Marcando estilo

Familia numerosaYa saben que lo de llegar tarde a todas las modas, trends o actividades de uso común es marca de la casa. Como además adolezco de cierta querencia hacia la inmolación cibernética aquí les dejo, sin venir a qué, la nonagésimo cuarta crónica del aclamado y nunca bien ponderado I Encuentro de Madres Blogueras organizado por Yo Dona y Madresfera, más conocido como #8J.

Huelga decir que me lo pasé en grande chismorreando de lo lindo con todo bloguero/a que se me puso a tiro, amén de aprender cosas la mar de útiles para tener mi blog limpio y reluciente. Sin embargo, como tengo la costumbre de empatizar por encima de mis posibilidades, me da un cierto no sé qué cada vez que pienso en las marcas que allí se congregaron para decirnos las grandísimas influencers y trendsetters que somos todas. Que no digo yo que detrás de la melena al viento el chico de LG no escondiera las peores intenciones, pero hoy vengo a romper una lanza en nombre de las denostadas marcas.

El blog como soporte o medio alternativo de comunicación es nuevo, muy nuevo. Como además es gratis y está al alcance cualquiera, es lo más variopinto que hay tanto en temática como en ambición específica del bloguero que se esconde detrás. No hay unas reglas de juego preestablecidas ni unas mediciones específicas y objetivas que puedan permitir a la marca valorar el impacto de una colaboración con un bloguero.

Cuando uno trata con la prensa sabe lo que hay. Sabe lo que cobran los medios grandes, los pequeños y más o menos el retorno que una campaña podría tener. Como sabe también que para aparecer en prensa no siempre es necesario recurrir al anuncio y pasar por caja. Uno puede, mediante una cuidada estrategia de comunicación, ser noticiable y conseguir que los medios, incluso los más importantes, se hagan eco de lanzamientos y otros momentos memorables de la compañía.

En prensa está muy claro lo que es de pago y lo que no. En un blog la frontera es mucho más difusa. Uno podría hacer la equivalencia post=noticia y banner=anuncio. Pero se equivocaría. En la blogosfera hay “noticias patrocinadas” que pueden ser gratis, de pago en metálico o en especies. Existen además los blogs, por ejemplo en el ámbito tecnológico, que se hacen eco encantados de cualquier novedad en el sector porque creen precisamente que uno de los valores añadidos de su blog es estar al día de lo que se cuece en el panorama tecnológico. A estos blogs uno les escribe un amable mail y les hace llegar la nota de prensa pertinente sin que nadie se sienta abusador ni abusado. El bloguero en cuestión valora entonces el interés real del contenido que se le ofrece y se hace o no eco del mismo.

Esto no quiere decir que se menosprecie al bloguero, ni su tiempo, ni su dedicación, ni mucho menos sus valores. Lo único que significa es que se considera al blog de una relevancia suficiente como para que merezca la pena aparecer en él y se ha pensado, acertadamente o no, que al bloguero en cuestión le podría interesar la noticia.

Tampoco nos abramos las carnes si alguien se dirige a nosotros como Estimado/a Bloguero/a. En algunos caso el nombre real del bloguero en cuestión no es tan fácil de encontrar y puede haber gente, como la que suscribe, a la que empezar un mail corporativo como Querida Madre Tigre, le dé una vergüenza sobrehumana y crea que la opción más educada es la genérica.

En cualquier caso, para evitar que nos masacren con propuestas que no nos cuadran, lo mejor es dejar nuestra política al respecto bien clara y accesible en nuestro blog. Si no nos interesa ningún tipo de colaboración, cualquiera que esta sea, podemos pedir a las marcas que se abstengan de contactarnos.

Entiendo que hay marcas que no gestionan bien su relación con los blogueros pero entendamos también que este es un medio nuevo en el que todos, tanto marcas como blogueros, estamos dando pequeños pasos tanteando un terreno desconocido.

Disclaimer: Post NO patrocinado. Si Lufthansa quiere venir a regalarme los vuelos que sepa que vendería mi alma al diablo.

102 respuestas a “Marcando estilo

  1. Ummm pues casi casi casi me has convencio es más si te leo y te interpreto por subirme el ego, ha habido veces que he sido la ostia de influenciadora si lo comparo con la cantidad de mails recibidos… Pero he de decir que está bien mirarlo desde otro punto de vista.

    1. Exactamente, si te dan la brasa es porque creen que eres importante. Lo que no quita para que les diga que se vayan a tomar viento fresco. Pero de verdad que cuando te lo planteas como marca lo ves todo muy distinto.

      Besos.

  2. Pues a mi me encanta cuando empiezan “Querida Señora Desmadres” ya es que me han ganado por simpáticos y atrevidos…
    Entiendo el puntico de vergüenza pero GRACIAS A DIOS el blog es un medio de comunicación aún flexible en donde las cuadraturas del marketing y la publicidad no han podido encasillarlo.

    Sólo hay un ligero punto que no estoy tan de acuerdo contigo…curiosamente el marketing on line si algo tiene de mágico (a diferencia de la publicidad tradiciona)l es que puedes tener números y que no es masivo. Es mucho más específico. En campañas profesionales puedes saber los costos por click y métricas con nomenclaturas variopintas.

    Si nos comparamos con mercados como el americano o el inglés, los bloggers de acá estamos en pañales.
    Es necesario una “profesionalización” – y por esto entiéndase ser claros y explícitamente honestos a la hora de hacer posts patrocinados para quién le interese-…pero oiga siempre es bonito e igualmente interesante el bloger rural que habla de lo que le gusta porque si.

    Un besote desmadroso

    1. Por desgracia escribo desde el dolor de una marca pequeña que se pega con el marketing y la comunicación online cada día. Lo del CPC etc. está medido, es cierto, pero no la calidad del mismo que la final es lo que te importa.

      Nunca, nunca es lo que te esperas. Ni con los números de Google. Esa es por lo menos mi modesta experiencia, a priori no sabes nada, sólo después de haberte gastado una cantidad X podrás valorar el retorno real de los euros invertidos.

      Valorar el posible impacto de un blog que no sea de los conocidísimos es todavía más difícil.

      Mil gracias por pasarte Desmadrosen que tú de esto sabes un potosí.

      1. No ni hablar de saber un potosí…a lo que me refiero es que en campañas tradicionales ATL (televisión, prensa, radio) tienes que decantarte por afinidad o alcance (obvio el presupuesto cambia un huevazo). En la parte online segmentar es mucho más sencillo.

        Totalmente de acuerdo con la calidad…bien decían el 8J que de que te sirve tener millones de fans ficticios. Aún así me gusta la apertura, la flexibilidad y la frescura que permiten los blogs como medio de comunicación.

        Las personas que leen blogs no están sometidas a “medidas” de que en 30 segundos tengo que contar una historia, ser creativo, dar un mensaje, el racional de porque que creer en el mensaje y además meter los nombres de OXYCLIN la partícula revolucionaria que devolverá las arrugas y las manchas a su lugar…

        Aquí somos nosotros la voz, es un grupo de personas que confía en tú expertise… ¿te pasó con el libro de la tristeza de Didion que te recomendó Moli no? ¡Hasta post hiciste! Ahí es en donde hablo de verdadera publicidad…no la que cae “a huevo”…

        Pero oiga yo no soy nadie :P que si supiera tanto ya me hubiese forrado al puro estilo Zuckerberg y estaría en un lugar más calientito que Lionville :P

        Un besote desmadroso y sabe que siempre me paso :P

        1. ¡Ah no! Si en eso estamos totalmente de acuerdo. La mejor forma de hacer marketing online a día de hoy es a través de blogs. El mundo del banner, los anuncios por palabras, etc. es terrorífico y da un resultado, por lo menos a pequeña escala, más que dudoso.

          Los blogs son un soporte tremendo para hacer marketing el problema es que no es fácil saber cómo enfocarlo. A lo que me refiero es que no nos debemos ofender por ciertas propuestas que nos parezcan poco suculentas a priori probablemente la marca en cuestión tengo un presupuesto limitado y esté yendo con pies de plomo pero si la colaboración tiene buenos resultados estén dispuestos a pagar más y mejor.

          Lo escribo porque como marca te planteas hacer algo y es difícil decidir cuánto gastarte, en qué blogs y cómo. Al final todos tenemos en la cabeza el coste de adquisición que podemos pagar y lo que no sabemos es si con tal o cual blog acertaremos. Pero claro está que una vez que sabes qué blog te da resultado no tendrías inconveniente en invertir más y negociar otro tipo de condiciones. Pero eso, al final, sólo lo sabes probando o si el bloguero en cuestión lo tiene muy currado y te facilita toda la información de una manera profesionalizada antes.

