Celebrity

Familia numerosaLa Quinta es mi favorita. No me duelen prendas al decirlo. Es más, a este paso, La Quinta va a ser la heredera única de lo poco que quede después de la vidorra de despilfarro y desenfreno que pienso pegarme en cuanto la última coja la maleta y salga por la puerta.

Ahí la tienen tan rica ella, sin decir ni mú más allá de unas pataditas ecantadoras. Come cuando le toca, duerme cuando buenamente puede y, sobretodo, no se queja. Ni me taladra los tímpanos con chillidos o lloriqueos asíncronos. La Quinta es una gloria. Bendita. No como las otras.

No es que no quiera a esos cuatro bichos que tengo distribuidos en camastros de todo tipo y tamaño. Las quiero. Más de lo que se merece esa panda de señoritas protestonas. Pero me dan mucho trabajo. Ya no logístico, que también, sino sobretodo psicológico. Cada una está pasando por una fase notoria y, por supuesto, diferente de la de las otras. Sus necesidades se diversifican a una velocidad de vértigo mientras yo intento compartimentar el cerebelo como buenamente puedo para darle a la neura de cada una el tratamiento adecuado. Ni en la López Ibor tienen que lidiar con tanto síndrome simultáneo.

La Primera está pasando por una fase muy Nick Nolte. Lo de la higiene personal le cuesta cada día más. Hay que amenazarla de muerte para que mueva el cepillo en lugar de dejarlo reposar sobre los dientes un tiempo prudencial, escupir y seguir tan campante con los dientes igual de sucios o más que cuando empezó. Las manos se las lava sin jabón, la cara no la toca salvo que me ponga detrás agarrándole el pescuezo y el pelo… Ni me hablen del pelo. Se ha mimetizado con su afán de convertirse en una sin hogar y ya es más una maraña que una melena. Por si fuera poco ha desarrollado un Diógenes en versión compost y el otro día le pillamos con un arsenal de bocadillos mohososos, plántanos de hace más de un mes y otros horrores en la mochila.

La Segunda en cambio se cree Celine Dion. A sus seis añazos es toda una diva. Con sus humores, sus necesidades y sus histerias. Ella ha nacido para tener séquito y lo de colaborar en las tareas del hogar está muy por debajo de su estatus de reina mora. Todo lo que implique no hacer lo que a ella le plazca le parece un abuso y lo deja bien claro con rebufos y protestas en si bemol. Como cualquier estrella del celuloide sufre de cambios de humor esquizoides y antojos de todo tipo. Lo mismo quiere un yogur con miel y nueces que una ensalada bien aliñada. Entre bocado y bocado me pregunta si tiene el pelo brillante mientras se peina la melena con mimo.

Qué les voy a contar de La Tercera que está peor que cuando a Brenda Walsh no le dejaban salir con Dylan McKay. No les voy a engañar, tener tres años y creerse mayor no es fácil. Porque es pequeña. Aunque ella no lo sepa y viva sin vivir en ella frustrada por todo lo que pueden hacer sus hermanas y ella no. Ella quiere ir en elevador y no en su sillita reglamentaria con arnés. Quiere cortarse sola la carne con navaja si hace falta, columpiarse sin poder, trepar a los árboles a los que no llega, jugar a las cartas sin saber contar y, sobretodo, quiere ir a muchas fiestas de cumpleaños a las que todavía no le invitan. Un drama humano de gran envergadura.

Y la que faltaba, La Cuarta en discordia, está en plan Glenn Close. El pobre Michael Douglas en miniatura de la guardería lo está sufriendo en sus propias carnes. Lo mismo se le abalanza encima para comérselo a besos que le planta un buen par de tortas bien dadas. Pero no le deja. Ni a sol. Ni a sombra. Mientras, yo temo por la integridad psíquica y física del niño y por la poca reputación como madre de criaturas relativamente cuerdas que me quedaba.

Ahora díganme que no es como para coger a La Quinta y salir huyendo.

37 respuestas a “Celebrity

  1. No tenes hecha todavía la maleta. Pues estás tardando.
    Lo malo es que ese amorío que tienes con la Quinta está a puntito de estallar en pedazos. no recuerdas los llantos desgarradores, las noches sin dormir, tener que hacer todo con un niño colgando…
    Pues eso, disfruta del idilio; mientras dure.

