Qué le pido a un cuento

Foto 1Antes de proceder a la lectura del presente post me gustaría que leyeran ustedes este otro que escribí hace dos años porque, si bien es cierto que ahora nuestras noches se han convertido en el mejor momento del día cuando todas nos sentamos en el salón y leemos libros y cuentos de toda índole y condición, durante años -y no precisamente pocos- este placer nos ha sido vedado.

Para todas aquellas madres, padres o personas de uso de corriente que estén pasando por la árida travesía del silabeo trastabillado, mis más sinceras condolencias. Sé por lo que estáis pasando y sólo puedo deciros que al final de este túnel también hay luz, no desfallezcáis.

No puedo explicarles la emoción con la que he recibido la recién estrenada avidez lectora de mis tigresas. Exaltación que a puntito ha estado de llevar a la quiebra la precaria economía familiar. Cada primero de mes me impongo un embargo literario y,en un alarde de contrición, prometo con la boca muy pequeña y los extractos de nuestra cuenta en la mano, no comprar más libros. Hoy, a diez de marzo, puedo constatar y constato que ya he comprado trece, amén de apuntar otros treinta a mi wish-list. Es la ruina pero ¿y lo bien leídas que van a estar mis niñas, qué?

Como no todo iban a ser glorias, ando frustradísima buscando cuentos que me gusten en español. No traducidos al español sino escritos en español, no puede ser tan difícil. O no debería ser tan difícil, pero no hay forma.

No pido tanto, lo que busco es un cuento. Sin más.

Foto 4No necesito un tratado de física cuántica, ni una recopilación de los grandes pensadores griegos. No, yo lo que quiero es un cuento, de los de leer por las noches para que se vayan a la cama sin rechistar.

Lo que venía siendo, por lo menos en mi más tierna infancia, un cuento, sin más pretensiones. Con muchos dibujos y poca letra. Las rimas son bienvenidas pero no imprescindibles.

Que quieren ustedes llamarlo álbum ilustrado. De acuerdo, acepto barco. Pero poquito más.

Me he tomado la molestia de revisar la biblioteca de cabo a rabo y sacar los cuentos que más nos gustan. Ni uno solo es de un autor español, se pueden imaginar lo que esto supone para mi orgullo patrio. Tiene que haberlos, lo sé, lo presiento, pero no acabo de dar con el elegido.

No necesito que las tigresas sean unas eruditas después de leerlo ni que resuelva todos y cada uno de sus traumas infantiles. No es necesario que les introduzca el postmodernismo pictórico ni las corrientes existencialistas. No, con que sea entretenido, accesible y correcto me basta.

Puede parecer sencillo pero, por alguna razón que no acierto a comprender, no lo es. Verán, mis hijas son percentil cincuenta para casi todo, ni altas ni bajas, ni gordas ni flacas, ni eminencias ni zotes. Son normales. Y lo digo henchida de orgullo materno, no me malinterpreten.

Como a casi todas las niñas del montón les gustan los cuentos con tramas adecuadas para su edad e intelecto en desarrollo. Historias que tratan de temas tan complejos como perder un juguete, enfadarse con algún amigo, vivir una aventura o cometer alguna fechoría sin casi alevosía. Que los personajes sean personas, animales o cosas les es indiferente aunque los protagonistas peludos y las princesas muy rosas tienen siempre más probabilidad de éxito.

En cuanto a los dibujos, nos gusta que sean reconocibles pecando quizá de infravalorar el cubismo como movimiento pedagógico infantil. Es decir, a nosotras cuando el ratón parece en efecto un ratón y no un boceto picassiano de una bestia mitológica como que nos relaja.

Otra cosa que le pido a un cuento es que esté bien escrito. Y con esto no me refiero a un alarde de sinónimos imposibles ni a la subordinación infinita de sujetos y predicados. No es necesario que aprendan todos y cada uno de los sinónimos del verbo preguntar en treinta y dos páginas. Después de tanto inquirió, interrogó o interpeló, yo con un simple dijo me conformo.

