Tropa de élite

Familia numerosaHay días que me levanto con unas ganas terroríficas de inmolarme, cibernéticamente hablando. Hoy es uno de esos días en los que me comería a Carlos González por camorrista, me sublevaría contra la apropiación indebida del término apego o, por qué no, me lanzaría a daros mi opinión sincera aunque voluble del sistema educativo alemán. Cierto es que temo en particular despertar la ira de mi querida Gremlin que previsiblemente se verá en la obligación de discrepar con vehemencia.  Sólo espero que lo que ha unido un #hashtag no lo separe una mera desavenencia.

Ya les hablé en su día de la burocracia del sistema escolar alemán, de los horarios y de las opciones extraescolares que nos ofrecen. Mencioné someramente el tema de la criba a los diez años pero no les di mi opinión sincera. Quizá porque ésta ha demostrado ser algo veleta y dónde hace unos años decía digo ahora digo Diego. Con la cabeza bien alta. Eso siempre.

La primera vez que me hablaron del sistema de selección darwiniana que se aplica por estos lares me indigné en extremo. Si no llega a ser porque estábamos en un refugio en los Alpes bloqueados por una nevada épica, hubiera dejado al padre tigre plantado allí mismo con su Hauptschule, su Realschule y su Gymnasium.

Resulta que los alemanes, esos señores tan organizados y con tanta inercia que cada vez que echan a andar resultan muy difíciles de descarrilar, en un alarde de ecuanimidad y justicia divina, dividen a los escolares en tres grupos al finalizar cuarto de primaria. Un 30% de los niños irá al Gymansium, harán la selectividad y podrán ir a la universidad, otros 30% irá al Realschule y tendrá acceso a estudios de formación profesional de gama alta y el 30% restante irá al Hauptshcule y podrá cursar estudios de FP similares a los españoles.

Aquí es cuando cualquier español pone la voz en grito. Se nos llena la boca con palabras como injusticia, barbarie, desatino y todo improperio pertinente. Cuando a uno se le pasa el sofoco inicial acierta a verle ciertas bondades al sistema. La idea no es privar a unos de las posibilidades de otros sino darle a cada la uno las mejores opciones para ganarse la vida de manera digna y satisfactoria. En Alemania, tener un título universitario son palabras mayores y cualquiera laureado con semejantes honores tiene unas expectativas laborales infinitamente superiores a las de cualquier licenciado español.

De hecho, la mayoría de los puestos con los que muchos universitarios españoles se darían con un canto en los dientes en bancos, departamentos de marketing, asesorías de impuestos o gestorías, por poner un ejemplo, son ocupados por estudiantes de la rama media que han cursado unos estudios específicos y estupendos para eso mismo. Titulaciones éstas que no existen en España y que, sin embargo, proporcionan una formación muy adecuada para desempeñar trabajos de mucha valía.

Los alumnos del Hauptschule tampoco salen tan mal parados con sus formaciones profesionales dirigidas a oficios como la carpintería, técnicos en electricidad, fontaneros, etc. Estos oficios son muy respetados y valorados, el alemán entiende la necesidad de que todos los servicios, desde los más sofisticados hasta los más básicos, estén cubiertos por profesionales formados y respetados.

Por supuesto, siempre hay formas de reengancharse a una rama superior pero éstas requieren tiempo y dedicación y sólo los más motivados conseguirán dar ese salto.

Visto así la cosa no parece tamaño atropello. La división, como cabe esperar, se hace en función de las notas y, en particular, de tres notas: Alemán, Matemáticas y HSU que viene a ser una mezcla de sociales y naturales. Si no me equivoco es eso que ahora se empeñan en llamar conocimiento del medio.

En según que regiones el colegio propone y el padre dispone. Es decir, aunque tu hijo no llegue a la note de corte tú puedes pasártela por el forro y meterlo en el Gymnasium con calzador si consigues que alguno le acepte. En Baviera, donde tenemos fijada la residencia tigre, no es así. Tu hijo tiene la nota de corte o no la tiene. No hay más que hablar.

Lo tomas. O lo dejas.

24 respuestas a “Tropa de élite

    1. Lo que no hay que olvidar es que parte de la razón de ser de esta separación es precisamente que los cursos que vienen tras la separación son muy duros.

