Sunday Bloody Sunday

Si hay una actividad que me gusta sobre casi todas las cosas, esa es aburrirme. Pero no de cualquier manera, a mí me gusta aburrirme bien, a conciencia, con el batín de guatiné y las pantuflas de pana.

Niña en el columpioNiña en el columpioNiñas en el areneroHace años, cuando el padre tigre y yo nos iniciamos en esta convivencia que se alarga ya más de una década, recuerdo que a veces, un domingo cualquiera, solía preguntarme qué me apetecía hacer. A continuación enumeraba muy solícito toda la ristra de planes apasionantes que se le pasaban por ese cerebro de alemán hacendoso.

A mí aquello se me antojaba hasta ofensivo. Lo de profanar una mañana de domingo con cualquier actividad que implicara desplazarse del sillón orejero, no digamos ya perspirar aunque fuera una sola gota, no cabía en mi cabeza de española de buenas costumbres y resacas antológicas. Lo de hacerlo voluntariamente me parecía ya el colmo de la flagelación auto-infligida.

Al principio me miraba de hito en hito preocupado por si mi desgana era síntoma de un desamor temprano. Nada más lejos de la realidad, no hay amor más duradero que el que aprende a respetar los silencios del otro y a disfrutar del tedio de la compañía que se sobreentiende.

Niñas en un árbol

Pero los alemanes, que de productividad y tecnología robusta entienden un potosí, son de corte mediocre tirando a nefasto en lo de aburrirse. Al alemán de a pie lo que le va es estar siempre ocupadísimo y enfrascado en alguna actividad de gran esfuerzo físico para sudar profusamente.

Si además brilla un sol de justicia para abrasarse el cogote, mejor que mejor. Imaginarán ustedes el gran desencuentro en materia de ocio con el que tuvimos que lidiar en los inicios de nuestro matrimonio. Cada domingo puntualmente, yo me hacía fuerte en mi butaca reclinable, siempre a la sombra, con el libro más leño que pudiera encontrar, sin otro plan que resistir en pijama como mínimo hasta el Lunes. ¿Acaso hay algo más bonito en el mundo que un domingo pijamero?

En un alarde de adaptación darwiniana, el padre tigre encontró consuelo en la cocina, llenando nuestros domingos de especias, guisos de toda índole y hasta mangas pasteleras. Con el tiempo, hemos ido perfeccionando la técnica del domingueo inculcándoles a nuestras hijas el respeto sagrado al noble arte del vagueo.

Flores de sombraCestos de mimbreCentros de floresLos domingos en casa tigre está prohibido terminantemente quitarse la pereza. Se ve la tele de buena mañana, se cocina, se lee, se bebe vino intercalado con cafés, se vaga sin rumbo fijo, se siestea a destajo, se comen suculentos manjares y se charla sin ambición de comunicarse apenas. El pijama sólo nos lo quitamos por causa de fuerza mayor, en cuyo caso se sustituye por el chándal.

Si al padre tigre le sobreviene una crisis de su genoma teutón, le dejamos que riegue las plantas o corte la leña. Mientras, las niñas hacen cabañas, vaguean subidas a un árbol o se aburren como es debido, disfrutando del tiempo que repta lento, cansino, con el hastío propio de los domingos de bien.

Bebé durmiendoYa lo dije una vez, aburrise es un arte, una disciplina fundamental que hay que aprender desde pequeños.

36 respuestas a “Sunday Bloody Sunday

  1. El noble arte de no hacer nada… Yo lo práctico muchísimo, me estresa mucho la gente que tiene 20 mil planes el fin de semana… Yo soy feliz con horas por delante sin nada que hacer y mis hijas también. Molímadre sin embargo lo lleva fatal…dice que se siente como Lady Mar y de Dowtown Abbey.

    Las fotos te han quedado de blogs de cupcakes XD. Que ha pasado con lo del blanco y negro?

    1. Yo es que soy muy de Lady Mary, lo reconozco, con ejercitar el humor negro me basta.

      Tienes razón, sólo me falta poner una receta de sorbete de maracuyá en vasitos de cristal…

      Había puesto las fotos en B&N pero me molan tanto las gafas nuevas de La Primera que no me pude resistir. Soy débil.

  2. Tigresa! Que fotos mas bonitas!!! Me encanta, cada vez nos vas enseñando mas!!! :-) Pues hija, yo te envidio!! Viviendo con un germano como el mio, nuestros domingos son un no parar, y si no tenemos planes hay que inventarlos… de tal modo que ya no puedo volver atras, y tumbarme en el sofa todo el dia en pijama para leer me crea mala conciencia!!! Tu descripcion de los domingos son para mi algunos dias de las vacaciones en casa de los abuelos, pero aqui hija… nos toca seguir al germano!!

    1. Yo no sé que les ponen en la leche materna a estos germanos ¡qué manía de sufrir por gusto!

      Espero que por lo menos no sea de los de sacar la bici de montaña a treinta y cinco grados a la sombra…

  3. MEnuda oda a los domingos pijameros! Son lo mejor…yo lo práctico también. Sin ir más lejos el pasado domingo…los 3 todo el día en pijama…siesta del monje a media mañana en el sofá, y siesta después de comer…y viva la vida! Esos domingos alimentan el espíritu! jejeje

  4. Pues hija, en mi caso mi marido teutón me ha salido rana. Él prefiere aburrirse y no se afana en hacer nada, con lo que todas las tareas del domingo recaen sobre mí. Porca miseria!!!