Y por último, los cuentos están destinados para ser leídos en voz alta y tienen que tener un tono, el suyo propio -personal e intransferible- que les da el ritmo y la cadencia con la que deben ser leídos e interpretados sin necesidad de que el lector haya estado nominado a un Oscar previamente.

Para que me entiendan les he hecho una recopilación de algunos de nuestros cuentos de cabecera. Me ha costado muchísimo reducirlo a cinco pero he dejado que se batan en duelo y estos han sido los vencedores.

      1. Un Libro de Hervé Tullet (Editorial Kókinos)
        No falla, cada noche, cuando les digo a La Tercera y La Cuarta que elijan un cuento, La Cuarta sale corriendo al grito de “El del puntoooooo”. Este cuento es genial, diferente y muy original. La mejor crítica que he leído sobre él es: “An interactive book that gives the iPad a licking”. Y es así, nadie diría que un punto amarillo puede ser tan emocionante.
      2. No es una caja de Antoinette Portis (Editorial Kalandraka)
        Este es otro de esos cuentos que de puro simple es estupendo. Además, la edición en cartón de caja es una monada, ideal para un regalo original. Tanto éste como el anterior son ideales si queréis empezar a leerles a vuestros hijos en inglés.
      3. La visita de Oso de Bonny Becker (Editorial Miau)
        Si el de Hervé Tullet es el preferido de La Cuarta éste es el preferido de La Tercera. Y no me extraña, este cuento tiene todo lo que tiene que tener un cuento, es tierno con su puntito picantón, los personajes tienen mucha personalidad sin apenas descripción y la trama es divertida y fácil de seguir. Una delicia. En inglés es perfecto, en español pierde un poco pero aún y así merece la pena.
      4. El Arbol Generoso de Shel Silverstein (Editorial Lectorum)
        Para los que se queden con ganas de un poco de moralina este cuento es maravilloso. Es mi preferido y confieso que a veces lo leo en alto cuando estoy sola. Tiene un tono muy característico, se lee como en un susurro. Es simplemente precioso sin caer en lo cursi. Nosotras lo tenemos en inglés, hay una edición es español pero no lo he leído.
      5. Philipok de Leo Tolstoi (Edición en francés de Broché)
        Por último, por si alguien no quiere dejar de utilizar la hora del cuento para culturizar a su progenie este cuento de Leo Tolstoi con unas ilustraciones increíbles del ilustrador ruso Spirin es una joya. Y demuestra lo que les decía, que una historia sencilla con un lenguaje sobrio es siempre caballo ganador. Se puede encontrar en alemán e inglés pero espero que alguna editorial nacional se anime, es una pena que los niños españoles se lo pierdan.

Aprovecho también para agradecer sus recomendaciones a todas las almas cándidas que acudieron a socorrerme en Twitter. Ninguna ha caído en saco roto y voy avanzando lenta pero segura con cada una de ellas. Estoy convencida de que el cuento perfecto está a la vuelta de la esquina.

80 comentarios sobre “Qué le pido a un cuento

  1. Me acabas de dar una excusa para hacer una incursión por las librerías y bibliotecas para descubrir qué álbumes ilustrados ofrecen a los niños hoy en día. :D

    No sé si conoces “1001 libros infantiles que hay que leer antes de crecer”. Es un catálogo estupendo, clasificado por edades (de 0 a 16 años), en el que se realiza una selección de álbumes ilustrados y libros de todas las nacionalidades.