      En la rama alta se exige mucho y se “sufre” bastante para aprobar. Al separarlos se intenta también que los niños tengan una enseñanza acorde con su capacidad y disposición al estudio lo cual evitaría también frustraciones innecesarias.

      Yo a veces, cuando veo La Primera va justo me pregunto que es mejor, si no dejarle respirar para que vaya con la lengua fuera en la rama alta o dejar que vaya más relajada en la rama media. No lo tengo tan claro.

  1. Llevo 22 años impartiendo clases de ESO,primero, y de ciclos formativos(FP),actualmente.Recuerdo que mi paso por la ESO fue bastante desastroso ,porque carezco de la paciencia, el masoquismo o la inconsciencia de la que gozan los docentes que afirman disfrutar con un alumnado al que yo,( y seré politicamente incorrecta, pero ya tengo una edad y me da lo mismo) no soporto.Pero filias y fobias aparte, me había planteado muchas veces que los y las alumnas que querían aprovechar el tiempo estudiando, aprendiendo, no podían hacerlo por culpa de los cafres que no tenían ningún interés en deshacerse de la burrez que no se si tenían de nacimiento o de adquisición(y no me refiero a los que no llegan y se esfuerzan, me refiero a los que llegarían si pusieran algo,poco, de su parte).
    A veces nos fijamos tanto en los que no,que dejamos de lado a los que si.Y no me parece bien, qué quieres que te diga.Que lleguen a la universidad o a la FP de grado superior chicos y chicas que casi ni saben hacer la O con un canuto me parece de juzgado de guardia,que un licenciado no lea nunca un libro ni tenga el más mínimo interés en reciclarse y aprender más me parece muy triste…quizá si se les hubiera encaminado de manera correcta ,al estilo alemán, las cosas irían mejor.

    1. Gracias por tu opinión experta y experimentada sin pelos en la lengua :)

      Te doy toda la razón, no todos en esta vida hemos sido llamado para tener un doctorado y quizá cada uno está mejor en el lugar más adecuado a sus aptitudes y, sobretodo, a sus actitudes que son las que la mayoría de las veces marcan la diferencia.

  2. A día de hoy, y a falta de hijos que me pudieran hacer cambiar de idea sobre las posibles bondades del sistema educativo alemán, yo soy de las que pone el grito en el cielo. Y lo soy por que yo en el colegio fui una estudiante bastante mediocre. Me comportaba bien, siempre hacía los deberes, no suspendía y mi nota media era el bien con algunos notables. Pero por A o por B era bastante vaga, dejaba casi todo para el último día y mis padres, debido a sus trabajos, no podían estar todo el día encima de mí para que estudiase todo lo que debía. Ante esta situación, si hubiese sido una escolar alemana dudo mucho que ahora mismo estuviese apunto de doctorarme. Por el contrario, todas mis amigas eran (supuestamente) muy buenas estudiantes, tanto que si la profesora de lengua les ponía un 8 en vez de un 9 acababan llorando. Al pasar a bachillerato, mientras que yo me lo saqué sin demasiadas dificultades, algunas de las que sacaban notazas en el colegio lo pasaron bastante mal. Una de ellas acabó en una universidad privada porque no le daba la nota de corte y otra aún no acabó la carrera, por poner un par de ejemplos. Está claro que no todo el mundo tiene que ir a la Universidad, pero hacer esa criba que hacen los alemanes siendo tan pequeños sí que me parece discriminatorio. Y luego llegan a la Universidad y los Profesores alemanes se quejan de lo mismo que se quejan en las universidades españolas: falta de interés y de conocimientos. O si no te pasa como a mí, que luego la super alemana que todo lo sabe y el futuro estudiante de PhD del departamento se sorprenden cuando les enseño algo tan básico como es pasar de metros cuadrados a km cuadrados.
    Eso sí, comparto contigo la opinión sobre las formaciones profesionales a las que accedes tras cursar la rama media. Y me callo ya, que menuda Biblia he soltado!

    1. En tu caso particular hubieras pasado al Gymansium porque tanto tus padres como tú misma habríais dado el empujoncito que falta para convertir un bien en un notable. Es lo que me pasa a mí con La Primera, es vaga y ella por sí misma iría de bien en bien pero como lo que necesitamos son notables yo estoy muy encima y los saca sin problema.

