The choice

The choiceLos astros madresféricos se han alineado. Toda una constelación de blogs con una preocupación común: En qué manos dejar la educación de nuestros retoños. Las hay que se lo curran mucho. Otras optan por técnicas más esotéricas. Y los de más allá aprovechan para remover conciencias. En mi caso la cosa estaba clara: el colegio de la esquina era lo suficientemente bueno, relativamente bonito y barato. Muy barato. Tanto como para pasar el test del por cuatro. Que no es poco.

No les voy a engañar, yo he recibido una educación de esas que cuestan un riñón. Colegio inglés, universidad privada, veranos allende los mares, máster fuera de España y una legión de profesores particulares de idiomas varios. Un lujo. Asiático.

Pero para mis niñas, por razones tan variadas como la escasez de euros, la comodidad y su brillante futuro, he elegido la educación pública. En Alemania. Y de eso vengo a hablarles hoy. Empezaremos por ese proceso otrora trivial que se ha convertido en la pesadilla de todo padre de ciudad española: la elección del colegio. Aquí, en Baviera, nos lo ponen fácil.

La educación bávara es la mejor de Alemania y una de las mejores de Europa. No es la finlandesa. Pero casi. En Baviera la educación, la buena, es la pública. Existen los colegios privados pero son pocos. En general son para extranjeros, expatriados o para niños pudientes alemanes que han fracasado en la pública. No está especialmente bien vista y es carísima. Las familias bávaras, independientemente de su condición económica o social, eligen la educación pública para sus hijos.

La educación bávara es como los alemanes, austera y robusta. Lenta pero segura. Sin florituras ni estridencias. El colegio se empieza con seis o siete años. El año antes de que tu hijo alcance la edad escolar el estado bávaro te manda una carta comunicándote que a tu hijo le toca empezar el colegio. Te dan un número de teléfono y unas fechas en las que debes llamar para concertar una cita para la evaluación médica del niño. Las fechas las reparten según la fecha de nacimiento de los niños para que no todos los padres de la ciudad llamemos el mismo día y colapsemos la centralita. Cuando te llega el turno, llamas, te atienden muy amablemente y te dan el día y la hora para que lleves a tu hijo a la evaluación. Por si acaso te recuerdan los papeles que tienes que llevar: Un cuestionario sobre temas de salud del niño, el libro médico donde aparecen selladas las revisiones rutinarias y el librito de vacunación del churumbel.

El día D a la hora X te personas en las instalaciones donde evalúan a todos los niños de la ciudad. Casi no hay que esperar. En la evaluación les hacen pruebas básicas de equilibrio, coordinación, razonamiento y madurez. Les piden que escriban su nombre y que dibujen una persona. Les revisan también la vista y el oído y comprueban que has cumplido con el calendario de vacunación. Si todo es normal, te dan el certificado de aptitud para empezar el colegio.

Entre tanto el estado bávaro te manda otra carta donde te informa del colegio que te toca y el día y la hora a la que tienes que ir para matricular a tu churumbel. Te recuerdan también que tienes que llevar el certificado médico de aptitud y un cuestionario con los datos del niño. Si por lo que sea has decidido llevar a tu hijo a un colegio privado es tu responsabilidad comunicarle al estado bávaro que no harás uso de la plaza que te corresponde. Si no, el día H a la hora Y te personas en el colegio con tu niño donde te están esperando para rellenar la matrícula. Mientras una persona te atiende con el papeleo hay otra que dibuja con tu hijo y charla con él para comprobar que no necesita algún refuerzo de logopeda, etc.

A la salida un escuadrón de madres suele haber organizado tarta, café y algún detalle para que el primer contacto de los niños con el colegio sea agradable. A La Primera le regalaron una maceta con semillas de girasol y un calendario para ir tachando los días hasta su primer día de colegio. También te ofrecen información sobre la oferta de extraescolares etc. En junio, La Primera recibió una carta manuscrita de una niña de segundo que le invitaba a la fiesta de fin de curso y se ofrecía a enseñarle el colegio.

Los colegios se asignan por el código postal. Ni puntos ni gaitas. Te toca el colegio más cercano. Me falta sitio en este blog para enumerar las ventajas que esto conlleva. La idea es que en la medida de lo posible los niños puedan ir andando al colegio. Te animan desde un principio a que los niños vayan solos al colegio. En la primera reunión de padres vino un policía a explicarnos que el número de accidentes de escolares camino del colegio es ínfimo, nos dieron un folleto con las normas básicas de circulación que debíamos enseñarles y a cada niño le regalaron un chaleco reflectante.

Si los llevas tú te piden que no lo hagas en coche. Por un lado se evitan los atascos a la entrada del colegio, mejora la seguridad y además consideran que es bueno que el niño haga ejercicio y respire un poco de aire fresco antes de empezar las clases. En los cruces peligrosos de camino al colegio hay jubilados que se encargan de parar el tráfico. La primera semana de colegio hay policía en todos los cruces para ayudar a los niños y asegurarse de que es seguro para los más pequeños.

