Antoñita la fantástica

2 La Tercera dominará el mundo.

Mejor dicho, La Tercera podría dominar el mundo si le llegara a apetecer. Pero lo dudo, tengan en cuenta que estamos hablando de un personaje al que le da pereza masticar.

No es que no le guste comer, es que le da una pereza infinita lo de pinchar, llevar el tenedor a la boca y luego encima tener que deglutir. Ella necesitaría un mancebo que le diera los bocaditos masticados.

Contar hasta diez también le parece un esfuerzo ímprobo. Alrededor del cuatro empieza a perder fuelle y suele atajar con un decisivo cuatronuevediez.

Para lo que no escatima esfuerzos es para la mentira creativa. Ella no es de ocultación de la verdad como La Primera, La Tercera es barroca no sólo en sus estilismos de lazos y tules sino también en la elaboración de sus trolas. Toda floritura le parece poca para adornar las enrevesadas historias con las que nos deleita.

34He de reconocer que, lejos de reprenderla por las bolas que nos cuela, las disfruto e incluso las fomento. Y más en estos días prenavideños en los que un poco –o un mucho- de fantasía nunca está de más.

Siguiendo con nuestro apretado calendario de adviento, el sábado pasado celebramos Nikolaus. Esta es una tradición a la que no acabo de cogerle el tino. Primero porque cada año lo hemos celebrado de una forma distinta según donde nos pillara, y segundo porque los colegios y guarderías suelen celebrarlo también lo que complica considerablemente la pantomima.

No les digo ya si encima se les ocurre enviar a un iluminado como el que ha ido al colegio de las mayores este año. Lejos de limitarse al Feliz navidad y próspero año nuevo de rigor, se arrancó con un discurso navideño-político quejándose amargamente de que algunos niños le confundieran con Santa Claus. Iracundo afirmó que él era el auténtico y el otro una mera invención comercial. Todavía no he salido mi asombro.

A lo que íbamos, como el padre tigre estaba disfrutando de otras vacaciones pagadas en alguna capital Europea, decidí que este año Nikolaus vendría por la noche y que las niñas se encontrarían los regalos en la mesa de desayuno. Sin más dispuse todo y me acosté.

1A eso de las seis y media de la mañana La Tercera tuvo el detalle de despertarme para contarme que se había levantado muy pronto y había visto a Nikolaus. “¿En serio?” dije yo muy convencida “ve a contárselo a tus hermanas que les va a encantar.”

Al oír la buena nueva las mayores que son unas pánfilas y se lo tragan todo, salieron escopetadas a buscar dónde podía haber escondido los regalos Nikolaus. Tras buscar por rincones inverosímiles, por fin se dieron de bruces con la mesa y los regalos, lo que no hizo sino confirmar la historia de La Tercera.

A medida que avanzaba el día y el rumor de que La Tercera había visto a Nikolaus se iba propagando como la pólvora entre los niños del barrio, La Tercera se fue creciendo en su papel. Lo que empezó como he visto a Nikolaus por la ventana se transformó en un y le he dicho adiós. Luego no sólo le había dicho adiós sino que también le había dado las gracias por los regalos. Después fue enriqueciendo la historia con detalladas descripciones del atuendo de Nikolaus, el saco que llevaba y la longitud de su barba que iba creciendo a la par que la nariz de trolera mi hija.

Finalmente, al caer la tarde, la sorprendí contando la última y mejorada historia. Diez niños escuchaban boquiabiertos mientras mi hija, con un ligerísimo rubor en las mejillas, les endiñaba sin pudor la enésima versión de su encuentro con el único y verdadero Nikolaus al que ella personalmente había ayudado a poner la mesa explicándole dónde se sentaba cada una para que no se equivocara con las tallas de las zapatillas.

Huelga decir que La Tercera es ya una leyenda urbana cuyo mito nada tiene que envidiar al de Pedro y el célebre lobo. Sé que me va a dar muchos dolores de cabeza. Lo sé, pero no lo puedo evitar, la encuentro simplemente genial.

48 respuestas a “Antoñita la fantástica

  1. Uff!!
    ¡Qué bueno que lo asumas! Es evidente que viendo tu reacción se ve de donde ha sacado la niña la inteligencia y el sentido práctico de su comportamiento porque no se trata simplemente de “recrearse con lo que podría haber sido” se trata de sacarle un rendimiento, un rédito, una productividad.. ¡¡me encanta La Tercera!!
    Bueno, no.. ¡¡me encantan todas ellas!!
    Y lo del Nikolaus del cole.. es para echarle de comer aparte.. ¿qué no?
    Genial relato, como siempre aunque.. me asalta la duda.. ¿para cuándo uno sobre “el padre tigre” y sus ausencias, así.. para él solito? jurjurjurjurjur… la maldad me embriaga, amiga.
    Bss apretaos!!