    Por otro lado, te quería recomendar la serie “Mog” de Judith Kerr.
    http://www.amazon.es/Judith-Kerr-Books-Collection-Pack/dp/B00BD2OXU2/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1426003419&sr=1-1&keywords=mog+judith+kerr

    Sobre cuentos de autores españoles conozco poco. De niña tenía algunas poesías ilustradas de Gloria Fuertes, pero pronto me lancé a la colección “El Barco de Vapor”, en cuya serie blanca y azul también encontrarás alguna que otra joya con ilustraciones. Mis historias favoritas (allá por los 90) eran “¡Qué desastre de niño!”, “El lápiz de Rosalía” y “La señorita Pepota”, por no hablar de la colección “Mini” de Christine Nöstlinger. :D

    Un abrazo y feliz hora del cuento.

    Iraide

  2. Me surge una duda: ¿y las bibliotecas? ¿No hay en cerca de Villa Tigre? ¿Llevar a cinco tigresas podría convertirse en una tortura por la que no quieres hacer pasar la sufrida bibliotecaria de turno?;)
    Porque además del ahorro que supone en libros comprar menos y llevarse en préstamo más, las visitas a la biblioteca crean unos hábitos estupendos de responsabilidad hacia lo ajeno… No sé, será que yo soy muy ratón de biblioteca, y tengo poco espacio de estanterías en casa. Anyway, leer mola, vengan los libros de donde vengan.

  3. Prueba con los cuentos de Juan Antonio de Laiglesia! No por ser mi abuelo, pero tiene algunos que me encantaban de pequeña! Hay algunos más cortos que otros y en diferentes formatos: Mariquilla la pelá, el tapón Pin, Lala la lagartija… Suerte!

  4. Me encanta leerte, y nunca comento, pero hoy voy a intentar ayudar un poquito, únicamente desde los gustos de mi pequeña de 4 años.
    Busca en la editorial kalandraka, nos guastan mucho sus libros, ahora nos toca repetir y repetir Orejas de Mariposa. de Luisa Aguilar.
    y en SM la colección cuentos para sentir emociones, (cuento con moraleja) ahora El Ladrón de Estrellas. de Begoña Ibarrola.
    Bueno podría decirte mas, pero si buscas en esas editoriales tu conoces los gustos de las tigresas.
    Un saludo

      1. orejas de Mariposa es genial! Maya sólo tiene 21 meses y ya dice los noes entonando en el momento justo… Mara es una orejotas!! ;)
        Busca los cuentos de Mónica Carretero ( su blog es cuadernodeviaje). Los de la gallina Cocorina igual os traen recuerdos dolorosos ahora (d.e.p.) pero son muy graciosos

  5. Hola
    Aunque mis hijas ya son mayores, cuando estaban aprendiendo a leer recuerdo una colección que les encantaba: el Zoo de las Letras, de Editorial Bruño; creo que aún me acuerdo de todas las letras: la A era La pata y la gata, la B, la Bruja Belinda, la C, la caja de Carlota…la z, el zorro Zacarías; eso sí, con el Chivo Chivón aun se me traba la lengua!!
    Espero haberte sido de ayuda. Un saludo y enhorabuena por tu blog, me hace pasar ratos muy entretenido
    Mercedes

  6. Ya tengo ganas de que a mi peque (de dos años) empiece a emocionarse al escuchar un cuento, cosa que hasta ahora parece imposible. A ella lo que le gusta es participar en la aventura e inventarse la historia si se precia… Sueño con el día que salga corriendo hacia la librería para buscar el cuento que se leera esa noche… porque ese día llegará, no?

      1. Comprado!!
        Casi nunca escribo pero sigo las andanzas de las tigresas con ansia viva.
        Poco te puedo aportar sobre el tema porque mi madre tiene muchísima imaginación y mi padre hacia igual que tú,dejaba los libros muy a mano y así nos fuimos aficionando los cuatro.
        Mi hija tiene dos años y justo estaba buscando un cuento para regalarle.
        Un beso