    1. Pues fíjate que a mí los bebés me desquician poco. Lo de no dormir lo suelo llevar bien, es más hasta agradezco tener mis ratos a solas con el bebé que por el día es más difícil.

      Claro que basta que lo haya dicho para que La Quinta tome nota y venga al mundo con cólicos y vete tú a saber qué.

      Crucemos los dedos…

  2. Es lo dices hasta que nazca, cuando te despierte por la noche para comer, vuelves a leer tu magnífica entrada de hoy y me lo cuentas ;-)
    Lo del drama de La Tercera lo padecemos en casa con el Mediano, si das con la clave para que salga con Dylan, por favor, chívamelo :D
    ¡Genial como siempre, Trigresa!
    ¡Besotes!

    1. La verdad es que lo de La Tercera es para romperle el corazón a cualquiera. Todos los días me pregunta si hoy es ya el cumpleaños de su amiga de la guardería y si no cuánto falta para el suyo. Las otras tienen una vida social intensísima y a esta pobre le toca siempre quedarse en casa con nosotros.

      Fíjate que me estoy planteando hacerle una fiestecilla o algo para darle vidilla. Menos mal que pronto celebramos el cumple de La Primera y a ese sí que está invitada.

      En fin, deseando estoy que Dylan se fije en ella de una vez por todas :)

  3. Madre mía, madre mía, madre mía. No sé que decirte. Muchas veces con mis monstruos pienso que es imposible ocuparse de ellos al 100% a no ser que pretenda volverme loca. Ah, y lo de los plátanos y bocatas corrompidos me ha sonado taaanto, jajaja. ¡Ánimo!

    1. Yo loca estoy ya. Y mucho. Pero intento disimularlo lo mejor que puedo :) No me recuerdes los de la comida mohosa que se me revuelve el desayuno ¡No había visto tanto moho, hongo y gusano junto en mi vida!

  4. Jajaja qué monas…eres increible, aqui me presionan todos para que no se me ocurra pensar en un tercero. Y bueno, ya verás cuando la quinta tenga aire en sus pulmones o no la dejen dormir…en fin qué te voy a contar que no sepas ya… Nada, nada esto tiene fecha de caducidad y terminarás implorando finde libre con el padre y…

    1. Anímate mujer, que los terceros se disfrutan mucho. A mí los niños me empiezan a dar la tabarra cuando se vuelven móviles, gatean y lo demás. Los bebés que sólo comen, duermen y lloran me pirrian. Lo que me agota es lo de intentar razonar con seres semi conscientes :)

  5. Uff!!
    Pinta en bastos, querida.
    Lo bueno es que lo cuentas en plan psicoanálisis y con este posts (y los precedentes..) haces una terapia que te viene de lujo, lo ves desde la barrera y luego vuelves a ese “Hollywood” que tienes en casa con el cinismo de un Carlos Boyero para ponerlas a todas en su sitio, que es lo que toca.
    Somos malas, no las cuatro tuyas en particular, sino el género femenino en general y a las pruebas me remito.
    Porque sí, yo también iba a sacarte de ese idilio con la quinta, a tortas (si fuera menester..) recordándote lo que se te viene encima.. pero mis predecesoras ya lo han hecho con saña manifiesta así que no voy a decir ni mu y disfruta mientras dure… ;-)
    Bss!!

    1. Mira que os habéis levantado empeñadas en quitarme la ilusión. Que no hombre ¡qué no! Estoy deseando tener un bebé minúsculo colgando todo el día, esa etapa me encanta. Además, por si acaso todos los días dedico un rato a ir aleccionando a La Quinta. ¿No dicen que hay que hablarles? Pues eso, yo aprovecho para ir amenazándole y que se vaya haciendo una idea de lo que espera :)

  6. Como padre no tengo ninguna experiencia, los dioses me libren de tal imprudencia por lo menos hasta que acabe la universidad, pero si te pueso decir lo que me funcionaba como niñero.