      Eso sí, en cuanto yo me relajo, vuelve al bien. Aquí está el verdadero quid de la cuestión, los padres, por la presión del sistema, se involucran más independientemente de que trabajen o no. Yo en España estaría tan contenta con sus bienes pero aquí no me puedo conformar. Por ella más que nada pero al final creo que le viene bien porque aprender el valor del esfuerzo y el trabajo bien hecho nunca está de más.

      Por supuesto eso no quita para que como en cualquier país haya universitarios zotes y otros brillantes, profesionales buenos y profesionales malos pero sí que creo que es un sistema que evita el abandono escolar y les da mejores opciones que a los que en España tampoco conseguirían llegar a la universidad y se quedarían sin hacer nada.

  3. Ýo he pasado por una ESO de tira cómica de la que salí con un nivel bastante bajo. La hostia fuerte te la das en Bachillerato si tienes profesores exigentes o si no estas muy habituado a estudiar, afortunadamente yo disponía de una memoria auditiva bastante buena , estando atento ya tenía la mitad del trabajo hecho, y soy un crack haciendo chuletas para las que soy incapaz de leer una frase sin caer en la narcolepsia.

    En España la educación es mala, no cuestiono la calidad de la educación en Alemania, pero ese sistema deja muchos factores externos fuera de la criba. Imaginemos que un alumno con buenas dotes académicas durante los dos últimos años ha pasado por las peleas de sus padres o por un divorcio traumático, como es comprensible por mucho que el niño se esfuerce sus notas se resentirán. Eso es solo un ejemplo que la burocracia no tiene en cuenta, o el como unos padres que no se preocupan mucho acaban dando un hijo vago que no estudia, pero que si se le da un tiempo puede reaccionar y remontar para acceder a la universidad en el tiempo de los de su generación.

    Moralmente, y como estudiante de filosofía controlo esto un poco, me parece una barbaridad, las notas que se tienen en cuenta no son indispensable para una filología por ejemplo y si el niño tiene una inteligencia lingüística más desarrollada, más que necesaria para una filología o una inteligencia espacial o motriz, mucho más importante para entrar en la UdK. Además que se restringe al niño la capacidad de libre elección, a esas edades es muy poco probable que sean conscientes de la magnitud de cada uno de sus actos y que con ellos se están hipotecando el futuro.

    Esta bien que los “malos” no retrasen a los “buenos” pero en algún momento se puede dar el cambio y en ese sistema, ese cambio ya no significaría nada, sería como tirar manzanas en una cesta rota. Me parece algo demasiado rígido, que puede tener muchas ventajas, pero que tiene muchos más inconvenientes en cuanto a la formación del individuo y la libertad se refiere.

  4. Yo he visto 2 problemas en España. El que describe Nuria (me ha encantado el comentario!) y que, encima, cualquier padre pone el grito en el cielo si un profe sugiere que el niño se dedique a la carpintería.
    Me gusta el objetivo del sistema alemán, llegar pronto, feliz y preparado a un empleo. Pero preferiría un sistema más abierto, que a los 10 años somos muy chiquitines para etiquetas.
    Mejoremos y valoremos más la FP. Que ya vale de crear ingenieros o abogados mediocres y frustrados, no?

  5. Tema de polémica…van a ir a por ti, y lo sabes :-)

    Sobre todo merece la pena subrayar siempre y más que el sistema alemán ofrece opciones de acceso a la universidad desde cualquiera de sus ramas. (Lo mencionas pero es que es importante y algunos lo olvidan). Es decir, que yo conozco casos de gente que hace su formación profesional, luego pasa directamente a trabajar, descubre una verdadera vocación a través de la práctica (remunerada) o quiere cambiar su horizonte o sumarse un título más valorado, lo que sea, y entonces decide sacarse la correspondiente titulación universitaria. También muchas empresas facilitan los estudios en paralelo.

    Suele haber consenso y la mayor parte de la sociedad piensa que funciona bien. Así es que no cambian de plan de estudios como de camiseta, no como por otros lares…

    Yo aún tengo mis dudas respecto a la escolarización de mis hijas pero más que nada por esos horarios de horror (de horror para mí que soy su mami :-)

  6. Dime, por favor, que no es tan matemático… Que puede ser un 35, 20, 35 o algo por el estilo, porque si es así me parecen más que cuadriculados… Por cierto…¿qué pasa con el 10% restante?… No me salen las cuentas españolas….