          Un placer “departir” contigo hermosa.

          1. De acuerdo y bien como lo señalamos, las marcas pequeñas lo tienen mas difícil pues se rascan con sus propias manos pero también se “meten” más fácil al bolsillo a los blogueros por tener una conversación de persona a persona…

            Lo que no es válido es las marcas grandes paguen “un dinerito” a agencias que deberían hacerlo bien y lo hacen al puro estilo spammer.

            No es fácil pero me pregunto ¿por qué otros bloggers llegan a cobrar 500 euros y aquí te ofrecen 10 o incluso solamente “tráfico”? Es algo que escapa mi entendimiento pero usted que es entendida en los números a lo mejor me lo explica con manzanitas como sus posts de economía.

            El placer es mío tigresa.

            1. La realidad de las marcas grandes la desconozco por completo así que no me voy a meter en camisa de once varas pero te cuento el caso de los negocios on-line que sí que lo tengo más trillado.

              Y aquí importa más bien poco que sea grande o pequeño porque muchos, aunque sean enormes,(véase FB o Linkedin) están todavía en vías de rentabilizar sus modelos de negocio. Vamos que son enormes pero pierden pasta y viven de la pasta de inversores que están ojo avizor a los números que es lo que al final nos interesa a todos.

              En este tipo de negocio lo que se mira es el coste de adquisición por cliente o usuario. ¿Cuánto puedo gastarme yo para conseguir un usuario de mi aplicación o un cliente de mi página? Este número lo tenemos, o lo deberíamos tener, todos claro meridiano porque es el coste que nos permitirá llevar a nuestro negocio a la rentabilidad. Por encima perdemos dinero y por debajo ganamos.

              Mi coste de adquisición dependerá del tipo de negocio pero hazte una idea de que la mayoría estarán entre 1 y 10 Euros. Y en 10 Euros estarán pocos. Pongamos que son 5 Euros. Para que yo te puediera pagar a ti 500 Euros por un post (que lo haría encantada dicho sea de paso) el post me tendría que dar 100 usuarios nuevos. Es decir que de todos los que pincharan en el link de tu post, 100 tendrían que hacerse usuarios. El ratio de conversión del clic en tu link al usuario registrado varía según lo bien segmentado que esté el público, lo bien que se haga el post, lo buena que sea la landing etc. Pero seguramente no supere el 20% ni de coña.

              Esto quiere decir que para tener 100 usuarios nuevos gracias a tu página, tendrían que hacer click en el enlace que tu pusieras en el post como mínimo 500 personas distintas. Si tus datos de tráfico etc. avalan números como éstos todos encantados y tus 500 Euros al bolsillo tan feliz de la vida.

              El problema es que a priori esto probablemente no lo sepamos ni tú ni yo a no ser que tú lo tengas ya bastante profesionalizado. Por lo que no te ofrecería 500 Euros la primera vez. Me mojaría menos simplemente porque no puedo permitirme probar con 500 Euros. Probaría con 100 a lo mejor y viendo el retorno del canal subiría mi “apuesta”.

              Como te digo es difícil de valorar, un tuit de alguien muy influyente te puede dar más usuarios que un post dedicado de un bloguero.

              Luego supongo que los consagrados harán campañas sólo de imagen o de fidelización o de lo que sea pero los que estamos en fase de crecimiento y estabilización de nuestros modelos de negocio tenemos que funcionar así. No nos queda otra…

              Si no has llegado hasta aquí no te lo tendré en cuenta :)

              1. Madre mía, lo que aprende una leyéndoos. Me va a servir de poco, porque con 4 gatos que me leen ninguna marca me va a ofrecer no digo una camiseta, ni siquiera una bolsa de productos de limpieza ;-P
                Pero aprender he aprendido un huevo. Y que conste que estoy de acuerdo con las dos.
                Besos.

              2. Llegué así que ténmelo en cuenta :P y estoy de acuerdo contigo.

                Ahora bien ¿qué te queda entonces? ¿mojarte poco y luego subir la apuesta? ¡Válido! pero depende con quién te quieras mojar… y depende del negocio que tengas será con la persona que te quieras mojar. De ahí la preciosidad de la segmentación y los nichos de mercado.
                Obviamente un especialista financiero no se mojará por 10 euros eso lo sabemos tú y yo hermosa…pero si yo que no tengo repajolotera idea de números hablase from the bottom of my entrañas que me has ayudado ahorrar, que la atención es “personal” y que me has enseñado ¿eso no generará más allá de publicidad o ratios per click personas que te busquen a ti como asesora? Lo pongo en el aire…

                Los mercados digitales son “conversaciones”, es atención, es “detalle” cosa que en los mercados convencionales simplemente es imposible.
                Curiosamente nosotros los “digitales” terminamos haciendo los productos a nuestra medida.

                Y ahora la parte interesante que no se ha tocado: un post patrocinado se queda ahí y puede ser resucitado de entre los muertos. Es decir dejas “tu marca y tú huella personal”…no es un anuncio de televisión que tiene un tiempo, una campaña y un wear out y va para afuera…¿eso como se cobra?

                Si es que esto te va a dar para muuuchos posts pero resultan sumamente interesante que alguien experta como tú, bloguera, emprendedora y con experiencia ponga todas las ies sobre la mesa y que demos nuestra opinión desde todas las perspectivas que ojo ¡son válidas!

                un besote hermosa

                Deconozco

  3. ¿Puede el blogger vender otros beneficios? ¿Las pequeñas marcas pueden rentabilizarlos? Son beneficios a largo plazo, normalmente se llama huella digital. Por ejemplo, si alguien escribiera un tutorial de tu aplicación web en un blog sobre la materia, cada vez que alguien busque en google aparecerá.
    Aquí te la juegas, incluso aunque sepas las visitas. Si ese blog siguiera creciendo, habrás hecho una apuesta más que rentable, no crees?

    1. Sí, desde luego, hay cosas que interesan sólo por el prestigio o la imagen. Para eso también están los eventos, los concursos y otro tipo de cosas en las que a veces participas aunque el retorno no sea inmediato o monetizable.

      Lo que pasa es que esos beneficios más a largo son difíciles de vender o apreciar en la coyuntura actual donde muchas empresas, incluso las grandes, no saben si va a haber un largo plazo de tu negocio. Y desde luego son difíciles de vender para blogs que no sean de los más relevantes y conocidos.

      Pocos serán los que estén dispuestos a pagar por eso con los tiempos que corren.

      1. Te sorprendería la estrategia de algunos “grandes” del mundo online que han abandonado casi por completo los medios online y se están dejando cantidades ingentes de dinero en soporte tradicional que aunque es más caro está más contrastado. Yo creo que esto no es porque el online no funcione sino porque no está bien estructurado y tarificado y es facilísimo tirar pasta a la basura sin darte ni cuenta.

  4. Creo que hace tiempo se lo comentaba a la desmadres y es que tampoco sé que pedir por una colaboración. En mi inocencia o dejadez, no quiero parecer que cada entrada la haya escrito Pérez Reverte, pero tampoco que te den 20 leuros o la posibilidad de algo de tráfico.
    También depende de quien te contacte, porque no es lo mismo LG, que Nenuco o una web de viajes. No es lo mismo una campaña puntual que una colaboración anual, etc.
    Coincido en que estamos en pañales en esto y va tocando ya el inició de la operación pañal, jajaja

    1. Lo del tráfico son pamplinas porque si ya lo tienen ellos para qué van a recurrir a ti.

      En lo de cuánto pedir y qué yo creo que si alguien tiene la ambición de profesionalizarse aunque sea parcialmente tendría que preguntarse también qué le aportas tú a una marca y ser realistas con el valor que tiene nuestro contenido que es independiente de lo que nos cueste a nosotros redactar o maquetar el post.

      Para eso no tienes más que mirar tus estadísticas. Lo de la huella digital tiene un valor relativo, ¿Cuánta gente aterriza realmente en posts antiguos tuyos? Probablemente, a no ser que tengas el SEO muy currado, poca. Es decir les aportas sobre todo lo que les des el día de publicación y los siguientes.