    1. Hola Paula,

      Mi hija que hoy tiene 15 años y es una lectora impenitente tenía el temperamento de la tuya a los 2 años. No conseguía que le interesasen los cuentos, pero le gustaba mucho cantar y formar parte de la aventura así que, un poco por casualidad, descubrí que una solución era abordar el cuento desde una visión más activa. El cuento era Hansel y Gretel, pero no quedó nada del original. Si había un dibujo de una vela soplábamos, si salía una luna cantábamos una canción sobre la luna, si se abrazaban, nos abrazábamos y si en las ilustraciones gritaban gritábamos. Pasamos completamente del relato durante un tiempo pero funcionó. Me pedía que le contara el cuento mil veces cada día e incluso se lo contaba ella a los demás, sin olvidar ni uno de los aspavientos. Quizás también funcione con tu pequeña.

  7. Gracias, gracias por la recopilación y el relato.
    Ando en las mismas y mi familia me regańa por que la pequeńa apenas habla espańol.
    Y sí, no es lo mismo escrito en espańol en origen, con sus modismos, que un libro en otro idioma y traducido.
    Y sin darte cuenta les estás escribiendo un cuento con este blog a tus tigresas.

    Margarita, está linda la mar
    y el viento,
    lleva esencia sutil de azahar
    yo siento
    en el alma una alondra cantar
    tu acento.
    Margarita, te voy a contar
    un cuento.

      1. Aymemociono!
        Te acordaste de mi y de mis Sergey y compańía?.
        Pues imagínate cuando LaMediana tuvo que leer el Pez Dorado de Pushkin y el croata es muy parecido al ruso y el cuento tiene una cadencia, un ritmo que le da una magia especial. Todo un descubrimiento.

  8. El del punto amarillo crea furor en mi casa!! La mayor va leyendo todo lo que encuentra menos el de por la noche, le gusta que se lo cuenten. El mejor el de tres años, ese se los lee él sólo, sus favoritos se los sabe de memoria. Eso sí, son muy tiquismiquis con las ilustraciones, ya puede ser bonito el cuento, que como no le acompañen los dibujitos…

  9. Uno de mis flechazos de libros infantiles es ” El arenque rojo” de Gonzalo Moure con ilustraciones de Alicia Varela. Las ilustraciones y el texto vienen separados físicamente. Lo grueso es la parte ilustrada, mientras que el texto está relegado a un cuadernillo . Es un compendio de diferentes historias y personajes, que puedes ir siguiendo a lo largo del libro, inventándote sus historias o leyendo las que te proponen.
    Para mi gusto es muy completo y ofrece muchas posibilidades para tener a los niños entretenidos más tiempo

  10. Manual de calcetines salvajes de Prestifilipo. Delirante y básico para la vida humana. Y mira que mi Gordix ya tiene 14 años y yo nonoletá por principio pero mas de 14 en cualquier caso pero sigue siendo un gran favorito. Creo que Primera, Segunda y tú lo vais a adorar.

    Besis a cascoporro para todas y todo ;)

  11. Hola!! Me encantan tus píldoras literarias, se nota que tú también has sido una niña bien leída!! Un libro con dos puntitos como protagonistas, para la Cuarta, Pequeño Azul y Pequeño Amarillo, muy monos, no les pasa nada y les pasa todo…Y en cuanto a autores españoles, si quieres echarle un vistazo a Begoña Ibarrola, que ha escrito una serie entera para la editorial SM. Se trata de una serie de libros cortitos que tratan temas muy bonitos, ilustrados y con historias simples, pero que cuentan algo, que a mi a veces me pasa que leo un libro infantil y digo…pero si aquí no ha pasado nada, y mi hija y yo nos aburrimos. Con estos no suele pasarnos. Enhorabuena por el blog y, más que nada, enhorabuena por tu vida llena de gritos, seguro, pero con mucha alegría!!

  12. Dos libros que a mis hijos les encantaban.
    Memorias de una gallina de Concha López Narvaez con ilustraciones de Juan Ramon Alonso de la editorial Anaya y Caperucita cuenta Caoerucita, una versión muy especial del clásico de Caperucita, autor Álvaro Del Amo , también ilustrado por JR Alonso , de la editorial Edelvives.
    Un beso.

