Memorias de África

Literatura femeninaUno de los rasgos más significativos de mi condición de follower por vocación es una capacidad pasmosa para mimetizarme con los hobbies de casi cualquiera. No hay nada que me guste más en el mundo que escuchar a alguien hablar de algo que le apasiona y de lo que además sabe un montón. Ese es mi hobby, inhalar las pasiones ajenas y conocer el mundo de la mano de los expertos en la materia.

No soy nada selectiva, puedo convertirme en forofa del Real Madrid o vibrar de emoción con una charla sobre el apareamiento del ornitorrinco. Lo mismo me da. Mientras mi interlocutor hable de ello con el suficiente entusiasmo yo encantada. Con los libros me pasa algo parecido, no hay historia que me enganche más que las escritas desde el enamoramiento más absoluto. Aquel que uno sólo puede sentir por aquello que realmente le apasionada en la vida.

Como muestra un botón, con diez años le cogí una manía tremenda a Hemingway cuando nos infligieron El viejo y el mar sin piedad. Días y días de niños trabándose con páginas eternas en las que nunca pasaba nada. Capítulos enteros dedicados a un único salto de una dorada. Para morirse allí mismo del tedio más absoluto.

Con el tiempo volví a darle otra oportunidad a Ernest y me leí Por quién doblan las campanas. Volví a aburrirme soberanamente. Me parecía increíble que alguien pudiera hacer una guerra soporífera, pero él lo conseguía de maravilla. Me resigné a ser una de esas personas que no saben apreciar a los grandes. Algo parecido me pasa con Dostoyevsky, Crimen y castigo es de los libros que menos me ha gustado en los últimos años.

Hasta el día en que cayó en mis manos Green Hills of Africa. Lo hubiera dejado todo allí mismo y me hubiera ido a vivir un tórrido romance africano con Ernest independientemente de su edad, su afición por el Dry Martini y sus carnes descolgadas.

Curiosamente, a raíz de mis pesquisas para encontrar la mejor literatura escrita por mujeres han caído en mis manos tres libros sobre África que me tienen totalmente atrapada en una espiral de a la mierda todo, nos vamos a África. Y no se hable más.

Para aparciguar la necesidad imperiosa de cambiar de vida y dedicarme a ver atardeceres imposibles, he empezado por comprarme un diario de los de verdad. De cuero y pergamino. El diario es el único complemento que necesita una mujer en África. Eso me ha quedado claro. También me he comprado una pluma, que me combina divinamente con el diario, con la que pienso relatar la vida en su faceta más lenta. De todo lo que envidio de estas vidas ancladas a una tierra inhóspita, la lentitud es, sin duda, lo que más anhelo. Estoy hasta el moño de que se me escape la vida a cien por hora y de ver pasar la infancia de mis hijas a cámara rápida.

Para empezar a saborear cada momento no lo duden y léanse estos tres libros:

I dreamed of Africa de Kuki Gallman (Este en particular me ha chiflado)

Out of Africa de Isak Dinesen

The poisonwood bible de Barbara Kingsolver

Y, si no lo han leído todavía, súmenle Green Hills of Africa de Ernest Hemingway.

Son libros muy distintos, pero todos destilan ese África que se te cuela debajo de la piel para no dejarte jamás. Si no acaban totalmente enamorados de aquella tierra de grandes dramas y sutiles placeres tienen ustedes menos corazón que el hombre de hojalata. He dicho.

40 respuestas a “Memorias de África

  1. Estoy contigo con inhalar las pasiones ajenas…dejarse llevar por ese remolino de emoción te hace vibrar el corazón.

    El viejo y el mar en mi adolescencia me marcó…fue mi examen final de Literatura y si no hubiese sido por un enorme profesor lo hubiera odiado, pero gracias a él aprendí sobre la pausa, sobre la vida y sobre que es muy distinto tener 14 años y leer eso cuando se tiene “prisa por vivir”.

    África es una asignatura pendiente en mi vida. Tenía planeado un viaje con mi padre y mi hermana. Los tres solos. Un mes. Yo organicé todo. A dos días de salir me operaron de emergencia. Un quiste de 10 cm en el ovario me impidió vivir esa aventura con mi padre.

    Algún día iré para rendirle tributo y por mientras disfrutaré de tus lecturas.

    Un besote desmadroso

  2. Yo este año me he leído “Dios, el diablo y la aventura” de Javier Reverte, a mi me ha encantado, cuenta la historia de Pedro Paez misionero jesuita, arquitecto, políglota, erudito, gran polemista y viajero, que vivió en Etiopía en el siglo XVII y se convirtió en el primer europeo que descubrió las fuentes del Nilo Azul.
    Apuntadas tus recomendaciones.

    1. ¡Ay Quintano de mis amores! con Reverte hemos topado. Le tengo una manía bíblica y eso que jamás he leído nada suyo. Le seguí una temporada en twitter y quería matarlo cada mañana hasta que dejé de seguirle por salud.

      De todas formas lo de tener manía sin conocimiento de causa no es de recibo así que igual me animo a leer este ya que a ti te ha gustado mucho.

      Gracias guapa.

  3. Me supongo que me pillas en un mal momento Africa, a mi me toca cada día trabajar e interactuar con ellos, y no termino de ver esos atardeceres ni esos romances. SIno conversaciones de besugos, solicitudes nunca a tiempo etc…. se nota que hoy estoy en pleno gozo de mi puesto de trabajo eh??

    PUes lo dicho que me alegro por tu diario y tu pluma y que tomo nota de todo lo que dices aunque hoy en poco en diagonal.