      Y esos días, ¿Cuánta gente suele pinchar en los enlaces que pones en tus entradas? Ese dato sí que es importante porque tú puedes tener muchísimas visitas que nunca pinchan en nada o pocas que realmente se dejan influenciar por lo que tú digas. Con ese número en la cabeza te puedes hacer una idea de lo que estás aportando a la marca en contante y sonante y si quieres sumarle un pico por los otros beneficios más etéreos de tener un post escrito por el mismísimo padre lobo :)

      Cualquier colaboración que sea “cara” en estos términos tiene que ser o con una marca muy potente o puntual porque imagino que no volverán si no es rentable.

      Pero vamos que no soy ninguna experta en la materia. ¡Ojalá!

      1. Exacto! Siempre oigo lo de que mi trabajo tiene un esfuerzo y hay que pagarlo… No me refiero a bloggers, si no en todos los ámbitos… Sin embargo, el esfuerzo no se paga, se paga por los resultados que se obtienen.

        Cuando se le pone precio a un servicio no podemos sumar los costes, hay que sumar los beneficios para el consumidor/cliente. Si no sale a cuenta, pues a buscar en otro lado.

        Por eso un servicio tiene un precio para una empresa y un precio distinto para otra, aunque supongan el mismo esfuerzo.

        Querida madre tigre: habría que intentar cuantificar el beneficio a largo plazo, las entradas antiguas sí son accedidas. Un ejemplo: mi mujer (baseecho) siempre me dice que la entrada que escribió hace un año sobre cómo hacer no sé qué en facebook es la que recibe visitas y comentarios de forma constante. Otro caso: si buscas en google “sonar tutorial” te sale lo primero una entrada publicada en 2009 que nada tiene que ver con la empresa que comercializa el producto, pero que habrá reportado notables beneficios. Son dos éxitos rotundos de huella a largo plazo, pero ¿cómo se consiguen? ¿Cuánto valen?

        Muchas gracias!

        1. totalmente de acuerdo en que los post viejos siguen teniendo. Nosotras en la agenda tenemos una ficha publicada en 2010 que mes tras mes sigue en el top10 de los más vistos, y eso que la agenda de ocio sí que es material “caduco”. En el blog igual, apenas hemos hecho post patrocinados pero uno de esos poquitos lleva meses en el top visto, lo que más me fastidia es que el cliente dijo que no quería seguir haciendo cosas con nosotras porque nadie le había comprado nada diciendo que le había conocido por nuestra web. Brrr, a veces tengo tentación de mandar ese post al trash.

          1. Vale, creo que aunque haya post viejos que se lean, no son demasiados -se podría decir que 3 ó 4 máximo en mi caso-
            En cuanto a la influencia es difícil de ver, creo yo. En mi caso no suelo comprar online, pero si es cierto que si alguna bloguera conocida recomienda algo para mi tiene peso y en caso de surgir la compra es posible que me decante por lo que ella ha dicho, eso no se puede medir, no es un click directo, de hecho en algunos casos muchas veces se trata de ir leyendo varias cosas de diferentes lugares lo que te hace cambiar. Por tanto, claro que puede parecer que se tira el dinero, pero nunca sabes si realmente lo estás haciendo mal (salvo que busques beneficio inmediato claro)
            Y respecto al esfuerzo en un trabajo claro que hay que cobrarlo, está claro que no tendrá el mismo valor para mi que para la marca que quiere contratarme y que existen otros muchos factores con más peso para unos u otros, pero no es lo mismo para mi escribir contar una situación que me ha pasado esta tarde que escribir sobre un producto o un tema seleccionado, es decir, lo que para mi tiene un precio es mi tiempo y no cuesta lo mismo gastar en una entrada 2 horas que irme a una presentación de un producto durante toda la mañana o buscar tiempo para usarlo. Ejemplo tonto: probar una tele o una plancha, pues lo siento , pero para mi no es lo mismo.

            Algo que se me ha ocurrido, para que luego no digan que no pienso de vez en cuando, es poner una especie de encuesta de gustos de tus lectores de forma que si una marca escucha tu nombre pueda ver si a tus lectores les va a interesar leer algo sobre ella.

            Ea, ya he dejado medio post aquí (ves, si al final regalo to y no hay forma de comprarme el Cayene coñen!)

  5. Hoy no estoy del todo de acuerdo contigo… Estoy con la Sra. desmadres en que el blog es un medio que permite medir el R.O.I al igual que otros medios de publicidad, incluso tal vez mejor porque si se incluyen links a la site, etc. puedes medir directamente el numero de clicks y otra serie de indicadores. En los comentarios he visto el debate sobre las “pequeñas marcas.“ Para estas un blog es aun una mejor apuesta que para las grandes en muchos casos, porque sus presupuestos de marketing no les permiten acceder a medios escritos cuyos costes exceden su presupuesto de comunicacion. Los blogs siendo algo reciente esta claro que aun no forman parte de los “estudios de medios“ que tradicionalmente hacen las agencias y que permiten conocer la rentabilidad e impacto de los medios tradicionales. Sin embargo, si existen ciertos indicadores sobre la influencia de un blog. Y tenemos un ejemplo bien claro, como es Madresfera y su ranking y recogida de datos de la blogosfera maternal. Lo que no existe es un tarifario estandar y publico, eso es cierto. Pero la verdad es que eso tampoco es tan claro en los medios tradicionales, cada agencia de medios suele conseguir tarifas diferentes segun sus negociaciones. Y los propios blogueros creo que asumen y son conscientes esa inexistencia de un tarifario, por lo que no creo que nadie espera que las marcas contacten a los blogueros con una tarifa ya de antemano esperada. Pero de ahi a ofrecer camisetas, o mero trafico, hay un trecho. Y si las marcas de verdad investigan un poco, pueden saber que tarifas se manejan en mercados en los que el marketing de contenidos esta mas avanzado (EE.UU., UK…) y despues adaptar dichas referencias al mercado local. Por ultimo, que te estoy soltando un rollo… solo añadir que lo que señalas como “para aparecer en prensa no siempre es necesario recurrir al anuncio y pasar por caja“ (lo que solemos llamar relaciones publicas en marketing) tambien se aplica a los blogs exactamente igual que a los medios tradicionales creo. No siempre es necesario dinero para que un bloguero quiera hablar de una marca creo yo, puede bastar un email personal y que le toque la fibra, un detalle, algo que no sea “pura caja“ y que sea un win-win para ambos. Interesante debate amiga, creo que nunca es tarde para estos temas porque falta mucho por avanzar. Asi que me encanta el post. Un beso

    1. ¡Por fin he encamado a las criaturas! Ahora tengo un ratito para contestarte decentemente, no es que no se puedan medir los ratios, se puede, pero a posteriori. A lo que me refiero es que como es un mundo tan nuevo y cada blog es tan diferente lo difícil para una marca que va la lanzar una campaña en blogs es preveer el impacto antes de gastarse el dinero.

      Por eso a veces se opta por el prueba y error que se hace también en otros canales. Sobretodo en los canales online las campañas suele haber que tunearlas sobre la marcha. Con esto lo que quería decir es que quizá por eso las marcas son algo parcas en sus primeros contactos con los blogs, están probando la eficacia del medio porque es difícil de valorar lo que no quiere decir que menosprecien al bloguero en cuestión.

      En los medios tradicionales es más fácil hacerse una idea a priori básicamente porque hay más gente que tiene experiencia y te puede asesorar, y marcarse un presupuesto aunque claro está la campaña hasta en el mejor de los medios siempre puede ser un chasco.

      Desde luego que un ranking como Madresfera ayuda, y mucho, por desgracia no lo hay para otro tipo de blogs pero el ranking está más orientado a lectores y blogueros que a marcas. Aunque estoy segura de que Madresfera podría dar una orientación tremendamente útil a las marcas con los datos de los que ya disponen.

      Y es cierto que hay comunicación en blogs (posts no patrocinados sino más orientados a la noticia). Como decía en el post esto es muy común en los blogs tecnológicos a los que les gusta estar al día de todas las novedades del sector. Por eso lo he mencionado, porque si yo mandase a los blogs maternales las notas de prensa que les mandamos a los blogs tecnológicos y de las que se hacen eco encantados, me quemarías en la hoguera de las marcas demoniacas :)

      Como bien decís lo que falta es tiempo y rodaje por ambos lados. Lo cuento porque me encuentro en la tesitura de organizar una mini campaña con blogs y lo miro con otros ojos :)

  6. Uf, es que el tema es muy complejo, aunque ultimamente veo teorías demasiado reduccionistas y no es así.
    El tema de post patrocinados en blog no es nuevo, lleva ya unos años, aunque más en otros sectores blogueros, más en los tecnólogicos, de negocios.. en los blogs maternos es más reciente por el boom en el que estamos metidos ahora mismo.
    El debate se ha ido repitiendo y lo que es más soprendente, las marcas todavía no han aprendido muy bien cómo llevarlo.