El colegio es completamente gratis. Los libros de texto, que se utilizan varias veces, también. Sólo hay que  comprar el material fungible como lápices, gomas y cuadernos. La lista completa que te da la profesora no suele superar los treinta euros. Además, en la primera reunión de padres, se suele hacer una “caja” de la clase de donde se financia cualquier cosa extra, como excursiones, mercadillos, material especial que a la profesora le parezca oportuno, etc. El importe de esta aportación se acuerda entre los padres, no es obligatorio. En nuestra clase han sido cincuenta euros para todo el año. Y sobra. Lo gestiona una de las madres. No hay ningún coste más. Es decir, tengo a mi hija escolarizada en un colegio estupendo por menos de ochenta euros al año incluyendo extras.

El colegio ofrece además una serie de extraescolares sin ínfulas como jardinería, arte y teatro. Gratis.

El año pasado nos mudamos a mitad de curso. Cambiar a La Primera de  colegio en Mayo me costó exactamente una llamada de teléfono. De hecho me equivoqué y llamé al colegio que no era. Una señora muy atenta me comunicó que no era ese el que me correspondía y pasó la llamada al colegio que sí que nos tocaba. La secretaria me dijo que no había problema, me pidió que le mandara un email con el nombre de la niña y si quería dar religión católica, protestante o ética y nada más.

Aproveché para pedir que la metieran en una clase concreta porque ya conocía a una niña y lo hicieron. A los diez minutos me llamaron del otro colegio para decirme que el colegio nuevo se había puesto con en contacto con ellos y me pidieron que les mandara el certificado de empadronamiento por fax cuando lo tuviera. Nada más. No tuve que salir de mi casa. Un viernes salió del colegio viejo con una bolsa con sus cosas y el Lunes le estaban esperando en el colegio nuevo.

La cantidad de años de vida que le he ganado a la vida ahorrándome la elección de colegio no tiene nombre. Pero claro, no es oro todo lo que reluce. Mañana hablamos de lo académico. Y de los horarios, que son de traca.

29 respuestas a “The choice

  1. Hija, se me saltan las lágrimas. 20 años llevo diciendo q a los niños no se los debería escolarizar antes de los seis años.

    Lo mas triste es q en mi infancia el colegio era en España como lo narras. Qué retroceso, señor!

    1. Eso mismo me pasa a mí cuando oigo tanto despropósitos de la educación española. Si hace nada estábamos divinamente con nuestra EGB y nuestro COU que te ibas fuera y estaba todo chupado…

      Aquí hasta los seis años lo único que hacen es jugar, no tienen que aprender nada. Con seis o siete años empiezan por el 1 y por la A, desde cero.

      1. Asi empecé yo y en tres meses escribía y leía perfectamente. A esa edad se está maduro para aprender.

        He visto a mis sobrinos ir con tres a la escuela y a los seis no habían aprendido casi nada…

  2. Igualito que en tierra patria… Gracias por enlazarme para mi fue un autentico trabajo buscar cole,me lo tome en serio y entonces descubrí todas las miserias el sistema escolar de este país, por eso no pienso parar de protestar por ello. A pesar de mi peripecia mi hijo ha terminado más o menos donde quería y cerca de casa, no creo que vaya solo hasta los 12 esto es otra jungla querida.

    Es un placer leerte y en esta caso morir de la envidia aunque me temo el post de los horarios…

  3. esto lo pones para q te digamos q guay q guay mari, dar envidia, fardar o simplemente para joder.
    porque yo creo q no lo pones para elevar nuestra cultura general AMOSANDA!

  4. Te odio. O mejor dicho, me odio. Me equivoqué de país. Y tantas calvas que me salieron por buscar un buen colegio, y luego no poder meterla en el francés. Argh!! Cuanto más hablas de Alemania, más ventajas le veo, por lo menos, en lo relacionado con el colegio.

  5. Cada quién habla de como le va en la feria…yo soy de las tuyas en cuanto a formación personal y claro en mi Lionville olvídate no sólo por cuestión de euros si no porque los colegios privados no son de excelencia…así que me tocará luchar como todos (claro cuando no cuento con puntos de nada) pero algo bueno es saber que la educación pública es buena aunque el sistema de asignación no lo sea. Un besote desmadroso

  6. Pues yo doy fé que lo que dice la madretigre es verdad y no sólo en Alemania sino que es el sistema que se utiliza en casi toda centroeuropa y durante más de 100 ańos.
    Claro, cada país tendrá sus peculiaridades, pero es que en Espańa se ha destruído el modelo público y se ha potenciado el privado(yo soy nińa de estudios privados más no me puedo identificar con la tigresa).
    Aquí van al colegio públicos todos excepto algún extranjero; como estoy en zona de Embajadas tenemos una compańerita rusa y una medio americana, y hay australianos, israelies etc…, y efectivamente, te toca por Zona donde vivas, yo llegué en Agosto y en Septiembre tenía plaza. Y cambias de colegio y todos son iguales como los IKEAS.

