Flashdance

FlashdanceLa confianza en uno mismo es, como todo elemento de la naturaleza, buena en su justa medida y peligrosa en dosis elevadas. Por suerte, y por desgracia, este bien escaso corre rampante por mi árbol genealógico. En mi familia la confianza en uno mismo viene en su versión dominante, en homocigosis y con doble tirabuzón. Ya lo decían mis primas cuando aseveraban con vehemencia que andan demasiado erguidas para caer bien. No se equivocaban. Ellas son dignas herederas de los andares que hicieron famosas a mi madre y sus hermanas en la plaza de Easo.

Lo mío, sin ser tan obvio, es más un venirme muy arriba en según qué circunstancias. Ya sea con razón. O no. Que se lo digan a cierta señorita de profesión gogó que vio su performance arruinada al encontrarse su jaula ocupada en un conocido local de la capital. Dentro nos hallábamos mi amiga la de Cádiz y yo dando un bochornoso espectáculo de lo que nosotras entendíamos se debe hacer dentro de una jaula suspendida sobre miles de cabecitas a las cinco de la mañana. Que la noche acabara conmigo dando voces de loca muy loca en una comisaría era solo cuestión de tiempo. Corramos un tupido velo.

No les extrañará entonces que, aunque yo me confiese enemiga acérrima de los disfraces, las comparsas y cualquier evento relacionado con la chirigota, me apuntara alegremente a dejarme gran parte de mi dignidad en un flash mob de medio pelo. Han leído bien: Flash Mob. En mi defensa diré que la idea no fue mía sino de una amiga a quién la cercanía del la cuarentena le está sentando regular tirando a mal. Hazlo por las niñas, me dijo traicionera y antes de colgar añadió muy rápido: y ponte el dirndl.

El dirndl es ese vestido bávaro tan mono que hace seis kilos que no me pongo. Ante la mirada atónita y avergonzada del padre tigre, estirando el corsé mucho más de la cuenta, conseguí embutirme en él ayer de buena mañana y lanzarme al campo con lo peorcito de la sociedad muniquesa. Este era un flash mob a la bávara: con la vaca, el lodazal y la cerveza.

Puntuales como si nos persiguiera la menopausia, nos personamos en el descampado a las nueve y media de la mañana. No estaba yo muy al corriente de que estas cosas se ensayan. Ocupé mi lugar en cuarta fila con más sueño que otra cosa pero, en cuanto escuché los primeros compases de la canción maldita, algo me poseyó que acabó con los pocos reparos que me quedaban. Con determinación y muchos codos conseguí abrirme paso hasta la primera fila y allí me vine arriba, muy arriba. Tan arriba que me veía  yo más resultona que la quinceañera que lucía escote y rodilla a mi vera. Tan arriba que me animé a darle un toque latino a la coreografía y a cada vuelta me lanzaba en un remix de soleares y einprosits nunca visto por estos lares. Ni por ningún otro posiblemente.

Tan arriba me vine que me pareció incluso que uno de los veinteañeros del infame grupo musical me guiñaba un ojo. Convencida estaba de que el director iba a solicitar mi ascenso a chica del coro en cualquier momento para darle un toque de clase y solera a tanta mujer de vida alegre como allí se congregaba.

Gracias al cielo no hay testimonio gráfico de los ensayos y una micción detrás de un arbusto fue suficiente para devolverme el decoro necesario para evitar una catástrofe social de mayores proporciones.

Llegada la hora de la verdad, lo di todo, no lo voy a negar. Canté, bailé y aplaudí como la que más. Las niñas me miraban obnubiladas pues no están acostumbradas a este grado de desmelene en la sargento de su madre. A lo tonto pasamos un día de lo más apañado inaugurando la temporada de biergartens con el primer sol de la temporada que bien merecía una ovación.

La providencia es sabia y ha sabido ahorrarme un gran bochorno al limitar mi aparición en el vídeo oficial a la coronilla y un digno barrido de espalda. Aquí les dejo el link: yo estuve allí.

19 respuestas a “Flashdance

  1. jajajaja jajajaja Gracias por hacerme reír de buena mañana en un lunes que auguro muy gris pese al solazo.
    Pero quiero minutos en los que apareces. No vale que me trague el Flash Mob enterito, por muy entretenido que sea y no saber si te he visto o no…
    Y lo de la jaula me ha dejado loca, aunque todos tenemos un pasado… Y me has recordado mi momento: “me subo a una barra a darlo todo”, y con minifalda… ¡Ay! Qué inconscientes!!!

