La cruda verdad

The ugly truthConfieso que he pecado. Sobretodo de pensamiento y palabra. Me quejo de vicio. Mucho más a menudo de lo que ustedes podrían sospechar.

No sé si recordarán que, hace algún tiempo, me quejaba amargamente de los horarios escolares de esta zona tan bucólica que habitamos. No hay derecho, nos lamentamos las recién estrenadas en lides escolares. A las madres de primero se nos llena la boca con toda suerte de profecías causticas: Así no hay quién trabaje. Esto ni es vida ni es nada. Vivimos presas de la peor de las angustias académicas con el yugo del fracaso escolar pendiendo sobre nuestras frágiles psiques.

En estas andaba yo, dándole una de cal y otra de arena al sistema educativo bávaro, cuando me encontré de nuevo sentada en la mesa de inscripción de nuevos alumnos. La Segunda, el único espécimen con una melena digna de la familia, ha sido llamada a las filas escolares. Ya les conté que en lo burocrático aquí se lo montan como nadie. Me recibió una señora amabilísima que me guió diligentemente por el proceso de inscripción. Mientras, una profesora del centro le hacía las pruebas pertinentes de dicción, coordinación y psicomotricidad a la niña y otro alma cándida entretenía a las otras tres que no habían querido faltar a la cita.

Andaba yo muy entretenida rellenando papelajos cuando, sin prevenirme siquiera, me ofrecieron la posibilidad de meter a la niña en una clase de jornada completa. Así, a bocajarro. De sopetón me estaban poniendo en bandeja la posibilidad de tener a mi hija escolarizada de ocho de la mañana a tres y media de la tarde. A cualquier madre en sus cabales le hubiera parecido la respuesta a todas sus plegarias. A mi yo desesperado de hace un año y medio sin ir más lejos.

Pero hete que te he resulta que en estos casi dos años de vida escolar le he cogido cariño al horario mañanero. Casi sin darme cuenta me he acostumbrado a comer con La Primera y a charlar con ella tranquilamente mientras hace los deberes antes de que las otras vuelvan de la guardería a acabar con la poca paz que nos gastamos en esta casa.

Como quien no quiere la cosa hemos llegado a un entente cordial en el que practicamos los dictados sin tirarnos de los pelos y casi no me dan ganas de matarla cuando la oigo leer a trompicones. Sibilinamente le hemos ido cogiendo el truco al colegio y el panorama académico se nos presenta más halagüeño que nunca.

Sentada en aquella mesa liliputiense descubrí que me apetece tener a las dos mayores para mí sola antes de que las hooligans número tres y número cuatro vuelvan de la guardería. No me quedó otra más que rendirme a la evidencia y aceptar me gusta formar parte activa de su educación, supervisar sus deberes y tener el tiempo suficiente para hacerlo con calma. Me gusta que puedan comer en casa y que tengan tiempo de sobra para jugar y vaguear todas las tardes. Me gusta esta vida pausada, sin prisas, con todas las horas del mundo para hacer lo que tenemos que hacer y mucho más. Me gusta tener la agenda llena de huecos y decidir qué hacer cada día sobre la marcha.

Con la mano temblorosa rechacé la suculenta oferta y me condené a cuatro años más de horarios irrisorios. Lo curioso es que no he sido la única. Es más, no están seguros de llenar una clase con niños de jornada completa de las cinco que habrá en primero el año que viene. Entre las cuatro de cada cinco madres que hemos preferido seguir con esta locura de vida hay de todo. Desde médicos y farmacéuticas, hasta abogados y comerciales. La mayoría no han abandonado su carrera por completo y trabajan entre veinte y treinta horas semanales repartidas de forma variopinta con ambiciones- imagino- contenidas.

Desde fuera, y a veces desde dentro, podría parecer que hemos tenido que renunciar a nuestras carreras profesionales. Y quizá fuera cierto. Antes. Pero la realidad es que las madres de primero de primaria del colegio de mi barrio lo hemos escogido. Una por una. Porque nos has dado la real gana.

41 respuestas a “La cruda verdad

  1. Y así debería ser, ¿no? Poder escogerlo. ¡Ay, si yo pudiera y el sistema educativo español quisiera!

    Al final lo que queremos de verdad es a ellos. Y el trabajo para vivir, así que si podemos vivir sin hacerlo… ¿por qué renunciar a lo que más queremos?

    Y sigue quejándote. Que será por vicio, pero lo haces muy bien.

    1. Gracias resalá. A lo de quejarse sin fin sí que se le coge el gusto :) De momento estoy encantada, ahora, cuando la tenga aquí leyendo a trancas y barrancas seguro que me arrepiento de no haberla mandado interna a Suiza :)

  2. Lo importante es que te den al opción de elegir. Eso es lo que demandamos en España cuando hablamos de conciliación, que cada uno pueda adaptarse a las necesidades y a los deseos que tiene. Y muchos y muchas deseamos cuidar, querer y educar a nuestros hijos… personalmente.
    Me alegro de tu elección.