    Una pregunta para tigre: No tenéis los tres primeros ańos clase por la tarde? Acá sólo si la madre trabaja, a mi me dejaron a las nenas para que reforzaran el idioma y en un ańo lo hablaban sin problema.
    Y los cuatro primeros ańos la misma maestra. Y alemán e inglés como idiomas.

    Aparte hay muchos extraescolares para que los nenes saquen adelante sus aptitudes: idomas, música, baile, gimnasia, badminton, fútbol…En el colegio. Algunos son gratis.

  7. Claro..habrá que contar lo de los distintos coles y si son excluyentes o discriminatorios como a algùn aleman he oido decir que son. No me gusta demasiado pero es cierto que fácil lo ponen y no tienen tonteria social estos germanos, para bien o para mal. Creo que como todo allí es práctico y nada al estilo español.

  8. Impresionante, dan ganas de coger la maletas y plantarse en Baviera ya!! sin embargo ya he visto en otros blogs los inconvenientes de los coles alemanes y creo que para madres trabajadoras full time como yo no es lo mas conveniente, verdad? Obviamente no se puede tener todo…
    Ya en unos años me tocará hablar de los coles ingleses, miedito me da!

  9. Aquí el agitador social. :P

    La verdad es que da gusto un país en el que se apuesta por que la mejor opción para los padres sea una que no hace falta ni pensarla. Lo de que lo importante sea dónde vives… lo mejor del mundo.

    En cuanto a lo de la escolarización a los 6 años… en España es obligatoria también a los 6. Nadie te obliga a llevarlo antes. Debe de ser lo único que coincide con lo que has expuesto, así que me llama mucho la atención que en los comentarios se incida tanto en ello.

    Sobre la edad de la escolarización, mi opinión difiere mucho de la de Mrs. Primark y otros muchos. Por mí, pasado el primer año, cuanto antes vayan a un cole, mejor. Eso sí, por supuesto que a jugar, a pintar, a bailar y a vivir experiencias con otros niños. Y poquitas horas. Pasarte los 5 primeros años de tu vida sólo con la tutela y educación paternal puede ser algo maravilloso con unos padres maravillosos y algo infernal con unos padres infernales. Algo de lo que quizás un niño no llegue a recuperarse nunca.

    Sin embargo, pasar en un cole infantil 4 ó 5 horas al día, no va a arruinar la infancia al de los padres maravillosos y sí le puede salvar la suya al que no ha tenido tanta suerte.

    Gracias por el enlace ;)

  10. Envidia es poca. Yo también soy partidaria de que los niños empiecen después a estudiar asignaturas pero no que vayan a centros escolares más tarde. El problema de España es que a los 3 años les sientan en unas sillas y les “imparten” asignaturas.
    Mejor nos iría si jugarán, pintarán, aprendieran como suenan los instrumentos, a bailar… Eso sí que sería productivo para nuestros hijos.

  11. Según lo has contado, a mí también me das envidia de morirte, incluídos los horarios, no me importa. Pero leo a otras madres bloggueras en Alemania, y también cuentan muchas pegas (no solo horarios). Eso no quita que la balanza se incline a favor de la educación germana, en general.

  12. Alemanes y nórdicos racionales y eficientes en cosas administrativas y de gestión como pocos. No se complican si no hace falta!
    En mi Máster he estudiado con alemanes y me chocó lo inflexibles que son, una vez que tienen una idea es complicado que puedan ver otro punto de vista. Me pregunto si es por su cultura o es algo que pillan en el sistema porque sea más metódico y estricto.
    No digo que esté bien ni mal, es algo que he visto en un número considerable de personas y me llama la atención, aunque las generalizaciones son odiosas.

  13. puedes llamar inflexible a los alemanes q conociste en tu master pero no lo extrapoles a un pais, yo soy una alemana afincada en españa, tengo algunos compañeros bastante vagos q solo quieren tomar cafe, hacer pausas de comida de dos horas y hacer lo menos posible, extrapolizo tambien a 45 millones?

  14. Jajajaja! Mentí para poder meter a mi hija en el cole que queríamos! Lo de los 3 años es una pasada, mi hija ni los había cumplido,y sí es verdad que no es obligatorio, el problema es que cuando quieras escolarizarla a los seis la meterán en el colegio que sea. Cuando fui a la tutoría con la profesora, que es estupenda, ella me enseñaba la pobre los libros y fichas de mi hija, y ya tuve que decirle que eso me preocupaba cero, todos aprenderán en su momento, yo sólo quería saber si era feliz, si jugaba y se comunicaba con los demás niños, ñ

  15. Perdón,sigo aquí, ya le tuve que aclarar que no creía en el sistema aunque apreciaba su labor. Encima me vi como tonta explicándola que mi hija tenía un fuerte apego, pues claro, con esa edad..qué va a tener! Ella está muy contenta, pero son 5 horazas! Es mucho.

  16. Se nota que los alemanes son conscientes de que la educación es uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad y apuestan por su enseñanza pública. Y por tanto, lo lógico es que cada niño vaya al colegio más cercano.
    En general, todos los aspectos que relatas en este post me parecen muy poditivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s