R-E-S-P-E-C-T

Parto respetadoLa tendencia que tenemos en la blogosfera maternal para confundir conceptos y enzarzarnos en todo tipo de reyertas absurdas es preocupante. No deja de sorprenderme la ligereza con la que nos colgamos el sambenito de talibana de tal o cual, madre desnaturalizada o, simplemente, mala madre, como si fueran a venir los servicios sociales a ponernos nota.

Gracias al cielo, con cuatro niñas a mis espaldas y poco tiempo para divagar sobre mi desempeño maternal, esto me toca de refilón. Desde la barrera, asisto perpleja al espectáculo dantesco cada vez que la mesura pone pies en polvorosa y el TL de inflama de pasiones encontradas. No creo que esto sea una lucha entre dos bandos. Esto no es la guerra de los partidarios de la crianza natural contra la legión de las madres desnaturalizadas.

Aquí no hay más que los que viven y dejan y deja vivir que sufren estoicos los envites de los que se empeñan en meternos su postura o sus creencias con embudo. Independientemente de que unos u otros lleven a su bebé colgado de la pechuga o aferrado al bote de Almirón. El hecho de haber elegido un tipo u otro de crianza para nuestros hijos no tiene nada que ver, somos intolerantes o no lo somos. Y punto.

Ejemplos de esto hay infinitos. En ambos sentidos. Pero hoy vengo a hablar de partos. Porque oigan, con cuatro partos en mi haber y otro en ciernes, soy toda una autoridad en la materia. Máxime cuando además los he tenido tanto intervenidos como respetados.

Ya les conté en su día que todos mis alumbramientos han sido buenos. Sin embargo, si puedo elegir, me gustaría que La Quinta viniera al mundo de forma natural o respetada, o como quiera que se llame parir a tu ritmo, en la postura que te pide el cuerpo, cuando a la naturaleza le parezca oportuno. Por una razón muy simple, es menos traumático tanto para la madre como para el bebé y entraña menos riesgos para ambos. Lo que no quiere decir que una sea más o menos madre o quiera más o menos a los churumbeles resultantes. Ni que no haya veces en que las circunstancias hagan aconsejable recurrir a técnicas más invasivas para garantizar el bienestar de la madre y el bebé.

Lo que me saca de mis casillas es que se asocie el parto respetado con la falta de rigor médico. No nos equivoquemos. Para tener un parto respetado no es necesario renunciar a la mejor de las asistencias médicas. Ni dejarse crecer los pelos del sobaco. Ni apuntarse a la corte de palmeros de Carlos González. No, yo he tenido dos partos respetados con el jefe de servicio de ginecología mirando de soslayo por si le hacía falta intervenir. He traído dos hijas al mundo de rodillas en el suelo en un hospital estupendo equipado con una UCI pediátrica de última generación y una clá de especialistas de todos los gremios neonatales. Esto no es una cuestión de médicos contra curanderos. En absoluto. En un parto respetado cada profesional tiene su lugar y su momento de gloria.

También se puede tener un parto respetado con epidural, si una así lo decide. Lo mejor es que se puede decidir en el momento en función de cómo se desarrolle el parto. Para dar a luz sin anestesia ni perrito que te ladre no es necesario tener una vena sado. Ni heroica. Ni perroflaútica. Una no lo hace por condecorarse. Ni por experimentar con los umbrales del dolor humano. Ni por ser más ni menos que nadie.

En mi caso, la primera vez simplemente no dio tiempo. La Tercera, que ya apuntaba maneras, decidió por mí y se dejó caer por el canal del parto en un abrir y cerrar de ojos. La segunda vez llegué a pedirla. A gritos. Zarandeano al padre tigre de las solapas. Pero me dejé convencer por la dulzura de la comadrona y sus manos mágicas en mis riñones. Y no me arrepiento. Fue exactamente como me prometió: Tranquilo, pausado y fácil. Lo que no quita para que en el momento culmen me desgañitara como un cochino jabalí.

Paramos y dejemos parir. Sin etiquetas.