  13. ¿Conoces a Raquel Díaz Reguera? a mí personalmente me gusta mucho. Nosotros tenemos “Monumento a la cometa”, “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?” y”Azulin, azulado” y hemos leído algún otro. A mis hijas les gustan mucho (la mayor ya tiene 9 años, pero aparte de los que se lee ella, no se pierde el momento “cuento” antes de dormir). Así en general te puedo recomendar “Los lunares de Lola”, “Los sueños de la jirafa” o “La bruja Maruja”. Si salimos de autores españoles, en mi casa gustan mucho “365 pingüinos”, “Diferente” (Ed. Kalandraka) o “Salvaje” (Ed. libros del zorro rojo). Espero que alguno os guste a la familia tigre.

  14. De mayor quiero ser pequeño. De Ximo Abadía. Tanto la historia, como las ilustraciones son chulisimas. A mi me encanta, y mis dos hijas lo llevan a todas partes.

  15. Aunque me encanta leer, los cuentos infantiles -salvo los tradicionales- nunca me gustaron. Sentía que me trataban como si fuese boba, con ese vocabulario tan ridículo y esas moralejas super obvias que se veían venir desde las primeras páginas. Prefería leer libros para mayores, aunque no me enterase de nada; puede que fuese esa sensación de reto lo que más me gustaba de leer, ese “a ver si soy capaz de entender el Quijote con mis 8 años”. Evidentemente, no lo era.

    Todavía conservo uno de mis libros favoritos de cuando era pequeña. Me temo que ni siquiera es bueno, y de hecho incluye mucho mensajito subliminal de los que no me gustan, pero no sé por qué en algún momento se ganó un hueco en mi corazón y desde entonces lo he leído un montón de veces: cae una vez al año como mínimo. Es “El agujero de las cosas perdidas” de Joan Armangué i Herrero.

  16. La colección de Edelvives “Mil años de cuentos”, es una maravilla, en especial “Mil años de cuentos del mar”, hemos disfrutado muchísimo con ellos.
    Y cuando creen, no son cuentos lo sé, pero los libros de “Manolito Gafotas” son imprensincibles e cualquier biblioteca familiar.

    Besos

  17. Madre Tigre, yo, con mis hijas he decubierto un universo en la literatura infantil. Al revés que a ti, los cuentos de ahora me parecen maravillas, (tal vez los que yo tenía no fueron los mejores) y las ilustraciones de muchos me parecen obras de arte y a veces, les hacen falta pocas palabras.
    Para mi es un peligro, no me caben en casa…empieza a ser preocupante, pero he conseguido que los cuentos sean uno de los principales entretenimientos de mis hijas.
    Si quieres autores españoles te recomiendo como muchos te han dicho, Kalandraka y los clásicos de esa editorial: La Cebra Camila, El Pequeño Conejo Blanco, El Gallo Quirico, Orejas de Mariposa, Garbancito, La Casa de la Mosca Fosca, Cuando a Matías le entraron ganas de hacer pis en la noche de Reyes… Y Minimalario, una divertida enciclopedia de animales estrafalarios.

    Para las más pequeñas me encantan P de Papá, Un bicho extraño, la coleccion de La Cuna a La Luna, para cantar y leer… También de Kalandraka.

    Para las más mayores, siendo todavía cuentos, y de otra editorial, El Circo de las Pulgas y Bichos Bola, ambos de Mónica Carretero, ilustraciones preciosas, detallistas y textos divertidos.

    Los cuentos también de La Gallina Cocorina, con ilustraciones también de Monica Carretero… Puf, yo que sé…hay tantos y me dejo tantos.