    Aquí donde me ves me ha sacado unos dineros adiestrando fieras mientras sus padres huían a cenar a restaurantes caros o vete tu a saber que. Con lo de La Primera, mi consejo es enseñarle fotos de gente calva, desdentada, desfigurada y demás y decirle que si no se lava acabará así, yo conseguí que un niño empezará a usar pasta de dientes, esa noche me lleve un extra.

    Con la segunda, no hay nada que hacer, será la próxma en pedir 1000 botellas de un agua carisima del Himalaya que no sabe a nada, miel exótica de la india y quien sabe que locuras mas. Con un poco de tiempo se le pasara. Aguante estoico Madre Tigre. O también opta por el sobreexceso, un niño siempre me pedía Nocilla, un día harto le compre un bote y se lo zampó entero, no la volvió a probar y el empacho que se llevo le quito el divismo por una temporada, sus padres luego me dijeron que a los meses volvía a ser igual de “especial”

    Con La Tercera mi consejo es que le empieces a dar tareas que hacer, muchas que no pueda y otras que si, asi se acostumbrará más rápido a su edad. Un diablo de cuatro años quiso dejar de ser mayor cuando se pensó que había roto el grifo de la bañera y no era capaz de arreglarlo, por suerte solo no podía quitarle el seguro. Esa tarde y en adelante se dedicó a ver los dibujos y jugar. Sus padres todavía se piensan que lo hechicé.

    La Cuarta, hay La Cuarta, nunca he lidiado con una niña así. Lo más es que me ha pasado es que una de ocho me dijera que quería casarse conmigo tras una cuantas tardes cuidándola, pero eso se arregló facilmente diciéndole que ya estaba casado. A eso si que no se como enfrentarme.

    Suerte con La Quinta y que no te vuelva loca la manada.

      1. Jajajaja, imaginación que tiene uno y que me encantan los peques. Lo de irme de aupair lo veo, pero eso de aprender aleman lo veo más dificil. No me gusta nada el idioma…. :$ pero puede que cuando acabe la carrera siga los pasos dd una amiga mia y pruebe en New York o en otro sitio. Los peques pueden ser desesperantes, pero trantándolos como iguales y con un poco de imaginación y cosas imposibles se hace más llevadero.

  7. A ver no sé que decirte, soy madre de una sola criatura y me desespero miles de veces no quiero ni pensarlo cuatriplicado…
    Por mi parte decirte que se peinar como nadie, que puedo hacer de manager de estrellas y que para la tercera rebelde le llevo otro de la misma edad y en la misma tesitura que se autoayuden, y de la cuarta…. esas son las que más me gustan, las de una de cal y otra de arena.

    Pero oye tu con toda tu moral vas y encargas la quinta, nena como dice una amiga mía ” en el fonde te va la marcha” así que nada de largarte.

  8. tu ya eres mi heroina desde hace tiempo, lo de la quinta pues tienes razón aprovecha a disfrutarla hasta que ande porque luego se unirá al club de las hermanitas y te volverá loca, pero de momento disfruta…

    1. Me niego a pensar en la edad entre los 10 y los 18 meses. ¡Me niego! Además La Quinta me ha prometido que va a ser la niña de mis ojos, se va a portar siempre fenomenal y no se va a acercar jamás a un enchufe. ¡Esa es mi niña!

  9. Eres mi lideresa. La semana pasada aumenté la familia en una miembra: una compañera de clase de Ladesiete. Nos organizamos su madre y yo para conciliar porque somos vecinas y los horarios de verano escolares son un asco. Me acordé de ti y de otras madres múltiples… y sólo eran 3!! Qué manera de poner lavaplatos, qué manera de acabarse la comida, qué broncas, que cantidad de veces se repetían palabras como ‘me voy a chivaaar, me ha quitado, me ha pegado…’ Un infierno. Aprovecha!!