  7. Tema durito. Como todos le veo al sistema alemán su parte buena, y la mala (no quiero repetir los comentarios). Pero hay otro matiz que yo adaptaría al sistema español, importado del americano: las clases “avanzadas” y las de “refuerzo”. Yo tendría en cuenta cómo salen los niños después de esto, porque no creo que pueda haber un sistema único que se adapte a todos por igual. Evidentemente, todos no somos iguales, y tan imposible debe ser que yo cante igual de bien que A., como que A. calcule tan rápido como yo. Nos pongamos como nos pongamos.

  8. Vale, como persona cercana al sistema educativo de toda la vida, voy a dar mi opinión, que seguro que va a resultar igualmente polémica:
    – Separar por capacidades, no me parece mal. Está el tema de que unos retrasan a otros. Peeeeeero el sistema de separación me parece simplista en extremo (propio de las mentes estoesblancoonegro alemanas) y la edad es tempranísima.
    – Veo un gran inconveniente. La educación no sólo es para conseguir un trabajo en el futuro. También es para que las personas tengan cultura y para saber cosas que les servirán en la vida, aparte de su propio trabajo (el otro día utilicé el teorema de Pitágoras para saber si me cabía un colchón en el ascensor, y soy de letras).
    – La gente comete errores de elección constantemente en la vida. Se tiene que poder corregir un error sin tanta dificultad. Lo veo excesivamente rígido.

  9. No hay que olvidar ,que en el sistema alemán, también se puede dar el caso de que los niños sean cambiados de “gama”, si los profesores opinan que esa primera “criba” no fue la correcta. >Besos hermosa

  10. Vamos a ver el sistema a mi no me gusta en absoluto por varias razones:
    1. La profe de mi hijo que si que tiene el 2-2-3 de rigor me ha dicho que no le conviene ir porque el caracter es de ‘follower’, y al Gymnasium deben ir chicos con opiniones mas fuertes, en plan ‘leader’.
    2. A los ninyos se les inculca desde ya, que al Gymnasium solo van los mejores. Y ahi tienes a ninyos que van a ir a la Hauptschule (lo sabes por la madre) mintiendo como pueden y diciendote que ellos si que van al Gymnasium porque les da verguenza reconocer que son peores.
    Es un sistema clasista que tendra sus ventajas y sus inconvenientes, pero desde luego solo refuerza el autoestima de los mejores.

  11. El orientar al alumnado hacia una enseñanza acorde con sus posibilidades no me parece mal. Pero cómo se evalúan estas? qué miden éstas? Una calificación solo numérica puede determinar el potencial de un alumno? Y lo que más dudas me genera es que esa valoración se hace en edades muy tempranas. No me acaba de convencer eso de “elegir su futuro” por ellos.
    Una duda, los porcentajes son fijos, o hablas de forma aproximada?

  12. Mi marido, por cuestiones de trabajo, viaja mucho a Suiza y Alemania, y conocíamos este sistema. La verdad es que no nos parece mal, porque aunque la elección se haga siendo los niños aún pequeños es cierto que allí una cajera de supermercado está igual de bien considerada que un cajero del banco o un universitario. Cosa que aquí no entendemos y tendemos a menospreciar muchos oficios (hasta que llegó la crisis y nos empezamos a dar de tortas por trabajar de lo que sea).

  13. Estos posts en verano, nena….
    Ya nos gustaría en Espańa tener un sistema educativo como el alemán.
    A la tigre se le olvidó decir que practicamente es gratis, y que los nenes tiene plaza asegurada por lugar de residencia. Puedes elegir otro colegio, si quieres, Y no olvidar que Alemania es un país mucho más poblado que Spain, ahí si hay nińos.
    Otro punto genial es que defienden su idioma sobre todas las cosas.. Ya me gustaría ya a mi que en Espańa hiciéramos lo mismo. Ay, no, el inglés es más importante, se me olvidó. Sin embargo, el alemán es el idioma más hablado de Europa pero no tiene status de idioma oficial en la Unión Europea. Pero es el más hablado como segunda lengua(siguen pensando que es el inglés?) y como estamos viendo, el más útil a la hora de trabajar.
    Y ya sabemos en Espána cuántas personas van a la Universidad sin tener un buen expediente académico, también habría que reformar la Uni y hacer más grados medios, más prácticos, creo que en EEUU lo hacen así, cuéntenme.
    Y no se preocupe esa madretigre que a la Primera y ale darán puntos extras por hablar espańol, o habrá otras maneras de conseguirlos, ya lo irás viendo.
    Saludos.