    1. La verdad es que hasta a todas nos parecían lentejas y así, sin avisar, nos lo ponen como opción… Es ahí cuando te das cuenta de lo que de verdad quieres, cuando eliges lo que antes te parecía que te venía impuesto. En cualquier caso es una suerte pensar que estás donde más te gustaría estar, ya sea en casa limpiando mocos o en la oficina salvando el mundo.

  3. Arrepiéntete!!AHORA!!! NO sabes lo que dices insensataaaaa! .
    A mi me lo ofrecieron para que mejorara el idioma ya que hace los deberes en ese horario, juega con los compis, come otras comidas(y mejor) que las de casa. Lo malo es que es hasta 3er grado. Y los viernes les ponen películas, yo noté un bajón terrible desde que ya no van.

    1. Lo sé lo sé seguro que el invierno que viene cuando las tenga aquí a las dos preguntándome qué hay para comer y despintándose con cada mosca que pasa querré cortarme las venas. Pero entiéndeme hacía sol y las niñas estaban tan lustrosas y tan rubias…

  4. Antes que nada , me gusta tu limpieza de cutis. Sobre el tema ya te dije, una suerte el poder escoger, por estos lares no pasa esto es más, desgraciadamente mirando ya los extraescolares del curso que viene para suplir ausencia laboral maternal. Cuanto más te leo más mala madre me siento.

  5. Estoy contigo. Me encanta tener un ratito a solas con el mayor. Pero tu estas segura que te seguira gustando con dos?? Y dentro de nada con 3, 4 y 5??? Cuidadin!!! :)

    1. Tienes razón, en esto de cavarme mi propia tumba soy única. Reconozco que a lo mejor me ha influido que La Segunda es un amor. Ya veremos a ver qué hago con La Tercera y La Cuarta que son de armas tomar :)

  6. La libertad está en poder elegir, no cabe duda, y me parece fenomenal, lo que me chirría es que sólo hablemos de madres.
    Enhorabuena por todo ;)

    1. La verdad es que yo creo que pretender asimilar a larga escala la labor de un padre con la de una madre es una utopía social y hasta biológica. Lo que no quita para que por supuesto si la pareja así lo decide opten por repartos menos comunes de las tareas.

      En mi caso, que yo haya tomado esta decisión, que fue mía y sólo mía y en la que el padre tigre no tuvo ni culpa ni parte, no implica que el padre tigre no esté involucrado. Que lo está. Muchísimo más de lo que puede ser habitual. Para mí somos un equipo y lo damos todo. Los dos. Además creo que ambos estamos contentos con este set-up.

  7. Para mí, la verdadera libertad de la mujer no está en quedarse en casa o en salir a trabajar, sino en poder elegir y sentirse libre en su decisión. Además, son decisiones que tomamos nosotras, aunque nos apoyen los padres de las criaturas.
    Y, dicho esto, a mí también me gusta tener un ratito para dedicar en exclusiva a cada uno ;-)
    ¡Besotes!

    1. Es cierto, como también es verdad que a veces por el mero hecho de que nos vengan impuestas las miramos con “peor” ojo y nos negamos a ver el posible lado positivo. Cuando eliges tú el vaso siempre se ve más lleno.

  8. Pero bueno… Es verdad q nos quejamos de vicio y… Pensándolo fríamente es mejor q la primera y la segunda tengan el mismo horario por ahora y la tercera y la cuarta también otro horario… Porque sí la segunda acaba después de la primera y luego van la tercera y la cuarta…. Te volverías loca de estar todo el día de arriba a abajo… En fin…lo bueno es q la tercera y la cuarta van a la guarde, así puedes descansar un rato!!!y… No hablas de lo bien q sienta a veces tener vacaciones en breve cuando en España las tenemos de golpe y en verano!!! Ya eres alemana total!!!

    1. Me has pillado, cada día me germanizo un poco más. Mi madre está espantada :)

      Y ahora que lo dices las dos semanitas de vacaciones que empiezan mañana me van a sentar de escándalo.

      No es por dar envidia :)

  9. ¿Y no es un lujo total y absoluto eso d “poder elegir”?
    Que haya opciones, que haya posibilidades, que haya oferta… y que la demanda encuentre lo que necesite, lo que se adapta a sus necesidades y no al revés.
    Lo que yo te diga hermosa, un lujo asiático… bueno, en tu caso teutón.
    Bss!!

    1. También es cierto que mi caso no es representativo de Alemania en general. En conjunto hay mucha escasez de plazas tanto de guardería como de colegios de día “entero” (si hasta las tres y media se le puede llamar entero) pero lo cierto es que están haciendo un esfuerzo real por solucionarlo.