    Por otra parte, disiento de esta frase: “En prensa está muy claro lo que es de pago y lo que no”. No lo está, la gente no lo percibe. Por mi experiencia de 5 años como jefa de marketing en un medio de comunicación nacional, de un sector muy concreto, te puedo decir que el 90% del contenido es de pago. Indirecto, pero de pago, es decir, publico las cosas de marcas que me van poniendo publicidad, doy premios de prestigio a mis anunciantes y sólo a ellos, meto un reportaje de una marca que ha invitado a 3 empleados de mi departamento a un finde con todos los gastos pagados, etc etc.
    Igualmente, en prensa escrita, en otro puesto (este en marketing de una marca), recibía llamadas constantes de medios tradicionales de este tipo “buenos días, vamos a hacer un monográfico sobre vuestro sector, os interesa salir? sería una entrevista con el gerente y un par de fotos” “Sí, claro, nos interesa estar en un medio de tanto prestigio como el tuyo” “De acuerdo, son 3.000 euros en concepto de edición y preparación del reportaje”.
    Y estas cosas la mayoría de la gente no lo sabe. Porque en ningún sitio pone “publireportaje” o “patrocinado”.

    Luego el tema de pago por resultados, aquí ya hablo como medio. No me gusta. Porque yo me trabajo como medio el tener un número aceptable de usuarios/lectores contentos con mi contenido, me trabajo mi marca, mis gastos de tener en pie el medio, las horas de curro.. y luego me viene un anunciante y me dice que me paga si el anuncio funciona, y me manda una creatividad cutre que no atrae a nadie. Me traspasa la responsabilidad de que funcione y no depende tanto de mí. Lo mismo con los post patrocinados, muchas veces te pasan el texto hecho y a morir al palo.
    Y seguría hablando siglos de todo esto, pero es que creo que ya me he enrollado mucho :-)

    1. Llevo toda la tarde con ganas de venir a seguir charlando contigo y nada, las niñas no me han dado tregua. Pero ya estoy aquí, y te agradezco infinito tu opinión experta.

      En prensa quizá no esté claro lo que es de pago y lo que no para el lector, ahí te doy la razón. Pero para las empresas es más fácil de discernir. Por lo menos en mi corta experiencia, aunque quizá he tenido suerte porque nuestra empresa está un sector de candente actualidad, no hemos tenido problemas.

      Hemos conseguido repercusión en medios importantes sin pagar, hemos ganado concursos sin pagar y hemos llegado a nuestros medios objetivos con tesón y una muy buena responsable de comunicación que ha sabido jugar bien sus cartas.

      También como cuentas nos han llamado de medios para ofrecernos espacios o apariciones en ediciones especiales o secciones temáticas pagando. Lo cual no me molesta en absoluto, uno no tiene más que decidir si le encaja o no.

      Yo no hablo de pagar por resultados, ahí te doy la razón, pero es lo que hace difícil valorar un medio online a priori y, en particular, un blog que el histórico de datos y trayectoria del que uno dispone para valorar si la inversión merece la pena o no es pobre mientras que en medio tradicional hay más gente con experiencia que te puede asesorar.

      Pero coincido plenamente contigo en que el éxito de una campaña no depende sólo del medio, sino también de lo acertado del diseño de la misma. Poco puede hacer un medio con una mala campaña.

      ¡Gracias!

    1. No sabes la de veces que me he acordado de ti escribiendo el post. Pero en realidad sí que estamos de acuerdo. Tú política la respecto es clara y pública y el que se acerque con otras intenciones sabe que se expone a reprimendas.

      A mí eso me parece estupendo. Las cosas claras y el chocolate espeso.

      Besos guapa.

  7. Uy, uy, uy!!!! Cómo me encantan este post y la discusión!!! Voy a empezar por el principio, a riesgo de aburriros terriblemente. Cuando empecé con el blog en 2011, tenía claro que si algún día llegaba a tener suficientes visitas como para convertirme en soporte publicitario, incluiría publicidad. Las visitas llegaron, pero el panorama publicitario español era de la risa (infame y penoso). No me lo curré mucho y enseguida dejé el curro feo en manos de una agencia. Para las pequeñas marcas tengo plena autonomía y aquí entro con el tema de la huella digital: para ellas un post patrocinado es una inversión muy pequeña con unos beneficios muy rentables porque sí, con un poco de SEO, Google te pilla al vuelo. Y es que como le ocurre a Baseecho, me entran muchas lectoras por posts de antaño (minicuna, silla de paseo, sujetador de lactancia, etc). ¡Cada día se leen y son de hace dos años! ¿No es la repera limonera?
    Con los posts patrocinados, las marcas tienen en nosotras un soporte publicitario súper segmentado y una voz a la que leen miles de lectores. Pero precisamente por eso no deberíamos usar mucho ese tipo de anuncios, ya que creo que sólo funcionan si estamos completamente identificadas con el producto del que vamos a escribir. Porque no nos engañemos, como lectoras olemos la falsedad a quilómetros.
    Para mi el quid de la cuestión son los regalos que las marcas envían a los bloguers. Soy anti regalos, qué le vamos a hacer. Creo que aceptarlos nos hace un flaco favor, ya que evita la profesionalización y fomenta la mala praxis, confundiendo la información (que en el caso de los blogs es la voz del bloguero) con la publicidad (de la marca). Quizá tengo esta opinión grabada a fuego en cabeza porque soy periodista y para mi es sagrada la diferencia entre información y publicidad. Vamos, que si hablo de los zumos que toma la fiera lo hago porque quiero, pero que si la marca X de zumos quiere que escriba sobre sus zumos, que no me los regale, que me pague por ello (con un báner, o con un post patrocinado en el caso de que sean los zumos que tomamos en casa). No sé vosotras, pero a mi me encanta darle a los báners publicitarios que aparecen en los blogs y gracias a esa publicidad he conocido marcas chulísimas. En cambio, cuando leo el nombre de una marca enmarañada en un post no patrocinado pero que es un regalo pienso: “Pufff, otra marca que nos la intenta colar (y otro bloguer a la que se la meten doblada)”.
    Bueno, creo que con este comentario me he ganado el premio a la más pesada. Ops!

    1. Hola Madre Primeriza, pues me has roto los esquemas… Yo odio los banners, pero no importa cuando leo sobre una marca en un medio “independiente”, aunque la marca haya pasado por caja. Por ejemplo, si en un blog de planes en familia, me cuentan lo bien que se lo pasaron en el parque acuático de moda y lo que leo es creíble, no me molesta que la familia haya entrado gratis o la hayan invitado a comer. Si además, han pagado algo mejor para ellos.
      En realidad, no sé si se puede considerar un post patrocinado, ya que la invitación era “inocente”: si te gusta la experiencia, cuéntala. Lo mismo incluso tuiteó durante toda la tarde sin tener compromiso de hacerlo.
      ¿Este tipo de contenidos te resultan molestos?

      1. Intervengo aqui porque me gusta este hilo y aún tiene ancho suficiente como para leerlo en el movil. No me gustan los banners ni los blogs con publi porque pierden credibilidad. Hace poco cayó para mí un blog de cabecera porque pedía publi a gritos y me confirmaba que las historietas que contaba no eran tan reales como yo las sentía. Eran fruto de un trabajo que como otro cualquiera, necesita remuneración, pero perdió mi confianza. Me gustan las historias normales, de experiencias habitualea y esa marca que menciona el bloguero, si lo leo con frecuencia y sé de qué pie cojea, obtiene mi confianza inmediata. Es decir, el mensaje me llega mil veces más que a través de cualquier otro medio. Y yo lo hago en mi blog, hablo de dos o tres marcas en las que confío ciegamente y espero ayudar a alguien. Considero que es mi responsabilidad aceptar qué productos meto en mis posts y aunque tuviera millones de visitas, seguiría pasando ese filtro. A cambio pediría lo que quisiera. Los posts quedan para el infinito, he leido entradas de hace años y comprado el.producto o no, pues luego el lector tiene capacidad de decisión. No veo dónde está el.problema. Marcas vengan a mí, las acojo como prueba y si me gustan, lo posteo. Aviso: soy muy cara y confiable.

