que en los USA o donde fuese que las echasen, con o sin subtítulos, me daba igual. Como tú me he tragado varias temporadas en un sólo fin de semana maratoniano y no le hago ascos a casi nada, bueno a algo sí, tengo vetadas las series de médicos, enfermos y dramas varios por hipocondríaca jejeje

    Bxssssss

    1. Yo me desenganché por eso mismo, porque andaba como una local bajándome episodios al minuto de que los pusieran allende los mares… No era vida.

      A mí tampoco me viene demasiado bien lo de las series de médicos pero no me resisto. Las veo todas. Y así me va que estoy como las maracas de machín…

      Besos hermosa a ver si descansamos un poco que llevamos muy mala vida.

  3. ajajaja.. compartimos enfermedad. Odio la gente que se las da de guay y solo ve series de moda o de calité. Yo tambien tengo miles de horas de tele y cine a mis espaldas. Yo solo tengo dos máximas para ver una serie. Que me enganche ,como mucho, al tercer episodio y que salgan chicos guapos. PAra ver tios normales o feos, puedo salir a la calle. He hecho alguna excepción, lo reconozco, sobretodo en las comedias, pero muy pocas.

  4. Estás pero no estás… que nos conocemos.
    De todos modos sí, tienes mucha, muchísima razón. Somos una generación con una cultura audiovisual creciente que hemos ido desarrollando de manera intensa y concienzuda. Nunca hemos hecho ascos a una buena peli, pero hay momentos en los que una serie es lo que nos pide el cuerpo y ya se sabe que el cuerpo es muy sabio…
    Te dejo dos en las que ahora me hallo inmersa: Games of thrones y The Boss que creo que ya conoces pero que en estos momentos de mi ajetreada existencia… me tienen sorbido el seso.
    Bss hermosa ;-)

    PD.- Y estas pausas tan largas no me las repita usted mucho… he dicho!

    1. Game of thrones es ahora mismo lo más en mi ranking de series. No en vano me leí todos los libros en cosa de un mes. La primera temporada la he visto unas cinco veces. La segunda unas tres. Y aquí estoy esperando la tercera como agua de Mayo.

      The Boss me la apunto para cuando me ponga al día de todas las que dejé a la mitad cuando me desintoxiqué.

      Besos hermosa. Intentaré no faltar a mis citas cibernéticas.

  5. Sile, sile, sile…por el amor de Dior, todas! las que nombras la he visto todas! Soy una serie adicta latente!! Y ahora también voy loca con Juego de tronos, me estoy acabando el quinto libro.

    Gracias por el diagnóstico de mi serie adicción y me alegro de que estés recuperada. Lo de que dejaras de escribir solo podía ser fuerza mayor o Los Mayas…

    http://lamadreninja.blogspot.com.es/

    1. ¿Todas? Muy bien querida ninja, me siento como el mentor de Karate Kid. Lo de Juego de Tronos es peligrosísimo, tiene un altísimo poder de enganche. Ya me comentaremos cuando te acabes los libros. De momento hay seis ¿no? Espero que el autor no se muera antes de publicar el séptimo.

  6. Remington Steele!!! Que recuerdos :)
    A mi me da miedo empezar serie nueva porque luego me trago todos los capitulos seguiditos: Sofa, manta, mando y bolsa de chips y ya puede arder Troya que ni me entero…
    Te faltan Private Practice, Revenge y yo me muero tambien por las de polis (Castle!!). Ah! y aqui hay una nueva de enfermeras que ya me ha enganchado y estamos en el capitulo 2!
    Que bien saber que no estoy sola :)

    1. Son todos los están pero no están todos los que son. Fíjate tú que a Private Practice no me he enganchado todavía. Pero dame tiempo. Llegará. Y de Revenge ni he oído hablar. Otra para mi lista de futuribles. ¡Enfermeras! Las de médicos y sucédaneos son mi perdición…

      Besos hermosa.