      El objetivo actual en Baviera es que en cada colegio público haya en cada curso una clase de día completo. Para los padres que no consigan una de estas plazas sigue habiendo las alternativas que ya había de hort (hasta las cinco de la tarde) y mittagsbetreung (hasta las tres) aunque en según que zonas, como por ejemplo la mía, las plazas están solicitadísimas.

      Siempre un placer charlar contigo hermosa.

  10. Hacer lo que quieres es libertad, que te guste lo que haces es felicidad… Y esto último es lo más importante, no? Pues eso!! Que haces muy bien con tu elección.

  11. Disfrútalas a tope, incluso cuando lleguen el invierno que viene esas tardes oscuras e interminables alemanas :-) Pues las mías empiezan guardería hasta las tres; y qué nadie me quite en el futuro las tardecitas con mis peques, son nuestras horas, nuestro mundo…
    Lo peor es que por mi barrio muchos no tienen opciones porque faltan plazas a tutiplén, demasiado baby y poca infraestructura. Y en barrios desfavorecidos ni digamos, los peques que se quedan en casa sin padres que supervisen también los hay lamentablemente, tardes de televisión por lo general. En fin, vaya, me ha quedado en plan nota seria y negativa pero es que verdaderamente somos unos privilegiados los que hacemos lo que realmente nos da la gana. Abrazos

    1. Eso es lo malo que estas decisiones que tomo con el subidón de la primera vitamina D en la piel me pasarán factura cuando se nos eche encima el duro invierno…

      Tienes razón que aunque haya zonas concretas en las que la situación está muy bien gestionada la situación global es que todavía hay muchísima escasez de plazas, sobretodo de krippe, y otros tipos de betreung.

      Lo de los niños de la llave que le llaman es tremendo. La tasa de fracaso escolar es altísima incluso en zonas “buenas”. En el colegio que iba antes La Primera donde normalmente pasa el 95% al Gymnasium ha habido un aumento enorme de niños que no han pasado por eso mismo. Muy triste.

      Besos

  12. Ojalá aquí se pudiera elegir…en mi caso no hay opción al no estar ni en el pueblo a la hora de la pausa para comer, así que comer con ellas será una utopía mientras siga en este trabajo.
    De todas formas, tampoco comeríamos muy tranquilas ya que a las tres vuelta al cole y conociendo la rapidez de las brujis para comer, sería un caos.
    Disfruta tanto cómo puedas de ellas porque siendo por elección propia, aún saborearás más cada momento.
    Besazos tigresa, que hace tiempo que no te visitaba (lo se, soy un desastre).

  13. Esa rutina del caos a mi también me gusta mucho. Ahora que las niñas molan mil hay que aprovecharlas, creo que has acertado con tu elección, algún día despotricarás, pero la mayoría estarás feliz de verlas crecer a tu ladito.

    Yo podría llevar a N con mi suegra todos los días, o con mi madre, ellas son abuelas fan, pero me la reservo dos días de entresemana, porque yo también la quiero disfrutar, y si curro a las mil, me da lo mismo.

  14. Una elección que me parece admirable y a la vez afortunada; porque requiere gran dedicación y esfuerzo dedicarse a los hijos al 100% (razonar o luchar con adultos en ámbito laboral es muchas veces mas fácil que intentar hacerlo con niños pequeños creo). Pero afortunada a su vez porque creo que es un privilegio tanto para la madre como para los hijos poder disfrutar de esa dedicación que tu explicas, y a su vez porque es un privilegio que algunos sistemas permitan trabajar 20 o 30 horas a algunas madres (en España por desgracia creo que queda mucho para ello, si es que alguna vez llega. Y creo que es un gran lastre social y económico que no sea posible). Que lo disfrutes, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad :) (yo tambien he decidido frenar mi carrera en pro de la familia). un beso

  15. Felicidades por tu decisión, es una suerte poder pasar ese rato más con ellas…. el tiempo vuela y en dos días se nos hacen mayores… Me ha quedado muy dramático pero yo me entiendo ;) Es que me acabo de reincorporar de la baja maternal y estoy de bajonazo. Ah!! y enhorabuena por la quinta!! lo leí hace dos días, es que voy con retraso de lectura bloguera…

  16. Pingback: Bitacoras.com
  17. Me gustaría poder escoger también. Disfruto de mi pequeña, la hora que me dejan libre hasta que vamos a buscar a la mayor al colegio. Esa hora me gustaría poder disfrutarla también con la mayor, que me da la impresión que crece sin que yo me de cuenta. Besos

  18. Eso es lo bueno, que te den a elegir lo que mejor te conviene, y ya luego tú, en función de tu tiempo, sabrás qué hacer.

    Eso es lo que hace falta en España, conciliación! Ojalá pronto podamos hablar en positivo sobre este tema.

    Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s