  2. Pues chica… es sangre de tu sangre! Ese tipo de “habilidades” tienen cabida en multitud de actividades… Por ejemplo la escritura. La imaginación y la capacidad para soñar son buenas para muchas cosas. Y las de manipulación, también, qué leches. Ahora bien, pobrecito su novio! p.d.: lo siento, me veo identificado de pequeño en tu hija, he de reconocerlo…

  3. Yo supe que el tercero se comeria l mundo l dia q cn año y medio la pediatra me dijo q q buenos eran y el q ni levantaba medio palmo dl suelo le contesto: bueno…tenemos nuestros momentos!!!
    A partir de ahi ha ido desarollando una capacidad de mentir q solo se le intuye en la media sonrisa q esboza cn cada adorno q añade a cada historia.
    los terceros son mentirosillos y vagos…el mio ve una pelota y se agota, sin embargo le
    encanta cocinar!! … es divertido, ingenioso y….a mi me encanta!!!!
    beso grande madre tigre

  4. Tan pronto pueda escribir esas historias, yo le daría sección fija en el blog.

    En cuanto a Nikolaus, mi ex cuñada holandesa nos invitó/forzó a celebrarlo el año de su incorporación a la familia. Nos convenció de hacer un amigo invisible con carta incluida y aprovechó para dejarnos a todos boquiabiertos poniendo verde a mi suegra en su carta por cómo había educado a mi cuñado…

    Aunque nos duró varios años la holandesa, nunca volvimos a celebrar San Nicolás.

  5. Nunca he ocultado mis preferencias y no empezaré ahora, vivan las Terceras del mundo!!! estoy segura de que lo ha visto y de que las trolas las cuenta quien se quiere llevar el crédito de haber dejado los regalos ;D

  6. Yo estoy convencida de que la tercera si vió a Nikolaus, que le ayudó a ubicar los regalos en la mesa del desayuno y que le dijo adiós. Interesante plática habrán tenido mientras todas ustedes dormían.
    Ella no lo ha contado todo, tiene más información pero se la reserva.

    Muero por leerte, tienes una manera muy amena y divertida de escribir. Seguro tus preciosas niñas se deleitarán algún día con estas acuarelas familiares que estás dibujano con tu pluma para ellas.

    Sobra decir que tus niñas son hermosas. Gracias por superar cualquier temor y compartirnos las imágenes de esas deliciosas criaturas.

    Abrazos desde Colombia

    Frohe Feiertage!

    (una fiel fan de tu blog, siempre amparada en las sombras)

  7. ¡Hola madretigre!
    Me he reído a más no poder con la Tercera, yo era exactamente igual que ella. La imaginación creo que es uno de los dones más preciados del ser humano y hoy día cada vez más ausente, así que tu niña alberga un gran tesoro.
    Nada más que añadir, ella es sencillamente como bien has descrito, genial.
    Un saludo enorme para tus tigresas.

    P.D. Te sigo en Instagram también :) ¡Adoro todos tus posts y tu manera de escribir!

  8. Hola!! Kaixo!!!…
    Te descubri hace unos pocos dias ..,,y me sorprendiste…. mucho!!! ….me diste una version refrescante de la maternidad….sin tantos agobios….mas simple ,mas sencilla….reflejando el sentir de cada dia…..viviendo y bebiendo los minutos cada dia con tus cinco tigresas…..me has gustadooo!!!! Todo ello en estos dias me ha llevado a reflexionar mi dia a dia con mis cachorros,tengo tres y dudo estos dias si un cuarto vendra en camino……..miedo,agobio,dudas……..(mis cachorrillos son muy txikis:5,3 y 1…se llevan muy poco tiempo entre ellos) .Gracias a ti eso se ha disipado un poco….volviendo a mi yo mas guerrero y decidido…volviendo a disfrutar sin presiones de mis niños ….asi q por todo y tpor tu positividad….eskerri asko!!! Muchas gracias!!!!
    Pd:niñas preciooooooosas!!!!! Muxuak!!

  9. Hola!!! Kaixo!!!!
    Hace unos pocos días q te descubrí…,…y me gusto…muchooo!!! Me ha encantado la visión positiva que das de la maternidad….sencilla ,sin tantas complicaciones….todo parece que fluye mejor así…..Yo soy madre de tres cachorrillos y estos días en duda si no estaré en espera de un cuarto….justo cuando te conocí…..con miedos,dudas,inseguridades….a raíz de esto…he decidido volver a mi yo…..decidido y valiente….volviendo a vivir y beber cada instante de los cachorrillos (se llevan muy poco entre ellos:5, 3 y 1 ,el tercero mío es de la misma quinta,que tu quinta…..) ….por todo ello ,muchas gracias!!!!!
    Pd:las tigresas son precioooosas!!!! Besos!!!!

  10. Jijiji. Lo mejor de todo es que estoy convencida de que se creen sus propias mentiras, a pies junto las, como decimos por aquí.
    La semana pasada, después de comer Peque dejó todo el comedor lleno de juguetes. Mi tío le invitó a irse de paseo, si yo le dejaba, a lo que le dije “cuando acabes de recoger todos los juguetes, te vas con tu tía”. Y ahí, delante de mí, le dijo a mí tío “mamá ha dicho que sí”. Eso con 2 años y medio, no me lo quiero imaginar con 14.