    1. Uf, lo de los niños ajenos es otro percal. Los hay maravillosos que traen la armonía y ni te enteras de que están y luego los hay disruptivos de los que te dan más trabajo que todos los tuyos juntos. Yo a estos últimos los rehuyo como la pólvora…

  10. Después de la experiencia con Michico, que me recuerda mucho al monillo de Peineta, me pasé todo el embarazo susurrando a Lanena que iba a ser buena, buenísima y tranquila tranquilísima. Bueno, lo reconozco también, le pedí un poco a Dios y todos sus santos por aquello de asegurar.
    Cuando nació después de una o dos semanas de observación, me rendí a la evidencia, que sí, si, Lanena es una niña tranquila y buena y oye, por la noche duerme y todo. Y créeme, cada vez que lo pensaba se me dibujaba una sonrisa estúpida en la boca, como de loca feliz que repite un mantra “la niña es buena y tranquila”. Vamos lo que viene siendo enajenación post parto. Pero claro, no hay mal ni bien que cien años dure y desde que Lanena va a la guardería pues se nos has transformado en una especie de Conan guerrero que impone su voluntad sí o sí.

    Bueno eso sí, durante 15 meses vivimos en paz, así que te recomiendo el método de repetición durante el embarazo que parece funcionar hasta que la niña tenga que hacer frente a la jauría de la guardería.

    Por lo demás Madretrige sabes que eres mi heroína porque yo solo tengo dos y hay días que no me da la vida.

    Michico, 7 años recién cumplidos comparte la fase guarillas de La Primera, ducharle es un suplicio y para lavarle el pelo hay que sacar las amenazas “gordas” y enfadarse de verdad.
    Me das una pista y voy a mirar bien en su mochila porque no me extrañaría encontrar comida con vida interior y exterior.

    Animo Madretigre, qué te darán muchos trabajo pero por lo qué cuentas tus Cuatro son unos cracks ¡

  11. Madre mia!!!!!!
    Mi segundo fue un santo bebe y nos animamos al tercero………. Hace once meses que no duermo….. es malisimooooooo, pone firmes a padre, madre, hermanos, perra y si hace falta a todo el que quiera dirigirse a el……. Ten cuidado….. tu ya has pasado por el tercero pero este es un bicho de mucho cuidado, disfruta de la quinta ahora que puedes….
    Con respecto a los demas, mi segundo tiene el mismo sindrome que tu tercera, cree que todo lo puede….., espero que en septiembre cuando empiece el cole y a tener sus cosas se le pase, sino, moriré…….

  12. Madre Tigre, cuando encuentres solución para tu Primera, por favor, házmelo saber. Que mi única fiera me tiene loca con su fobia al jabón y al baño en general. Confío en ti y en tus dotes de madre todo poderosa. Con cariño, una primeriza for ever (amén del buen funcionamiento del diu). Muas!

  13. Yo soy muy de la Quinta por lo que tiene en común con mi enana pero aún así, es que semejante esquizofrenia en casa es como para salir huyendo. Y no has hablado de que igual lo hacen en dos idiomas (o en tres) que ya es para matrícula de madre enloquecida.
    Yo tengo un miniG en modo potro y cabreado con su madre xq no le coge en brazos… En fin, que todo sea para bien… Y que nos fuguemos pronto…

  14. Tienes toda la razón! La Quinta es un amor. Aleccionala bien para que cuando salga mantenga el buen comportamiento y no sea como mi tercero que casi me da un chungo. Cuando sepas que hacer con la Tercera me cuentas, que mi Rubia está en ese plan aderezado con mucha mala leche. Ánimo compañera.

  15. Entiendo que ahora la quinta sea tu favorita, pero debe ser porque no tienes ciática y estás estupenda. Tu vida diaria es toda una aventura. Cada día te admiro más, aunque las costumbres de la primera me espantan…
    Un besote!
    Marialu

  16. Jajajajaja, me has hecho reir mucho con las descripciones de la tribu de nenas!

    Solo añadir que a Quinta le falta un telediario para mostrar sus verdaderos colores, disfrutala!!! son increibles las personalidades de todas!! tan definidas desde pequeñas….
    A primera se le pasará y luego será lo contrario, prepárate…, lo de segunda me parto con ese encanto personal/narcisismo, me encanta tercera aunque entiendo tu preocupación, es tronchante, y cuarta toda pasional que llegamos al remanso de paz de Quinta angelote!, entiendo pero cuidate o te veo con otraaaaaaaaaaa!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s