    1. Lo que yo espero es que no salgan imágenes o vídeos de los ensayos que fue donde realmente cavé mi tumba :)

      Lo de las barras lo he hecho bastante más de la cuenta. Barras, altavoces, escenarios y, si se terciaba, jaulas. Digamos que la noche me confunde :)

  2. Creo que mi comentario se va a limitar a un OH MEIN GOTT!!! Me sigue flipando lo mucho que les gusta a los alemanes este tipo de cosas con lo arrítmicos que son! Y coincido con el comentario anterior en que tienes que decir en qué minuto apareces!!

    1. Es verdad, carecen de sentido del ridículo. De ese que en España nos sobra. De hecho mi amiga empezó la conversación con un ya sé que a los españoles no os va lo de hacer nada en público pero… Y caí. En picado :)

      Realmente no se me ve, a mi amiga sí que es más alta por eso me veo yo pero es más bien que me adivino porque sé que estaba ahí.

  3. A pesar de que intentas tirar tu imagen por los suelos en uno de cada tres posts yo te tenía en cierta estima (nótese que no digo “alta” sino “cierta”). Te he leído, me he reído, te he imaginado en el momento arbusto -¿por qué me haces esto?-, he buscado en google lo de los einprosits, y después he hecho click en el vídeo. Hasta ahí todo medio normal.
    Y entonces me he enfadado (y eso que no he puesto el volumen porque estoy en la rebotica y yo sí tengo una imagen). Resulta que lo tuyo con el vestido de marras con tantas consontantes que no pienso escribir ES VICIO. ¡La mayoría no lo lleva! ¡Y los que dirigen el cotarro llevan la cabeza rapada! ¡Punkis que se diría en los 80! ¡Y gorras hipster! Insisto. LO TUYO ES VICIO.

    Deberías reflexionar muy seriamente sobre todo. Desde el cariño que aun me queda te lo digo.

    1. De eso nada monada. Los jovenzuelos hipster llevaban todos leaderhose, sin excepción. Por cierto, el que se me insinuó descaradamente es el de gorrito de lana y cara de californiano aunque el de la coleta de pelo negro también me sonreía sospechosamente en mis momentos más eufóricos.

      Había mucha gente con el traje regional ¡mucha! Cómo dejar pasar la oportunidad de pasear el mío y enseñarles a todas esas que se pasan de cortas y apretadas (aunque gracias a mis recientes redondeces casi me meto en ese saco) como se lleva un dirndl en la madurez con dignidad y gracia torera.

      Como ves hoy a falta de abuela me lo digo todo yo sola.

  4. Eso es una prueba de amistad y lo demás tonterías. Y he visto que consiguieron reunir 1500 personas, ¡la leche! Al menos la cerveza y demás acompañamientos corrieron gratis? Me uno a la petición de minutos en los que verte… Buen comienzo de semana! Un beso

    1. Yo creo que el mérito del poder de convocatoria lo tuvo el tiempo, ya sabes como son estos nórdicos. Es ver un rayo de sol y lanzarse todos a la calle. Pero las cervezas hubo que pagarlas religiosamente…

      Besos hermosa.

  5. Yo te entiendo. Ya sabeis lo que dicen de los aragoneses: que para meter a 100 en un seat600 solo hay que decirles que no caben. Asi que si a mi me dicen eso de que “ya se que a ti esto no te va…” Lo doy todo tambien (no veas el dia que mi jefa se dio cuenta, mi perdicion)

    1. No sabes el cabreó que me pillé con seis años cuando mi padre me dijo que era poco probable que llegara a Presidenta. A puntito de convertirme en la socia más joven de alguna de esas juventudes sólo por darle en las narices.

  6. Me he divertido mucho con el vídeo y con el post :) Mucho ritmo si que no hay, así que entiendo porqué le querías meter un poco de onda latina. Pero se ve claro que se respiraba buen ambiente.
    Saludos desde Budapest

  7. A ver que yo me entere, era la de rayitas que no te da la gana de dar la vuelta cuando lo dan el resto no…. te diré que eres una caja de sorpresas, porque venirse arriba con esa música tiene su mérito.

    El del gorro de lana es tu vecino, el que canta??? me lo presentarás??

    Pues eso que a mí me chifla bailar y que me encantaría marcarme unos pasitos con traje bávaro con usted…

  8. El drinr el drinir er dirnil… Seńor, los alemanes y sus trajes regionales impronunciables. Ahora que aprendí a decir el croata: noćnjia…no espera es nčonija. no era nočnija…o no lo aprendí va y me toca decir el Das dirnl o es con mayúscula: Dirnl.

  9. Lo que me he reído imaginando el momento!! Lo he recreado tanto mentalmente para reirme aún más que ya casi creo q estaba allí. Me identifico con ese momento de venirse arriba… Me pasa más de lo que me gustaría.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s