      2. ¡Hola, Juan Pablo!
        Sobre los báners, adoro descubrir cosas molonas que, de otro modo, no descubriría porque la blogosfera es enoooorme. Pongamos por ejemplo mi mochila-bolso: cuando me convertí en madre no tenía ni un bolso que me sirviera (ligero y fácil de llevar). Estuve mirando opciones, hasta que descubrí en uno de mis blogs preferidos, A cup of jo, la marca Baggu a través de un báner. Me enamoré de sus mochilas de lona, pero no podía comprarlas a través de su web desde Europa. La fortuna quiso que en el último viaje a Berlin viera en un flamante escaparate las mochilas Baggu. ¡¡¡¡Yeahhh! ¡Y tenían mi color favorito! Verde turquesa, ¡preciosísima!
        En segundo lugar, una invitación a un parque acuático no tiene nada de inocente. Tú lo sabes, yo lo sé y los lectores lo saben.

        En cuanto a escribir sobre productos, creo que lo hago cada semana (varias veces) y no me pagan por ello. ¡Faltaría más! Cuento las cosas del día a día de la maternidad y en esas historias se entremezclan las marcas (como en el bizcocho que acabamos de hacer Emma y yo y que será el post de mañana).

        Por último, creo que los posts patrocinados, insisto, deben ser de un producto completamente afín a ti, o sino no eres creíble. Me acuerdo que en la facultad de Periodismo el profesor de gabinetes de comunicación nos decía que el periodista que trabaja para una marca (lease partido político, institución o club de fútbol) tiene que sentir esa marca como suya, sino o se hunde él o se hunde la marca. ¿Podría hacer un post patrocinado de Coca-Cola? No, porque no me gusta. ¿Podría hacer un post patrocinado sobre un zumo 100% naranja? ¡Absolutamente! Lo bebo cada día.

        En fin, que tenemos puntos de vista completamente opuestos… ¿o no tanto?

        ¡Un abrazo!

          1. En esto estoy con Juan Pablo. A los banners les he cogido una tirria brutal. Es más llego a dudar si serás tú la única que hace click y los matiene con vida :)

            Probablemente dé mucho mejor resultado con un cierto tipo de productos que con otros. A mí ya me lo advirtió una amiga emprendedora en su día que se gastó 50.000 euros en una campaña de banners para nada.

            Nosotros lo hemos probado en muchas variantes con resultados muy mediocres siempre. Es más, hemos tenido un banner muy caro en un blog de referencia en España muy bien segmentado para lo nuestro y ni para pipas. Mucha más repercusión una meción en twitter o en un blog de tráfico mucho más modesto.

            También es cierto que yo no recuerdo haber pinchado en un banner nunca. La verdad sea dicha.

            1. No, aquí hay otra que pincha en los banners 😜. Y lo hago porque mantenerme informada de lo que hay en el mercado es parte de mi “trabajo” como bloguera, igual que lo es navegar por blogs nacionales e internacionales. Pero claro mi blog es informativo, así que se me presupone informada…no sé si soy representativa, pero yo pincho compulsivamente en los banners de todos los sitios que me interesan. Y descubrí maravillas!

    2. Me encanta que lo tengas tan claro, me parece lo suyo, y si además lo dejas claro en tu blog entonces ya eres el sueño de cualquier marca. Teniendo tus criterios claros es más fácil para una marca valorar si tiene algo que ofrecerte que te pueda interesar.

      Lo de los regalos no me lo había planteado la verdad. Cuando me pongo el gorro de marca nuestro servicio no se puede regalar porque ya es gratis así que me pilla lejos la verdad. Quizá tengas razón aunque sí le veo el sentido si realmente es un producto novedoso simplemente para que lo pruebas y veas si te gusta o te encaja. No lo veo descabellado.

      1. Tampoco me parece mal lo de que te inviten a un parque temático, un hotel o un restaurante para que luego escribas tu reseña. Es la versión bloguera del crítico gastronómico de toda la vida.

        Yo creo que es posible aceptar dicha invitación y aún y así hacer una reseña fidedigna y real del sitio en cuestión. Imagino que es cuestión de dejarle bien claro al establecimiento en cuestión que la crítica será honesta con lo bueno. Y con lo malo.

  8. Tengo en borradores un post parecido a este desde el punto de vista de las marcas, pero no consigo darle el tono que me gustaría. A ver si lo retomo esta noche.

    A ver si hay suerte con Lufthansa :D

  9. Sigo respondiendo aquí porque la estrechez de los comentarios empieza a ser de risa:

    Antes de nada, Desmadrosa y artífice de este pseudodebate: Como te digo estamos de acuerdo y creo que las posibilidades de colaboración marca-blog son infinitas y pueden ser muy satisfactorias para ambos.

    Lo único que quiero resaltar es que es difícil de valorar a priori y por eso imagino que muchas veces las marcas se acercan con ofertas que no nos gustan o no nos interesan. Y no me refiero a los que ofrecen tráfico que me da la risa. Sino a los que a lo mejor piensan que te puede simplemente interesar el contenido sin más o los que ofrecen precios a nuestro juicio demasiado baratos.

    Lo mismo pasa en el sentido contrario que muchas veces el bloguero/a no sabe exactamente qué es lo que quiere la marca ni si puede dárselo o no. En ese sentido creo que hay unos parámetros que si se extendiese su uso y comprensión en la comunidad de blogueros facilitarían mucho el acercamiento marca-bloguero.

    Para los madresféricos ahí os dejo un nicho de mercado a huevo :)

    Por eso digo que ayudaría que los blogueros que empiecen a trabajar este tipo de colaboraciones abrieran un canal de comunicación con las marcas con una política o reglas de juego claras. No es necesario publicitar los precios que evidentemente son variables pero sí las líneas generales. Tampoco estaría de más tener preparada un poco la información que a una marca le puede interesar a la hora de hacerte una oferta.

    De la huella digital hablamos a hora que contesto a Juan Pablo.

  10. A Juan Pablo y el resto de followers de la “huella digital”:

    No quiero decir que la Huella Digital no tengo ningún valor. Lo tiene. Y es posible que en casos concretos pueda ser lo que las marcas necesitan. Sobretodo en casos en que su reputación esté en juego o quieran recalcar algún aspecto concreto de su producto o servicio.

    Se me ocurre por ejemplo que a Coca-Cola le podría interesar que cuando alguien busque en google Coca-cola veneno de ratas lo que saliera fueran un sin fin de posts alabando las propiedades nutricionales del brebaje. En este caso le compensaría pagar post patrocinados sin más pretensión que estar ahí dejando su huella.

    Para otros, aunque a largo plazo también pudiera ser beneficioso no es el objetivo último ni primordial de la campaña. Pensemos por ejemplo en empresas que lanzan continuamente productos al mercado. En cada momento puntual les interesará poner el foco en uno u otro.Que tú me promociones a posteriori una crema que ya ha sido sustituida por otra más fetén no me valdría de nada.

    La huella digital es más branding de marca pero no tan útil para una campaña de promoción concreta. Y sólo podrá venderse o cobrarse si es algo que la marca le interese en concreto. Si no es como prometer un epitafio bonito.

    1. Pero el branding es lo más valioso que tiene una marca.. :-)
      La marca tiene que pensar a largo plazo, por mucho que en un momento dado destine un presupuesto X a un lanzamiento puntual, el dpto de marketing es el que tiene que definir los objetivos de la campaña, otra cosa ya es que lo haga con acierto o no, pero ahí ya como medio poco tenemos que decir, salvo incluir en nuestros argumentos de venta de nuestro espacio ese largo plazo que da un medio digital, más fuerte que otro medio más efímero como la radio, la tele, etc.

      Si yo busco info en internet de un producto determinado de una marca y voy viendo que hay mucho contenido positivo sobre esa marca y otros de sus productos, voy a tener mejor imagen que si no encuentro nada de nada (salvo que sea algo nuevo, claro).

      Para casos de restauración de la reputación online estos post viejos valen y suman, claro, pero para esas cosas las acciones a realizar por la marca son más complejas

      1. Aquí creo que hay que diferenciar marcas y marcas, en mi caso particular lo de hablar de departamento de marketing es sobrevalorar muy mucho las horas que le echamos entre todos al tema :)

        Lo de la huella digital creo que interesa, a veces, pero no siempre es lo suficientemente prioritario como para pagar por ello, sobretodo para las empresas que estamos empezando y no tenemos claro que vaya a haber un futuro para disfrutar de esas rentas.

        Hay veces que el ruido lo necesitas hoy, mañana quizá sea demasiado tarde.