50 respuestas a “R-E-S-P-E-C-T

  1. Creo que cuanto más os leo , más dudas tengo si sería capaz de escribir mi parto, porque desgraciadamente lo recuerdo paso por paso, a pesar de que todo el mundo me dijera que lo olvidaría, es más ahora con el tiempo analizo aquello que siempre pensé que podría haber sido distinto…

    Me gusta tu texto y mucho, es más no es sólo cuestión de parir sino de criar “vive y deja vivir” que bastante dura es la maternidad como para andar peleandote por ella.

    PD: a ver si me lanzo y lo escribo quizás así me quede mejor…

    1. Súper de acuerdo Madre Tigre, parto respetado no tiene nada que ver con falta de rigor médico! Para nada! Es más, mi opinión es casi en dirección contraria, donde hay mucho rigor, intentan respertarlo al máximo porque como bien dices, es mejor para todos. Yo tuve mucha suerte, y mi parto fue de 10, en un centro público de referencia en BCN. LA preparación pre-parto, para mí fue clave. Peineta…next time te recomiendo La Maternitat del clínic! sin duda. Besos a las dos

    2. Anímate peineten, seguro que te quedas más a gusto cuando lo cuentes. Un mal parto se puede tener siempre si surgen complicaciones pero míralo por el lado bueno, el siguiente, cuando llegue, sólo puede ser mejor :)

      Un beso muy fuerte.

  2. Me ha gustado mucho tu post, porque es cierto que a veces hay personas que expresan sus opiniones como si estuviesen en posesión de la verdad absoluta. Claro yo, como futura madre primeriza, entro en pánico cuando veo la aberración que se supone que es parir con epidural, pero luego leo a otra que relata lo buena que fue su experiencia y lo insoportable que era el dolor previo que veo de lo más lógico que la utilizase. ¡Ay no sé! Cuando llegue el momento que salga por donde quiera pero ¡que salga bien!

    1. Exactamente, al final lo importante es que salga :)

      Aquí, el parto respetado es lo que se practica en cualquier hospital lo que no quita para que muchas mujeres, sobretodo primerizas, se pongan la epidural porque los partos suelen ser más largos y más cansados.

      Incluso para La Quinta no quiero ir con ninguna idea preconcebida. Sé que me van a tratar bien y en función de cómo vaya la cosa ya veremos. Lo que tengo claro es que no daré a luz tumbada, es la peor posición, con diferencia.

      Un beso y que tengas una horita corta.

  3. Mmmm…yo tuve a la chica con litros de anestesia y fue de lo mas placentero de mi vida. Con la mayor todo fluyó hasta que me abandonaron 8 horas. Eso fue irrespetuoso. No quiero parir sin medicos, sin Uci, sin anestesia es más necesito a mi ginecòlogo, a las matronas y pido que si no queda otra me hagan cesárea. Pero que no me vuelvan a abandonar. Parto respetado, donde cuiden del ánimo y salud, con byenos profesionales

    1. Lo curioso es que todos asociamos el parto respetado al parto sin epidural. No es así. Puede ser un parto respetado con epidural y un parto intervenido sin epidural.

      Un parto respetado es un parto en el que se le permite a la mujer dar a luz a su ritmo, sin intervenciones innecesarias, en la postura que le pida el cuerpo. Lo de la epidural es accesorio.

      Para mí lo más importante en el parto es la matrona, ella es la que te guía y te ayuda en todo momento. Que me atienda un ginecólogo u otro me da igual, no suelo recordar ni quién fue pero la matrona es fundamental. Y que no te abandone ¡Claro!

  4. Supongo que todo depende de lo que cada uno entiende por parto respetado, y me consta que no todos los profesionales entienden lo mismo.

    Muy grande tigre, como siempre. (incluso cuando sacas la gorra de sargento)

    1. En España estamos todavía muy verdes en esto. Aquí no se habla de ello. Se practica este tipo de partos en todos sitios y se da por hecho. Cuando yo le conté a mi matrona mis dos partos españoles alucinó. Me dijo que en Alemania eran así hace 30 años…

      A veces me sale la vena tercer Reich. Lo confieso.

  5. Yo en cuanto a partos no tengo claro nada de nada… Salvo mi experiencia personal y cómo me regañaron por estar de pie apoyada a la pared quejándome porque “me dolía hasta morir”, cuando según ella (la matrona) era muy pronto para estar ya así (de quejica). Falta de información la mía de dónde poder parir y ponerme como me de la gana… En fin…
    Me gusta entrar a casa tigresa y ver un blog más usable. ¡Genial!