    Tengo 3 niñas de edades parecidas a las tuyas y a todas, les gustan todos estos cuentos, incluso la mayor sigue sentándose a escuchar los que leemos a las pequeñas…
    Y luego están los de autores extranjeros, pero querías nacionales, ¿no?. Espero no haberme enrollado demasiado (bueno, lo he hecho, lo sé) pero este es uno de mis temas favoritos. Suerte y ya nos contarás si hemos acertado con alguno. ¡Buena lectura!

  18. Natalia,

    Cuánto me encanta que nos descubras cuentos! Justo el segundo, el de la caja, me lo acaban de recomendar al colgar yo hoy uno en Instagram. Coincido contigo en que hay que leerlos en voz alta. Y precisamente tengo una sección en el blog donde los leo yo misma en alemán y los subtitulo en español.

    Me animo a aportarte 4 de los que triunfan en casa!

    El cuento de Sofía. En él aprendemos lo bueno que es ayudar siempre y también a perder el miedo a la noche de la mano de la pequeña Sofía, quien encontrará un simpático duende más atemorizado que ella en medio de la noche. Y los dos juntos aprenden a perder el miedo entre las sombras. Es de una colección que sacaron los de imaginarium de “ItsImaginal”. Con textos de Leo Gómez e ilustraciones de Susana Rodríguez.

    El monstruo de colores. Uno de los regalos estrella de los Reyes Magos que nos acompaña en Alemania. Libro con el que los niños aprenden a conocer las emociones. Con divertidas ilustraciones de Anna Llenas.

    A qué sabe la Luna. Libro que le tiene el corazón robado a “Prinzessin S” y otro de los libros que nos trajimos para seguir aprendiendo español en Alemania. Una oda al trabajo en equipo para conseguirlo todos juntos en una breve pero no por ello menos entrañable historia protagonizada por animales. De Michael Grejniec editado por Kalandraka.

    El reloj de las cuatro estaciones. Uno de mis favoritos y posiblemente el cuento más antiguo que tenemos, editado en 1978. De la mano de Susana, Nicolás y el pequeño Tof-Tof descubriremos lo más bonito de cada estación del año a través de preciosas ilustraciones de SatomiIchikawa. Textos de Marie-France Magín, editado por Plaza y Janés.

    Y si tienes ganas de más te animo a visitar el hashtag en Instagram creado creo por Beatriz Millán: #hoyleemos.

    Besos desde el estado vecino***

  19. Por mi parte recomendarte la colección de Pupi. Viene con peluches. Lila y Pupi son adorables, y para la quinta Pompita :) Son del la serie blanca del Varco de Vapor.
    Como te veo fetichista los de formato grande de Edelvives ilustrados por Benjamin Lacombe o Rebecca Drautremer.
    También la colección de el señor olfato, el señor tacto… de Fátima de la Jara.
    De Dolores Núñez La colección de la sirena gruñona, el sabio mentirosillo… y otros muchos.
    Suerte.

  20. Hola!!
    Estas son mis dos recomendaciones de libros de autor español:
    – “Te quiero un montón” de Juan Carlos Chandro Ramírez, editorial Bruño, precioso, mis niños se lo pasan genial con este cuento, aunque no sé si yo lo disfruto todavía más que ellos.
    – “Abezoo” de Carlos Reviejo, editorial SM, una letra, un animal y una rima. Preciosas ilustraciones, leemos una, dos, tres páginas antes de dormir…y mi niña de 5 años, siempre se queda con ganas de leer otra letra más.

    Me apunto tus recomendaciones!!

    Un abrazo

    Rocío

  21. Yo vengo del pasado, de aquel post que escribiste quejándote con razón del horror de la lectura nocturna para decirte TE LO DIJE.

    Te dije que al final les gustaría leer y rebosarías de orgullo materno. Te lo dije.

    Yo te recomiendo aunque no sean en español y ya te lo habia dicho por twitter los comics de Helga. Les van a encantar. Y para la primera y segunda las aventuras de Jules de Emile Bravo, a ti también te gustarán.