  11. Yo como siempre llego tarde a estas cosas. Me he leído todos, toditos los comentarios y bueno, yo si os sirve os cuento como funciono yo y lo que espero.
    Básicamente, yo espero honradez y sinceridad por todos los lados. Como lectora me gusta saber en qué condiciones se ha escrito el post: si le han regalado el producto, si lo ha escrito porque le ha dado la gana, si le han mandado la información y ella la ha seleccionado, si le han pagado… Al final es imposible contar siempre (a veces porque es un poco irrelevante) como ha pasado, pero en la medida de lo posible intento explicarlo en el texto. Porque a mí no me gusta que me engañen. Lo que pasa que es cierto que a veces no hay manera de meterlo con un poco de naturalidad y es peor el remedio que la enfermedad.
    Lo de post patrocinados o no yo sí los hago. Y lo pongo. Pero siempre intento dejar claro que están comprando un artículo, no a mí. Al hacerlo, lo que hago es escribir en una fecha concreta y una información la que sea.
    Pero los patrocinados a veces parece que son publicidad pura y dura y en mi caso no lo son. Mi criterio es: en un mundo ideal en el que yo tuviese todo el tiempo del mundo escribiría gratis sobre ello por lo que sea (interés, que se ajuste a mis gustos, experiencias etc). Si la respuesta es no, ni seguimos hablando. Y creo que muchas blogueras que hacen patrocinados opinan igual ¿Qué sentido tiene hablar de algo que se da leches con tu filosofía vital? Al final se te acaba volviendo en contra y lo que te cargas es tu reputación y credibilidad. Lo que pasa es que yo no puedo hablar de todo, me interese o no, porque no tengo tiempo. Y el patrocinado es una manera de asegurarte que seguro que lo hago y en una fecha aproximada.
    Yo tampoco aspiro a que me paguen 500 euros por un artículo. Es más, para mí las mejores relaciones son las de complicidad. Hay gente con la que trabajo a la que publico cosas porque me interesa, sin más, es un contenido que me gusta, y lo publico porque creo que tiene interés. A mí no me interesa que todo lo que escribo sea pagado, ni siquiera la mayoría. Tampoco tendría valor de cobrarle a ciertas empresas pequeñas, a las que elijo ayudarlas porque sí. Pero lo que no quiero y eso es de lo que yo más me quejo, es de que me traten como si fuera lela. Quizás no sea brillante como marketiniana (siempre se me ha dado mejor la comunicación que los números), ni la más avispada del planeta, pero cuando me toman el pelo me enfada. Y yo no sólo no comulgo con ruedas de molino, sino que me cabreo. Te haré un favor porque soy así, y si se me entra por el ojo por majos, generalmente, los hago porque sí, pero no me vendas que el favor me lo estás haciendo tú a mí.
    Si al final yo a lo que aspiro en estas cosas es a trabajar mano a mano. Y lo que yo puedo ofrecer… pues intento siempre ir con analytics por delante. Soy lo que soy. Si quieren una alta, rubia y con carisma tienen a Desmadreando, no soy yo a quien buscan.

    1. Me ha encantado tu chapa y además creo que tu posición es la buena y que las marcas que trabajan contigo lo valoran.

      Lo que también creo que es aunque una marca se equivoque en su enfoque inicial al acercarse a un bloguero sea porque lo menosprecie o pretenda tomarle el pelo, simplemente a veces uno no sabe muy bien cómo hacerlo o qué espera el bloguero de ti.

      Como digo una sección en el blog donde se especifiquen los criterios básicos que tiene cada bloguero respecto a la publicidad en su blog creo que es de utilidad para todos.

      ¡Tú sigue como hasta ahora que lo haces divinamente!

      1. ¿Así que tú eres la otra que pincha en los banners? :) Estoy convencida de que hay banners que funcionan pero por desgracia yo, hasta el día de hoy, no he sabido encontrarlos…

        Mira me gusta por ejemplo como lo tiene montado Con Botas de Agua porque sus banners so un reflejo fiel de las marcas de las que ella habla en el blog, las que usa y los productos que le gustan. Es un conjunto uniforme y con sentido, sabes qué tipo de producto te vas a encontrar.

        En ese caso creo que probablemente los banners den un retorno adecuado.

      2. Yo no creo que sea tan difícil… Si yo en el fondo soy una facilona. Las marcas infravaloran a la persona detrás de su comunicación. Una persona maja (y eso se ve a la legua) tiene mucho trecho ganado. Conmigo y con todos. A partir de ahí se habla y si encajan las cosas pues ya está. A mí me parece mucho más difícil en la teoría que en la práctica. Yo he dado con auténticos mendrugos, pero lo justo es decir que me llevo muy bien con mucha gente. En realidad creo que es más fácil llevarse bien conmigo que mal, pero algunos le ponen mucho empeño jajajaja

  12. muy de acuerdo con eso de no mezclar contenidos con publi; de todos modos, la madresfera (o como se llame) no es más que el boom del momento, yo este mismo show ya lo he vivido, en 2009, con los blogs de moda…pronto serán los blogs de menopausia, al paso que vamos

    1. Cierto que el tiempo pondrá a cada uno en su lugar y como todo lo que sube como la espuma luego tendrá que volver a su ser. Pero seguro que aquellos que lo hagan bien con constancia y buen criterio tendrán su hueco y sus oportunidades.

      Ya me veo blogueando de sofocos y otras bondades de la madurez…

  13. No sólo no te llueven los trolls sino que tienes media blogosfera tocándote las palmas. Y es que oye, qué bien os ha quedado el partido de tenis a La Mex y a ti, parecía de estos de exhibición.

    Me quedo con muchas cosas… tu lanzamiento al aire de propuesta para estandarización de ofertas (a ver quién es el chulo que le pone el cascabel al gato), lo que apuntaba Mónica de Zaragoza sobre que, en realidad, poca publicidad gratuita a gran escala hay hay, salvo campañas virales más que estudidadas… y lanzo una cuestión más:

    Al hilo de lo que planteaba Desmadres sobre “el valor añadido más allá del click” para la marca. Cuando una marca invierte en un medio tradicional (hoy me he enterado gracias a ella que eso se llama ATL) está pagando a alguien consolidado y con una trayectoria más o menos previsible. Sin embargo, los blogs (me refiero a personales y no tanto a los profesionales, aunque también) están sujetos a la voluntad del autor, y el que hoy “lo peta” mañana puede caer en desgracia por un desafortunado comentario en twitter o un post fuera de tono (esto pasa, y pasa mucho). Si fuera una marca me plantearía bastante en qué blogs anunciarme puesto que si pasado mañana el blogger cae en desgracia esto me puede repercutir (en televisión esto también pasa, recordemos los anunciantes que retiraron la publicidad de La Noria, pero es más infrecuente).

    Ale hermosa, lo dejo aquí, que hoy estamos que lo tiramos.

    1. Hay veces que me lees el pensamiento hermosa. Lo mismo he pensado con yo con lo de la huella. Cuánto rastro se va a perder porque el bloguero/a de turno le dé el cerrojazo y punto.

      O decida de buenas a primeras darle una orientación completamente distinta a su blog. Es lo que tiene el mundo blog que al final, salvo los muy profesionalizados, es personal e intransferible.

    1. No nos lo montamos bien… Mira que le hago caídita de ojos a Lufthansa y nada. En su defecto también me dejaría querer por cualquier compañía de cruceros de lujo con servicio de babysitting 24 horas :)

  14. Madre Tigre, Juan Pablo, me habéis dejado dándole vueltas toda la cena al tema y quería aprovechar este espacio para dar mi ¿última? opinión. En el caso español, para mi una campaña bien hecha en el inicio de una marca fue la de Noñoño. Empezó con una campaña de publicidad súper fuerte en blogs. A través de esos báners conocí la marca. Sin embargo, ¡todavía no les he comprado nada! Cuando salieron al mercado la fiera ya tenía unos meses y prefería comprarles bodys baratos dada su velocidad supersónica de crecimiento. Sin embargo, estoy completamente segura de que algún día me gastaré unos buenos euros en sus bodys para hacer un regalo molón (el día en que por fin alguna de mis amigas se queden preñadas, que nunca pierdo la esperanza), porque me parecen un regalo perfecto: son unos bodys que guardas para el recuerdo, para enseñarle a tu churumbel cuando ya ha cumplido los 18. Y por eso lo he recomendado a otras madres mediante el clásico boca a boca.
    Sin más….
    Un besazo!!!

    1. Ahora lo que necesitamos es que venga Ata a contarnos si de aquellos banners molones salió alguna venta… De verdad que me lo decís y me lo quiero creer pero o nuestro producto es poco “banneable” o yo de verdad no le veo el retorno.