  4. Como me alegra que te gustase el de I dreamed of Africa! Me lo había recomendado un amigo mío enamorado de Kenya y superó mis expectativas. Me apunto los otros dos más la idea de un diario por si algún día me animo a plasmar lo que se me pasa por la cabeza. Y lo de mimetizarse con los hobbies de otros me pasa sobre todo con nuestra querida Wed y su pasión por la moda, da gusto leerla y descubrir la historia que hay detrás.

      1. Mein Gott, qué honor, pero qué responsabilidad por si no te gustan!! Últimamente mis lecturas son reducen a dunas y arenas, así que son cero recomendables. Pero en mi lista de favoritos están el de Dime quien soy de Julia Navarro (me gustan mucho la novelas con toques de historia reciente) y los de Khaled Hosseini, aunque juraría que ya los habías leído.

  5. Gracias por las recomendaciones de los libros. Me identifico totalmente con ese sentimiento, esas ganas de irse a un lugar donde todo va lento, donde se saborea la vida… mira, en estas se nos a pasado nuestra cita, supongo que andas a tope.

    Para empezar por Africa yo recomendaría Namibia, a mí me parece un África para principiantes por lo tranquilo de la situación política y social (relativamente a otras zonas) y tienes directo desde Alemania sin cambios de horarios. Por ambas razones nosotros llevaremos este otoño a las niñas. Aunque claro, desde aquí se idealiza siempre.
    besos

    1. ¡Pero qué cabeza la mía! Se me había olvidado nuestra cita por completo. Qué desastre. Me pondré en comunicación por otras vías más propicias :)

      En Namibia estuvo también el padre tigre unos meses cazando y luzco varios trofeos en casa. Es un viaje que me apetece muchísimo con las niñas pero me tengo que enterar antes de condiciones sanitarias y tal para ver a partir de qué edad se les puede llevar. Pero si me vas haciendo el trabajo de campo yo encantada :)

  6. Yo también adoro escuchar hablar a alguien sobre su pasión. Supongo que por eso leemos blogs porque en ellos se plasma lo que le encanta a cada uno.
    Nosotros estuvimos en Kenia y Tanzania de viaje de novios y fue inolvidable. Zanzíbar es el paraíso y su capital, Stonetown, uno de los lugares que más me ha gustado.
    Sobre su lentitud: Pole, pole y Hakuna matata son sus expresiones favoritas. Allí no hay prisa por nada.
    ¿Una de las cosas que más me gustó? Al estar tan cerca del Ecuador, los días y las noches son igual de largos: anochecía cada día a las siete.

  7. Qué libros más apetecibles!! me apunto todos, igual entre echo crema y cambio de bañadores puedo leerme alguno estas vacaciones, aysssss, cruzo los dedos!! El viaje a África me encantaría hacerlo cuando sean un poco más mayores, 14-16, y disfrutarlo a tope durmiendo en la sabana. Además así nos da tiempo a ahorrar ;)

  8. Querida Madre Tigre:

    Te leo desde tus comienzos pero mi particular timidez nunca me ha permitido dejarte un comentario. Aquí una bloguera mitad española, mitad alemana… y que vive en África.

    Venga vale, Egipto se considera “Middle East” pero al final sigue siendo el mismo continente. Y yo estoy con la Peineta… Todas las ganas de éste continente se te pasan cuando piensas en cualquier trámite legal, ya no hablemos de cosas como el tráfico, o ir al médico por un catarro. Si te digo que llegué a hacer un post sobre mi aventura para comprar tampones…

    Pero oye, que no seré yo la que te quite la ilusión :-P

    Saludos!

    1. Hace poco leí un libro de economía muy interesante donde te ponían la cantidad de trámites legales en infinitas administraciones que hay que hacer en Egipto para registrar una propiedad. ¡Podía llevarte más de catorce años!

      Ciertamente el África que yo tengo en mente es otro que igual ya ni existe… Lo que me da más vértigo es lo de los niños, te pasa cualquier cosa y qué…

      ¡Mil gracias por animarte a comentar!

  9. Jajajaja a mi me gustaron otro tipo de memorias por África, las de Tom Sharpe y su famosísimo Wilt! Si queréis África+risas es la lectura ideal y hay varios libros sobre sus andanzas… Gracias por tus referencias, quedan apuntadas…

  10. Yo con África tengo sentimientos encontrados…y no sabría decir porque, en cuanto a la literatura, pues no soy yo un buen ejemplo para recomendar ningún libro, porque lo mismo me leo Guerra y paz que Muerto hasta el amanecer, vamos que soy un pozo sin fondo en cuanto a literatura…

  11. Me encanta que menciones The Poisonwood Bible. Es un libro que leí hace 3 o 4 años y aún tengo imágenes guardadas en mi memoria. Me gustó muchísimo. Pero para mi “el libro” sobre Africa es Hijos del ancho mundo de A. Verghese. Se lo he recomendado a un montón de gente y de momento ha gustado a todos.

    1. No me digas más que ya se lo estoy pidiendo al señor de Amazon. La verdad es que también me ha gustado mucho, es tremendo y te da una visión África terrorífica y a la vez cautivadora pero está muy conseguido, la verdad.

  12. Otro para la lista: Bajo el sol de Kenia, de Barbara Wood
    Me ha gustado tu estilo, lástima que en estos tiempos voy a mil y no tengo tiempo de leer ni siquiera un blog :s
    Salu2

  13. Querida tigresa, el viaje que hice a Kenia fue el mas mágico que he hecho en mi vida. Un país que engancha!! Ve preparando las maletas que en cuando la quinta pueda yo os acompaño!!
    Me leí La masai Blanca y aunque no está muy bien escrito la historia y la realidad de cómo viven los massais impresiona!! Te lo lees en un pis pas!!
    Besos!!

  14. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s