  7. Volviste? Te curaste?
    Ahora soy yo la que está con bronquitis así que voy a tomar nota por que la tele croata sólo nos pone reposiciones(Kojak ví el otro día KOJAKKKK!!! ) y el cable tiene la Fox dando cańa todo el rato.
    Tenemos que ir pensando en unas semanitas de Spa y jalea real que viene la primavera!

  8. Como se nota el doble X, jajaja. Galáctica, Buck Rogers (creo que se escribía así), V, el equipo A, Mc. Giver, barrio sesamo…
    Que tiempos aquellos quep podíamos tirarnos viendo series todo el día… Ains
    Bienvenida al 2.0 de nuevo.

    1. V fue una de mis favoritas de la infancia. Con Mc Giver tuve la típica relación de amor odio. Pero desde luego me faltan clásicos masculinos como Corrupción en Miami y Los Hombres de Harrelson. En 700 palabras no me cabían todos :)

  9. ¡Soy de las tuyas hermosa! aunque te faltó el chico con Sindrome de Down: Corky….la de “Sisters” un clásico de los ochentas, ER (la emoción no puede faltar y Clooney menos) y hoy por hoy si no has visto BREAKING BAD no eres nadie :P

    BESETESSSS y ya te echaba de menos

    1. Corky lo menté en su día, un gran clásico de los Domingos por la tarde. Y ER desde luego y Chicago Hope también. También me he dejado dos enormes y no me lo perdonaré nunca Vacaciones en el mar y Hotel. Amén de Dra. en Alaska.

      Besos desmadrosa. Vuelve pronto. La distancia me está matando :)

    1. Pues mira de Las Chicas Gilmore vi algún capítulo que otro cuando la ponían en verano en la dos por las mañanas pero he puesto sobre todo series de las que he visto todos o cuasi todos los capítulos. Y esta me falta. Cualquier día me pongo al día.

  10. Ay madre! Yo que ahora reniego de la tele, que a lo sumo veo algún capítulo de.. ummm… Famila, Gran Reserva, Modern Family… me acabo de dar cuenta de la de series que me he tragado. Seguía todas o casi todas de las que has dicho al principio, imagino que las de hace más tiempo. Qué tiempos aquéllos. Ahora, no me preguntes por series actuales de moda que no conozco ni una :( (así evito el vicio)

  11. Jajjaja…perdona que me ría, pero es que esta mañana,mientras me tomaba el café a las 7:00 emitían un capítulo de Allie Mcbeal y he pensado, dónde había quedado mi yo serieadicto…me las he tragado todas, to-das: las ochenteras, noventeras e incluso de inicios de siglo…pero llevo unos años que no puedo ver tele. Me quedo frita…tan solo American Horror me mantuvo despierta…
    Por cierto…¿alguien recuerda Kate & Allie?…me encantaba.

  12. Exactamente, los serieadictos somos así! Jajaja
    Que grandes recuerdos me han traído este post. De las recientes, sin duda, me quedo con Lost! Y de las pasadas… Friends!!

    1. Friends es lo más de lo más. No sé cuantas veces me he visto las 10 temporadas seguidas y cada vez me río más. Lo de Lost… Por supuesto que me enganché vilmente pero esa última temporada no se la perdono ¡qué fiasco!

  13. Acabo de envejecer -o rejuvenecer- (dependiendo si te leo de arriba a abajo, o de abajo hacia arriba) con todas las series. Qué grandes series han pasado estos años, y cómo nos reíamos antes con las comedias. Güelcom Tigresa!

  14. Jo, pleno al 90% ¿Se puede decir eso? Pero te ha faltado Treinta y tantos, mi pobre Hope, que ha quedado para películas basadas en hechos reales de Antena 3 a mediodía los fines de semana.

  15. Y éramos capaces de seguir “Doctor en Alaska” aún cuando en La2 le cambiaban el horario de forma aleatoria y sin previo aviso..
    Seriadicta con todas las letras..

  16. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s