  15. No soy blogger … No quiero serlo tampoco, me divierto mucho leyendo y a mi como lectora me daría mucha pena que mis blog preferidos tuvieran cada semana algo a lo que darle publicidad y se convirtieran en revistas, anuncios de tv etc.
    1. número uno porque si quiero que me llenen de publicidad veo la TV y ya…
    2. Porque vivo en otro País y aquí no venden lo que anuncian la mayoría de objetos comerciales, es más ni siquiera puedo participar en la mayoría de sorteos.
    Y sigo diciendo que no me leí los comentarios querida madre tigre, porque no soy de esto, no entiendo naaaa de naaa, y vine a aquí darle mi punto de vista, porque me encanta como escribe.. Y su criterio,dicho esto me retiro…

  16. Creo que ya llego tarde para dar una opinión muy sesuda del post, porque ya habéis dicho mucho y muy bien y porque a estas horas ya estoy más bien para el arrastre. En mi opinión los bloggers de nuestro nivel (ja!) son un punto fuerte dentro del plan de medios de cualquier acción de marketing y comunicación (publicitaria o prensa) porque hoy en día la publicidad pagada/ tradicional (ATL), convencional o como queramos llamarla pierde impactos a marchas forzadas… La credibilidad de un post escrito por un blogger, líder de opinión o prescriptor es mucho mayor y puede medirse mucho más que cualquier anuncio en tele.
    Un anuncio en tele o radio o prensa va a un público genérico, dentro de ese público está nuestro target, pero también muchos muchos que no nos van a hacer ni caso, pero un post o un evento o un tweet o una publicación en facebook impacta a nuestro público objetivo, que libremente te sigue en tu blog, te hace RT o te da like en facebook y eso amiga aunque esto sea muy nuevo es oro y las marcas lo saben y las agencias lo sabemos más. Pero las agencias vamos intentar siempre vender duros a pesetas y buscar el intercambio… El regalo molón o la palmadita en la espalda porque nuestro margen es mayor… Y esto creo que va más allá de la cultura en la comunicación, va a la cultura de nuestro país y de nuestra sociedad. Así como el hecho de que las agencias siempre tiren de los mismos bloggers para todo porque la ley del mínimo esfuerzo ya se sabe…
    En fin… Que para no decir nada, me estoy pasando… Y es que esto me toca de lleno y en mi blog no puedo dar rienda suelta a estas cosas que siempre hay espías sueltos.
    Tigresa enhorabuena por abrir debate!!!

    1. Con lo que tú sabes de esto y aquí relegada a la cola de la ristra de comentarios no te hacemos justicia…

      Lo que creo es que aquí hay clases. Yo he dado más la versión de la marca modesta, sin agencia ni perrito que le ladre, que se pone en la tesitura de hacer una campaña o campañita en blogs y los obstáculos o dificultades con los que se encuentra.

      Por suerte o por desgracia, el momento tengo tanta pasta para contratar una agencia sin mirar atrás no lo he sufrido en mis propias carnes y lo conozco poco. Pero como te conozco y sé que eres muy grande en lo tuyo, me creo todo lo que dices a pies juntillas. Y seguro que te has mordido la lengua.

      Yo si quieres te abro una sección para desahogarte bajo pseudónimo y antifaz :)

  17. Interesantisimo debate para una pequeña marca….se nos permite dar una opinión? …este mundo es muy nuevo tambien para una pequeña marca, y se hace muy difícil saber qué blogger es la influencer, la trendsetter…se hace difícil saber cómo abordar a una blogger…le pongo un mail personal, o lo hago profesional? Le envio un tweet? Le pido un favor? Le doy información y que lo utilice? Le pido tarifas?….para una pequeña marca, poner muchos banners o pagar muchos posts puede resultar muy caro…aunque no hay tarifas, por mi experiencia, hay un tipo de blogger que si empieza a tener u rango de precios similares… Y poner 5 banners es una pasta, oiga!
    Y luego hay bloggers que hacen daño, del tipo: si me regalas algo, lo pruebo, y hablo de ti…o hacemos un sorteo, que tengo triki mil fans….blogs que se dedican sólo a eso!! Me parece terrible…el valor de un blog va por el caracter de su autora, por una línea editorial consistente, cuando se mezclan de forma natural colaboraciones patrocinadas con posts personales…ya acabo….el valor de un blog para mi es cuando podemos encontrar relaciones de gana-gana…creo que pequeñas marcas y pequeños blogs podemos encontrar formas de colaboración que aún no conocemos…estamos muy enrocados en el banner o post….y seguro que hay otras formas de colaborar que nos harán mejores a todos….vaya chapa,
    Pablo. Kmfamily.es

    1. Ains que comenté muy al principio y sin dar más fondo porque es un tema que a veces me confunde. Pero ya que habeís comentado y como marca, te diré que me gusta mi opinión y vuestra visión del tema, y yo creo que a marcar que piensan como vosotras no les va nada mal con la relación marca-bloger.

      UN saludo

    2. Pablo me parece que tú y yo jugamos en la misma liga. Coincido plenamente con tu experiencia y tu opinión. Y ojalá sepamos encontrar la tecla adecuada un día de estos. Te deseo todo lo mejor y prometo compartir mi experiencia si encuentro el camino hacia el win-win.

  18. Qué precio le pondrías al ensayo genérico sobre Marketing Online o Digital (a mi esto de los términos como que me da igual) que tu post y los consecuentes comentarios han generado? Precio a corto o a largo plazo?
    Me has ganado como usuaria, por lo que tu esfuerzo o inversión (si así suena más profesional) podría decirse que ya ha tenido su retorno…Ten en cuenta que han influido en mi fidelización tus comentaristas…Deberías pagarles tú por esa “ayuda”?
    Sinceramente… es cierto que como marca, al colaborar con blogs, no se recibe un retorno directo en términos económicos. Pero recibir un correo de una madre agradeciéndote lo que le ha ayudado tu producto, el cual conoció gracias al post que una bloguera escribió porque lo había probado, considero que es suficiente para estar satisfechos: tanto la marca como la bloguera.

    1. Estoy de acuerdo contigo, sobretodo cuando son colaboraciones espontáneas e informales. Pero creo que cuando se trata de colaboraciones remuneradas es lógica que se mida la repercusión de las mismas con parámetros objetivos. Y creo que muchos blogueros con trayectoria pueden ofrecer esto y salir todos ganando.

      No sé en tu experiencia como marca qué experiencia habéis tenido pero nos encantaría aprender algo más. Seguro.

      1. Nuestra experiencia como marca cooperando con bloggers es muy corta. Como tu dices, vamos poco a poco. Eso sí, la filosofía que nos acompaña y de la que no queremos apartarnos es que los blogs tienen una razón de ser, una misión. No son escaparates… Los lectores no buscan eso. Por eso, nosotros colaboramos con blogs con alma de blog, que no pierden su esencia. Lo demás….números, SEO,etc… siempre y cuando uno haga las cosas bien y se mantenga fiel a su filosofía, vienen por sí solos.
        Propongo, desde aquí, un encuentro de pequeñas marcas para poner en común nuestras experiencias.
        Gracias por la oportunidad!!!

  19. Estamos sacando mucha miga entre todos. Gracias a ti por el post. :-)
    Contesto por aquí abajo porque quiero tocar algunos puntos que se han citado en otros comentarios.