    1. Habrás visto que tu presentación no ha caído en saco roto. ¡Y no sabes la que he liado con las contraseñas para obedecer a la Señora Blanco! Me tenéis a pleno rendimiento :)

      Te diré que si tuviera que dar a luz en Madrid no sabría muy bien qué hacer porque está claro que en todos los hospitales están preparados para ofrecer este tipo de partos y no hay nada peor que que te obliguen a estar en la cama con contracciones duele infinitamente más.

      Por lo visto en La Milagrosa sí que practican un tipo de parto más natural y tienen la infraestructura y el personal necesario para ello. Para mí fundamental la pelota de parir, me agarré a ella como a un salvavidas, pero mi amiga la de Albacete el último lo tuvo colgada de la cuerda en la sillita esa tipo orinal. Lo importante es que cada una pueda ponerse como el pide el cuerpo.

      Besotes y gracias por iluminarme. Sigo investigando el DIV, no lo veo claro…

  6. Pues no se puede decir mejor, yo estoy totalmente de acuerdo contigo, parir a tu ritmo con todas las garantias sanitarias detrás, sin más ni menos.
    Yo estoy encantada con mi parto, fue inducido con oxitocina a todo trapo, con rotura de bolsa previa porque tenía que salir el minibicho si o si, con epidural que me pusieron con 7 cm de dilatación porque yo la pedí (la gente flipaba de que aguantara tanto pero yo hasta ese momento no la necesité), el anestesista me escucho, le explique que quería poder moverme, incluso si podía ser andar, y así fue y suerte porque el cabezón de mi hijo se quedo enganchado en las crestas y no salia, con ayuda de mi marido, la matrona y el gine probamos en el paritorio todas las posturas imaginables (el partosutra) todo para no tener que usar los forceps o la ventosa y al final la encontramos, salio sin episotomia, sin un solo punto con dos vueltas de cordón y con todo el cariño y profesionalidad que había en aquella sala…que un ginecologo con tanta experiencia te diga que hacia muchos años que no se lo pasaba tan bien en un parto quiere decir algo…

    1. Los pelos como escarpias se me han puesto y todo. Exactamente como lo cuentas, el parto respetado es independiente de que te pongan la epidural o no. Es la libertad de movimientos y de decisión lo que te permite tener un gran parto. Ya que estás cuéntanos en qué hospital para las que sean de Madrid y estén dudosas.

      Por cierto, tengo el keepass echando humo con un millón de contraseñas retorcidas de las que no seré capaz de acordarme jamás :)

  7. Con respeto se puede hablar de todo con todos y defender las opiniones más personales aunque los demás no las compartan. Pero, ese respeto, como bien escribes, es muy difícil de conseguir.

    Desde que soy madre, me obligo a ser más tolerante y a pensar lo que digo o escribo a otra madre, no porque sea muy sabia y prudente sino porque siendo madre primeriza muchas de mis certezas (de no madre) explotaron en vuelo y muy rápidamente.
    En realidad cada uno hacemos lo mejor que podemos (que no es poco) y lo demás son discusiones estériles para gente con tiempo libre.

  8. Totalmente de acuerdo! y me alegro que hayas tenido unos partos buenos, yo con 2 en mi haber tampoco me puedo quejar y la ultima no llegó a epidural porque venia rapidito…jejej
    Espero q todo vaya bien!

  9. Pues yo tuve dos partos respetados, con epidural los dos (bendita epidural), y que acabaron en cesárea . En el primero todo fue a mi ritmo, muyyyyyyyy lento, pero a mi ritmo con la matrona, y después de más de 9 horas desde que rompí aguas, decidieron hacerme una cesárea. El segundo parecía más rápido, pero igualmente la niña no se introducía en el canal, entonces empezó a salir sangre mezclada con las aguas , y decidieron hacerme una cesarea (la placenta estaba rota). A lo que iba, que auque hubo epidurales, y acabaron en cesarea, yo sentí qie iba a mi ritmo y que la cesárea fue realmente necesaria, y no porque el médico no tenía más ganas de esperar. En cualquier caso, para mí lo realmente importante es que las niñas y yo estabamos bien
    Besos hermosa desde las Alemanias

    1. Coincido plenamente, un parto puede ser respetado aunque acabe en cesárea o con ventosa o forceps o lo que sea. Lo importante es que se cuide siempre de la salud de la madre y del bebé y no se abuse de las técnicas invasivas cuando no sean necesarias.