  5. Las fotos son preciosas!!! Y tus hijas guapísimas!! En cuanto a los domingos pijameros por aquí de vez en cuando hacemos alguno, aunque muchas veces nuestra criatura nos pide que vayamos a algún sitio porque a veces se aburre todo el día dentro de casa y ya no sabe a qué jugar ni con qué entretenerse y nos toca salir por la tarde aunque sea a dar una vuelta a la manzana…pero sí molan esos domingos de no hacer nada de nada.

  6. ¡Hola!
    Buenísimo post intercalado con el de aburrirse, que precisamente ayer estuve leyendo. Comparto la misma opinión que tú :) ¡resulta tan inspirador el arte de aburrirse!
    Pasaré mucho por aquí, me encanta cómo escribes y cómo piensas.
    ¡Saludos varios!

  7. Me encanta estar en casa los domingos si no fuera porque Cachorro se duerme mejor si paseamos no saldría a nada. Preciosas tus princesas como siempre. Un abrazo

  8. Ay, mi niña! Me siento completamente identificada! Sufrimos el mismo “cultural clash” desde hace diez años… pero por qué los teutones siempre necesitan lo de “etwas unternehmen” los domingos?? Ahora te toca contarme cómo lo has ido convenciendo porque yo sigo terminando los fines de semana más agotada que cuando termina la semana…
    Te admiro, eso es una herencia importante para las tigresitas.
    Por cierto, te han quedado los cestos divinos de la muerte :-)
    Besos

  9. Ay, Tigresa, que yo he dado con el único madrileño de mentalidad germánica para el ocio.

    Cuando en las primeras vacaciones juntos en Cazorla me hizo levantarme todos los días a las siete y media para ir a patear el monte, debí de haber salido huyendo!!!!

    Reprecioso post y repreciosas tigresas!!

  10. Preciosas las tigresas, qué me gusta ver sus caritas así de cerca y en color. !Qué maravilla de melenas rubias, por favor! Lo del domingo es una institución sagrada. Yo de nunca he sido las más activa los fines de semana, y si bien es verdad que uno se obliga a hacer cosas, por aquello de hay que aprovechar el tiempo, no lo es menos que tu descripción de todos los elementos que han de estar presentes en un domingo componen mi definición del placer máximo = tranquilidad y buenos alimentos. Y es verdad que es una suerte haber encontrado un parteneire con los biorritmos más bien tirando a perretes, como una servidora. Un placer leerte, como siempre.

  11. Qué bueno, me encanta el blog, ya lo he dicho muchas veces!!! Estoy deseando que la preciosa peque sea más grande para que escribas más!!!!
    Yo estoy hiperactiva y tengo a mis dos niñas por el estilo… supongo que por eso son tan tortuosos los momentos de vacío… Tengo que intentar dejarlas un poco…
    Y lo del color!!! de primeras me ha costado… pero es cierto que las gafas lo valían… y las niñas, las flores, el verde….
    Y ese bebé, es ideal!!!!!

  12. Ay, el noble arte del vagueo, y ¡qué poco lo practico! A mí también me sale a veces la vena alemana y me pongo como una loca a “aprovechar el tiempo”… jajaja. Como tengo tan poco…
    Oye, esos árboles son de vuestro jardín, ¡qué pasada de casa!

  13. Lo de vaguear los domingos y ver series todo el día era uno de nuestros pasatiempos favoritos…hasta que nació la emperatriz..ahora todos los domingos hay visita de los abuelos (ya sea de un lado ó de otro..). Qué bonitas las nenas y las fotos, todo muy verde!! Besis

  14. Comparto totalmente tu concepto de un buen domingo.
    Mi marido no. También hemos tenido que lidiar con ese tema, al final él se va a nadar o a montar en bici, y vuelve a casa cuando está cansado preparado para vaguear.
    Besos

  15. Tigresa, veo que eres tan constante como yo: no fotos, fotos con caras difuminadas, fotos íntegras en blanco y negro, a color…
    Yo antes necesitaba moverme, salir, se me caía la casa encima, porque no me gusta nada, y tenía que hacer algo y sacar a los niños. Ahora, cada vez le voy cogiendo más el gustillo a esto de perrear(siempre me ha gustado, pero “encerrarme” me costaba).
    Las niñas están preciosas, y las cestas y las macetas geniales.

  16. No me digas porque pero la primera en esa foto y con ese gesto que tiene me recuerda mucho a su madre la rubia. Dicho esto cada día babeo más con las fotos de tus niñas….
    Que suerte tienes con esos domingos….porque uno que se yo eso de pasar más de cuatro horas en casa lo lleva mal y dice que salgamos por el niño pero en realidad es por él.
    A mi el perreo dominguero me encanta y si es con pijama y alguien que me ponga buena comida ya ni te cuento….
    Besos maja, este finde se noto tu ausencia

  17. Desaparezco unos días y me sorprendes con nueva imagen y poniendo fotos preciosas en el blog??? Creo que tengo que desaparecer más, nena…
    Por cierto, a mi también me mola “aburrirme”, lo malo es que casi nunca puedo.
    Un beso,
    Marialu

  18. qué bonitas fotos, viva las gafas de la Primera, qué pretexto más bueno!

    me voy a teñir el pelo para infiltrarme en tu casa, espero que cuele al menos hasta que se vean las raíces #OKNO XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s