    De acuerdo en que valorar la idoneidad o no de un blog no sea fácil. Depende de tráfico, de contenido, de quién está detras, si es la marca la que aborda al blog o el bloguero el que aborda la marca.. La marca (o su resp. de comunicación) tiene que saber cribar entre los que mas le convengan, que no tienen porque ser los más leídos, el blog tiene que cuidar su producto con contenido de calidad y tiene que (si quiere rentabilizar un poco el blog) saber qué puede ofrecer a las marca y cómo. Es igual de válido querer tener un blog por disfrute exclusivamente y pasar de marcas que tenerlo por disfrute y además querer obtener algo de remuneración, aquí cada cual decide libremente.
    Pero si una marca te busca es por algo, aunque sólo sea “por bulto”, y en este punto vemos otra vez, ¿quién me contacta, el de marketing o el de comunicación? (que esa es otra, en empresas grandes no son las mismas personas ni cuentan con los mismos presupuestos. si están “separados”, el de comunicación va a querer todo gratis o con algún intercambio en especies como mucho, los de marketing suelen tirar más hacia publicidad. En la empresa perfecta mkg y com van de la mano o incluso son un único deprtamento y tienen los mismos objetivos, cosa que sí ocurre en empresas pequeñas y por eso es más fácil tratar con ellas)

    Sobre lo de que te va a asesorar mejor un medio tradicional, tengo mis reservas. Llevan años haciéndonos tragar con audímetros y similares que no son reales 100% como un dato de una página de internet. Hay también muy buenos profesionales en los medios online :-(

    A mí los banners también me gustan, y pincho, como cualquier publicidad, me informan y me entero de cosas que me interesan. Eso sí, banners (llamo banners a los anuncios en general) que no molesten ni interfieran demasiado con el contenido, que estén ahi sin molestar para quien quiera pinchar. Aborrezco los pop-up que se te lanzan a la cara cada vez que cambias de página. eso son malos anuncios y si encima no tienen un aspa bien visible para cerrarlos.. uf
    Sin publicidad, los medios, hoy por hoy, no existirían. O pasariamos al pago por contenido.

    y algo más quería comentar pero se me ha ido de la cabeza. es muy tarde ya y las neuronas patinan…

    1. Uy qué peligro, me acabas de dar donde más me duele… Pero no me voy a extender aquí porque creo que este post ya tiene contenido para dar y regalar. Prometo que lo trataré en un pist uno de estos días pero hay una burra de la que no me apeo: los modelos de negocio que se sustentan en la venta de publicidad no funcionan. Y si no que se lo digan a Mark Zuckerberg que ya no sabe qué hacer con Facebook. Ahí lo dejo. To be continued…

      1. Sí, ni sabe qué hacer con él y encima se lo va a ir cargando lentamente.
        Pero este debate de que la publicidad ya no funciona como modelo de negocio lo llevo oyendo desde que hice el master de mkg digital en 2002 y no veo que nadie de con la solución. Además se agrava con la crisis. Las marcas necesitan promoción, los medios necesitan dinero para financiarse, las agencias también tienen que vivir haciendo planes de comunicación y diseñando campañas, los usuarios no andan muy por la labor de pagar por contenido, de momento…bueno y si ya metemos en el debate a las agencias de medios…….. juas. Espero tu siguiente post, está siendo muy enriquedecor para todos. Me encanta. Deberíamos hacer un doc en drive y aportar ideas o un grupo en facebook. Bss

  20. Enganchada al post y al hilo de comentarios! Me parece que has creado un monstruo! Ya casi tiene vida propia… ¿te das cuenta? Enhorabuena, a la autora y a los seguidores, porque pone de manifiesto que hay algo que se está moviendo.
    Estoy lejos de ser una experta en la materia, pero el tema me apasiona y quería dar mi opinión. El debate sobre las marcas, publicidad en blogs y demás estaba abierto desde hace tiempo, pero tal vez en algunos casos, de forma latente en nuestro entorno. Creo que no va a ser fácil llegar a una conclusión o a un modelo ideal que aplicarnos, porque me parece a mí que no existe. Y no existe por suerte! Porque esto nos convertiría en clones. Y que esto no sea precisamente así, su flexibilidad y la capacidad de reinventarse en cualquier momento, es lo que hace este mundo aún más interesante,
    Has abierto el diálogo como tú decías, rompiendo una lanza en favor de las marcas. Si una marca grande como alguna de las que participaron el el 8J nos está pidiendo creatividad, y que aportemos también desde el otro lado (estrategia o no, no me importa), ¿os imaginais como anda una marca más pequeñita? ¡Perdidísima!
    El como encajar este rompecabezas es algo que va a ir resolviendose poco a poco de forma natural. Podemos aprovechar y amplificar las voces, o dejar que todo transcurra en un segundo plano. ¿De que forma conseguiremos más consenso y mejores resultados? El diálogo y el coloquio es el primer paso. Pero los que ya estamos ahí tenemos una obligación, la de dar voz y visibilidad a todas estas ideas. Habría que dotar a todo lo que nos rodea de total transparencia, para que los primeros pasos sean más fáciles. Honestidad con nosotros mismos, y transparencia. Sólo esto sería ya un paso de gigante.
    Personalmente, creo que hay muchísimas fórmulas para aproximarse a escribir un blog, y todas son respetables. Cada blog es único en su enfoque, su carácter, y su contenido. Lo que me sirve a mí, no tiene por que encajar en el modelo de otro. Y lo que a un usuario le vale, a otro tal vez no (véase el caso de los banners, y la curiosidad de los lectores)… ahí tendremos que currárnoslo y conocer a nuestra audiencia. Pero en esto radica la riqueza y la importancia del medio que tenemos entre manos.
    Si unimos esfuerzos y nos encargamos de que todo este diálogo resuene más en nuestro entorno, ¿no creeis que conseguiremos más?
    Me ha encantado el símil de los comentarios de papaLobo, y ya se lo he dicho a él. No puedo estar más de acuerdo, y es que la operación pañal ya ha llegado!

  21. Pingback: Bitacoras.com
  22. Por alusiones ;-) Me sorprende que recuerden nuestros banners. Sólo hemos insertado 3 o 4 banners en sites bastante modestos. Insignificante. Y por supuesto, apareciendo siempre en el contenido editorial de dichos sites. Of course!!

    Supongo que han servido para que líderes de opinión como Walewska nos pusieran en el mapa, y para conseguir cierto efecto “tu logo me suena”. Pero nunca nos han traído visitas.

    Los banners son la parte “intrusiva” del contenido de Internet, como lo son los spots en la tele, y no me gustan. Yo apuesto por la creación de contenidos que atraigan a la audiencia (el banner persigue, el buen contenido atrae, ¿dónde se ha visto a un vendedor persiguiendo a sus clientes, o a un buen casanova acosando a las mujeres?). Sin ir más lejos, el libro nació como contenido publicitario: notoriedad remunerada.

    Yo quiero compartir, no interrumpir, lo que marca claramente la relación de la marca con el medio. Con buen contenido de marca se puede estar presente en el contenido editorial sin desvirtuarlo (en el caso de los tecnológicos parece muy evidente).

    En cualquier caso, y enlazando con el otro tema, el de las reglas y remuneraciones: es mal momento para sacar conclusiones, porque en Internet (también fuera de ella, pero en Internet especialmente) salimos todos a pescar y pocos a comprar. Cuando se vuelva equilibrar el consumo, la buena audiencia (abundante, fiel y segmentada) tendrá un valor, fácilmente repercutible en ventas.

    Bola extra:
    Últimamente he utilizado la promoción de noticias en Facebook para promocionar post y Me Gusta! Me gusta porque genera visitas, fans (bdd) y porque el contenido que se difunde no es publicitario, ni por ubicación ni por limitaciones de formato y espacio.

    Toma comentario.

    1. ¡Qué bien te expresas hermoso! Al final casi todos los que hemos probado los banners, por lo menos con ambiciones modestas, hemos tenido resultados decepcionantes por lo menos en términos de clicks y visitas, no digamos ya de conversión.

      Efectivamente yo veo más futuro en colaboraciones de otro tipo con los blogs y sus autores.

      Fíjate que ya eres el segundo que me habla de la promoción de contenidos en FB, yo la odio cuando se me cuela en el timeline pero si tú también dices que da buen resultado igual nos animamos a probarlo también.

      ¡Muchas gracias!

  23. Particularmente, la publicidad en los blogs -hablo de los de trapos, que son los que más “conozco”- tiene un componente de disimulo y engaño en el 95% de los casos que me provoca directamente rechazo, al margen del producto.

    El uso continuo de eufemismos para encubrir la publicidad es una tomadura de pelo para los lectores. Las marcas deberían cuidar más dónde y cómo ofrecen su mercancía.

    1. Mira, eso en los blogs maternales sí que suele estar muy claro, nada encubierto. La verdad es que casi todas las blogueras que sigo y hacen posts patrocinados lo dicen expresamente y lo hacen de maravilla. No me molesta en absoluto.

      ¡Qué bien tenerte de vuelta Pri!

      1. yo no lo veo tan claro, algunas hacen un product placement excesivo…y que me dices de twitter e instagram? allí tb indican que es patrocinado?

        1. La verdad es que no estoy tan puesta pero ya te digo que aquellos blogs que sigo (reconozco que no son tantos, a lo mejor por eso) no me parece nada abusivo. En twitter he visto poca publicidad, la verdad y FB la verdad que casi ni lo miro.

          Lo que sí me cansa es cuando el mismo día por una promoción concreta varios de los blogs que sigo publican posts del mismo producto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s