  14. En Francia pasa algo similar, cuando pasas el Brevet ya te aconsejan hacia donde tienes que tirar, y dos años antes del Baccalauréat, que creo que es cuando tienes que elegir la rama en la que te quieres especializar, te indican que sería mejor ir a letras, a ciencias o a una mezcla de ambos, así como las salidas de formación profesional.
    Por ejemplo, si quieres ir a ciencias, y un año has fallado en matemáticas, te aconsejan/obligan a coger letras, o mixtas. Y si te emperras, te dicen que cambies de colegio.
    … Vale, no es tan distinto al alemán.

  15. Después de escrito lo escrito, se me vino a la mente lo que dice mi cuñado: que un alemán (adulto, se entiende), es capaz de suicidarse si pierde su trabajo (algo sabrá él, que lleva viviendo en Baviera más de 20 años). Con esto quiere ilustrar que, en general, suelen tener su camino tan marcado, que si el camino se trunca, no tienen en su carácter el chip que hace falta para reinventarse. Sin embargo lo de adaptarse y lo de reconvertirse es bastante propio del genio hispánico.
    Todo esto generalizando, por supuesto. Todos conocemos zoquetes monolíticos y genios de la transformación de todas las nacionalidades.

  16. Yo fui al colegio alemán de Madrid y ahí la criba era más tarde, pero más bestia…

    Al finalizar 6º, o ibas al Gymnasium o ibas a la Realschule (no había Haupt). Y los alumnos de Realschule, o mejoraban sus notas antes del 9º curso para pasar al Gymnasium, o se iban a la calle (hay que tener en cuenta que estando en España no tienes accesos a la Lehre, como en Alemania, y no se les estaba formando para la universidad).

    La ventaja es que era una clase reducida, creo que no más de 10 alumnos, y todos coincidían en que el ritmo era otro, y por tanto estaban aprendiendo más y mejor. Al final todos pasaron al Gymnasium.

    A mi, quizás por haber pasado 3/4 de mi vida escolar en el sistema alemán, no me disgusta, precisamente por lo que tu dices, que el acceso al mundo laboral es diferente. La cuestión es si después esos niños de Real o Hauptschule podrían trabajar en otro país como en España, donde domina la titulitis…. No lo tengo claro.

    Saludos!

  17. A ver, por partes como dijo Yackye…yo fui una de esas cafres que menciona la sra. del primer comentario, de las que se aburría tanto, tanto en las clases en las que profesores sin ningún interés daban su charla sin preocuparse de nada más, que cuando llegaba el momento de hacer otra cosa estaba tan dispersa que no sabía ni de que hablaban. Por suerte o por desgracia, nunca he tenido que esforzarme mucho para aprobar así que al final aprobaba e incluso sacaba notas en las que me gustaban. En el instituto más de lo mismo, solo que allí los profesores (salvo algunos excelentes formadores que los he tenido maravillosos), eran charla, charla, yo vengo a hablar de mi libro…y a otra clase, así que cuando mi padre cayó enfermo teniendo 16 años vi el cielo abierto y me fui a currar y no volví hasta los 21 años, terminé mi BUP y COU en un nocturno (trabajaba de 8 a 16 h y luego al instituto de 16.15 a 10.15h) acabe con una media Notable y un 6,5 en selectividad sin dar ni palo. Me fui a la UNED a hacer Ingeniería de Sistemas, que me aburrió igual o más que lo otro y después de dos años me fui a matemáticas y descubrí la astronomía, mi gran amor…Moraleja: no juzgues un libro por su tapa…

  18. Hola,
    estamos a 14 de agosto y ya me he leído todo el blog desde el principio. Algunas entradas, dos veces. La mayor parte de los comentarios. Y he visitado casi todas las páginas que enlazas. Noto el síndrome de abstinencia. Vuelve pronto, por favor.

  19. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s