  11. Madre Tigre, como muchas otras, te he descubierto hace poco y me estoy empollando tu blog. ¡Me parto!
    Gracias por amenizarnos desde tan lejos, por compartir tu vida y tus preciosas hijas. Yo te llego a medias, tengo tres de esas de las trenzas, de las que se comen el mundo y pegan a los patinetes, y la vida con ellas es la mejor que soñé.
    Tienes un don. No lo detengas.
    Un beso. Por aquí seguiré.

  12. Para mí la tercera siempre fue un auténtico descubrimiento, quizás lo mejor de este post ha sido imaginarme a las dos mayores oyendo atentas a la tercera aunque claro yo me la imagino con aquel español tan cachondo que tenía y me meo.
    A mí vera hay un monillo gritando cada foto que ve intentado recordar los nombres y preguntándome si ahora las niñas de Múnich viven en el monte ;-)

  13. Tus hijas son tan geniales, como su brillante madre, me entretienes tanto con tus fantásticas historias cotidianas, que yo que siempre dije que me plantaba con mi único retoño, me he venido arriba y quiero formar familia numerosa (ni loca, me he dejado llevar por el momento) jajajajajajajaja. Tu blog es uno de mis favoritos.

  14. Me he muerto de la risa y que sepas que yo no lo vi, pero la colita del ratón Pérez me paso por la mejilla y me sí la vuelta del miedo tan grande a verlo y quedarme sin regalo! Ella lo vio seguro!!! Mujer de poca fe…

  15. Jajajajajaja, buenísima, sin duda!!! Aunque como ya te han dicho, ve preparando ibuprofenos, ¡y pobre novio!
    Me ha encantado lo de “las mayores, que son unas pánfilas”… Utilizo muchísimo esa palabreja, y hay quien me pregunta que qué quiero decir! Lo mismo te las mando ;)
    Las fotos cada vez son más bonitas. Y mira que a mí me encantaba tu byn, pero hija, vaya colorido.

  16. ¡Qué bueno, por favor! Me la imagino rodeada de niños, contando la historia y creciéndose en cada palabra. Me uno a la propuesta popular: sección en el blog para La Tercera pero ya.
    Me creo que dominaría el mundo si quisiera, con la labia que tiene poco más le falta, jejeje…
    ¡Besotes!

  17. Hace tiempo que te sigo, Madre Tigre, pero amparándome en el anonimato y arropada por cierto pudor, no he escrito palabra hasta ahora, que ya no me he aguantado más. Te confieso que tus pequeñas tigresas me tienen completamente entregada y su madre, ya ni te cuento.

    Eres una fantástica narradora, ingeniosa y divertida. Creo que podría sentarme ante ti, pachorrudamente en el suelo y escuchar tus historias durante horas. Y para más inri, resulta que entre tanta cachorrilla no te faltan anécdotas que contar. ¡Y es que estas niñas son la repera, dignas hijas de su tigresa madre!

    ¡Ay, pero qué risas con la granujilla de la Tercera! Seguramente encuentres en ella a una muy digna sucesora, al menos en cuanto a ingenio y fantasía. ¡Disfrútalas mucho a todas y que ellas te disfruten a ti! ¡Valéis todas un potosíª

    Un beso y un abrazo fuerte desde Galicia. ¡Y Feliz Navidad!

  18. Madre mía… la que os espera con ella pero no hay mal que por bien no venga… tiene madera de escritora y seguro que en el futuro todas estas trolas terminaran en un libro ;)

    feliz día

  19. Ahora mismo estoy de rodillas haciéndote una reverencia. Aunque sólo tengo tres y un pico (el pico es el mayor que necesita un poquito más de todo) me veo en tí en tantas y tantas…y en mi caso el tercero también es el que dominará el mundo.
    No creo que lo necesites a estas alturas, pero me encanta tu blog, tu saber hacer y por eso te he nominado en el mío a un premio Dardo.
    Gracias por compartir tu día a día, que me parto y parezco una loca delante del ordenador. Un beso
    Vanesa

  20. ajajjaajjaja como me he podido reír, no tengo hijos/as …pero por lo que veo se lo pasa uno pipa !!!
    Soy fan de tu blog desde hace poquito, me encanta cómo escribes y de quién escribes, tienes 5 inspiraciones magníficas.

    Feliz Navidad!!

  21. Me ha emocionado muchísimo! A media que leía me daba la sensación de que era una historia sobre mi de pequeña… Igualita era yo con mis historias y todavía, mis amigos, hermano y primos me recuerdan las trolas que les metía a todos (Igual por eso me llaman Pipi).
    Llego un momento que se me hizo hasta cuesta arriba parar de contarlas jajaja.
    Y respecto a lo de que no te preocupa su futuro… que siga sin preocuparte porque la jeta (que yo sigo teniendo muuucha) es lo mejor para abrirte cualquier camino.

    Enhorabuena por tu blog, es genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s