      Un besazo hermosa.

      1. Me uno a Kat, lo mio fue igual, acabó en cesárea, después de muchas horas de contracciones que no fueron efectivas, aguas sucias y sufrimiento fetal…pero pude ir a mi ritmo, nadie me metió prisa y me sentí en todo momento respetada, tando en la sala de parto como en el quirófano…no sé como habría sido en Espana, si me habría rajado ya a las primeras de cambio. Aquí al menos, sentí que me dejaron intentarlo hasta que ya se empezó a poner feo..

  10. Yo creo que “parto respetado” quiere decir eso justamente “parto respetado”, vamos, que te respeten durante el parto. Y cada una que para como quiera, que para eso el parto es suyo. Yo tuve un parto genial, fácil y rápido, pero con mi chute de epidural. Mi ginecólogo me respetó mucho, yo quería epidural, y él no escatimó en drogas… Lo que si que tenía claro, es que no quería que fuera el médico quien marcara el ritmo de los acontecimientos, quería ser yo la que fuera marcando los tempos, gritar a placer cuando lo necesitara y que no viniera nadie con el cuento “es que es primeriza…” no quería que ninguna enfermera borde me arruinara el día, por eso me informé sobre la clínica donde iba a parir, y lo hablé todo con mi médico.

    Pero creo que es eso justamente el parto respetado, que cada una haga lo que quiera, lo que es bueno para mi, no ha de ser bueno para otra.
    Solo recomiendo, eso si, informarse bien sobre todas las opciones, y una vez informadas, elegir.

  11. Despues de leerme el blog y todos los comentarios me he dado cuenta de que he tenido tres partos respetados (sin saber lo que eran!) buenisimos asi que me habeis alegrado el dia!
    Mi favorito el tercero. Con una comadrona buenisima. Su frase favorita era ¿como te ves?¿que hacemos ahora?

  12. Estoy completamente de acuerdo contigo. Yo también estoy harta de etiquetas y de que se meta a todo el mundo en el mismo saco como si en esto de la crianza todo fuera o blanco o negro. Hace unos días, hablaba precisamente en el blog, de lo que significa para mí un parto respetado, y que no es más ni menos que respetar el ritmo natural del parto e intervenir cuando sea necesario y de acuerdo a las circunstancias, no de modo rutinario. Yo tuve una primera experiencia negativa en ese sentido con una inducción que acabó en cesárea y con mi segundo hijo sí que pude disfrutar de un parto respetado en hospital. Te deseo que con la Quinta, vaya tan bien como con sus hermanas.

    Un abrazo

  13. Iba a ser tan vulgar en mi comentario…qué narices, que cada una dé a luz como le salga del pirri…o del bolsillo. Es lo que ocurre con un sueldo medio que tiene que recurrir a la seguridad social, no veo muy posible lo del parto respetado, pero sin duda alguna, la mejor opción, la que venga en el momento, de rodillas, a cuclillas o con epidural.

  14. Pues sí. Totalmente sí. Pero (porque yo en este tema y adyacentes siempre tengo peros) uno de los problemas son las puñeteras palabras y sus connotaciones (obstetricia-filológica): parto ‘respetado’, ‘violencia obstétrica’, parto ‘natural’ (ayyy, natural, natural, pobre palabra sobrevalorada)… cuando eres primeriza te vas leyendo esas cosas y te pones de los nervios como decía alguien por ahí arriba. Yo he tenido 2 partos en hospital privado, con epidural y un poquito de episiotomía con la primera, lo que vendría a ser en el imaginario natural el kit casi completo del parto no respetado/intervenido. No me hablaba nadie de usted (es broma) pero me sentí en las dos ocasiones súper respetada: allí cada uno a lo suyo, ellos y yo y mi matrona y mi ginecóloga por allí cerca (menos con Ladecinco que la gine no llegó porque el expulsivo duró 8 minutos y expulsé con su marido que también es ginecólogo).

    Luego también cada uno cuenta la mili según le va, evidentemente, y los partos son como nuestras milis. En tu caso la experiencia ya no es que sea un grado, es que es casi palabra de tigresa, te adoramos óyenos. Por el valor y la amplitud de la muestra.

    Y acabo. Yo tampoco creo que haya 2 bandos. Hasta hace poco lo creía, pero he reflexionado sobre el tema y me pasa como a Churchill que dicen que dijo aquello de que ‘a menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada’. Pues bien, no hay dos bandos, sólo hay uno organizado y bien definido. Lo otro, es que no llegamos ni a banda.

  15. Pues fíjate que a mi me citaron un lunes a las 8 para “ir a tener” a mi hijo, fue cesarea programada, no se si eso es parto o no, pero respeto hacia mi persona lo hubo desde la celadora que me transportaba a quírofano hasta las cirujanas que me hicieron la cicatriz mas bonita del país. Me consolaron durante el miedo con la epidural y charlaron conmigo mientras “buscaban” al vago de mi hijo que no quería salir. Simplemente fue una experiencia maravillosa, y para mi respetada. Como siempre, felicidades por tus posts.

  16. Desde mi punto de vista, un parto respetado debería ser segun los deseos de la madre, teniendo en cuenta el bienestar del hijo. Lo demás son chorradas.
    Todas las madres hacemos lo que creemos que es mejor para nuestros hijos y nadie debería juzgarnos por ello.
    Nadie es mejor que nadie por elegir un parto medicalizado o un parto en casa.
    Lo que sí es importante es tener la oportunidad de elegir y de cambiar de opinión. Un parto es un proceso más o menos largo, instintivo y primario. Cada madre es diferente y existen las que se dejan dominar por el miedo (al dolor, al sufrimiento del hijo, al postparto) y las que sienten aflorar su instinto animal. Las dos opciones son válidas, deberían estar al alcance de cualquiera y, sobretodo, nadie debe juzgarlas.

  17. Completamente de acuerdo contigo. Mi parto fue respetado pero atendido por dos estupendos matrones que me habría llevado conmigo a casa. Rápido pero doloroso, sin epidural, porque no la quería y porque tampoco me habría dado tiempo. Parí en la cama, no en el potro, y elegí yo la postura. Los matrones me dijeron que había sido un parto “de libro”, que hacía tiempo que no habían tenido un parto tan bueno.

  18. Aquí hacen planes de parto respetado y luego llegas allí y te encuentras con el percal… al menos eso me pasó a mi. Para otra vez ya sé lo que es parir pero estoy de acuerdo contigo. Que cada una haga lo que le de la real gana!
    A mi me pone los pelos de punta esas mujeres que aún dicen “no aguanté el dolor y me tuve que poner la epidural.. yo quería parto natural pero no lo conseguí” y se enfadan con ellas mismas… un parto debe ser respetado y tener en cuenta los ánimos de la madre y que el bebé no sufra! En mi caso sólo te digo que el niño se cagó en todo lo nacido… creo que el nivel de estrés fue bestia, algo que espero que no vuelva a pasar otra vez! Pero la experiencia es un grado y sinceramente, a mi las contracciones me dejaron k.o y sólo tenía ojitos para una epidural.

    Besotes!

  19. No entiendo esa manía ya no de posicionarse, sino de demonizar lo contrario. Mi única creencia y posición es la de respetar la libertad de cada una para hacer lo q quiera, sepa o pueda, ya sea en la lactancia, en el parto, en el sueño o en el color de las bragas.
    Genial post. Un besote

  20. Flipo. Dicen por ahí qua nunca es tarde si la dicha es buena (también dicen otras cosas, pero no vienen al caso). Llevo tres horas, de las de reloj, leyéndote. Hoy, el día en que cierras el chiringuito, te he encontrado, y hoy te pierdo. Y a pesar de nuestra ridícula relaciónrelación de tres horas, ya te extraño.

    Muy muy muy buena. Muy buena, muy coherente, muy respetuosa y muy valiente (cinco??????). En tiempos en los que las etiquetas tienen tanta importancia que se estaban en camisetas y derivados, tu blog es una isla de comprensión para animales a extinguir (yo).

    Vete si no te apetece seguir…Pero no lo borres.

    Y gracias.
    Y suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s