  22. Creo que no has mencionado a ELENA FORTÚN. Las travesuras de Celia y Cuchifritín causarían sensación entre las tigresas.

    Otro autor español que me parece que nadie ha citado es Fernando Lalana.

    De pequeña me encantaban las aventuras de “El pequeño vampiro”, pero este es alemán!

    Saludos! ;)

  23. Es que parece que pides poco hermosa pero.. nooooo, no es así.
    Ya te dí mi batería de cuentos imprescindibles de autores españoles por Twitter, espero que a tus preciosas-hijas-normales les encanten tanto como a los míos… a pesar del tema del género que en esto de la literatura lo mismo también tiene su influencia.
    En cualquier caso y por pedir que no quede, yo pido un post con los cuentos infantiles que más éxito cosechan en ese salón, pero exclusivamente de autores españoles, tampoco es mucho pedir ¿no?
    Bss guapas!!

  24. Hola!! me encanta leerte! y eso que no tengo ni hijos ni nada, pero me encanta! el caso, que te recomiendo los cuentos de Álex y Pancho de la editorial Dylar (http://www.dylar.es/Lecturas/Cuentos_infantiles/3_CUENTOS-DE-ALEX-Y-PANCHO.html) Conozco a la autora, una profesora y psicologa y te puedo asegurar que es española! jajaja! Igual para las mayores son un poco de niños, pero para las mas pequeñas les van a encantar!

    Mucho animo! y que disfruten! yo recuerdo muchisimo los de Barco de Vapor desde la seria blanca a la roja, pasando por la azul y la naranja… un placer! Cuando sean un poco mas mayores, hay muchos libros de españoles en la coleccion Gran Angular de SM.

    Y para que las tigresas se pongan las pilas, ponles cuentos o la radio de fondo en español… hace mucho el oir un idioma para hablarlo!!

    mucho animo y disfruta!

  25. Prueba con Hugo y el dragón de la noche, de Germa Sirvent y su recién estrenada Ed. LIBRE ALBEDRIO, hasta 5 títulos españoles. Muy recomendable también A los saltos, de Florencia del Campo, ilustrado por Natalia Colombo. Son cuentos, cuentos. Entrañables y entretenidos. A nosotros nos pasa al revés, importamos literatura alemana y tenemos los mismos problemas para encontrar cuentos españoles sencillos.

  26. Hoy es de esos días en los que no tienes claro si escribir o no lo que te apetece, por una mera cuestión de pudor.
    Una amiga y yo, hacemos cuentos personalizados con fotomontajes ,las historias son propias.
    De antemano decir que no son los mejores cuentos escritos, pero están hechos con mucho mimo, se encuaderna de forma tradicional en una empresa especializada especializada. Y sólo puedo asegurar que lo que si conseguimos es que los protagonistas no suelten sus cuentos.
    Si te apetece curiosear en Facebook… La Carroza Encantada.
    Un saludo desde La Coruña, Ana.

  27. Hola Madre Tigre!!

    Llevo leyéndote desde hace sólo dos o tres semanas y me encanta tu blog; decirte que me he reído muchísimo con algunas entradas y me reconozco en muchas de ellas porque soy la mayor de cinco hermanos (cuatro niñas y dos niños), tengo 37 años mi hermana más pequeña tiene 20, así que casi casi hemos abandonado lo que tú estás viviendo ahora con tus niñas :)

    No he leído todos los comentarios, aunque en casi todas las entradas los leo, pero te quería recomendar una colección de cuentos andaluces que no sé si conoces, se llaman “Cuentos de la media lunita” y su autor es Antonio Rodríguez Almodóvar (http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Rodr%C3%ADguez_Almod%C3%B3var). A mí personalmente, que me encanta la lectura en general y en particular los cuentos, me encantan estas recopilaciones, están muy bien escritos y son divertidos.

    En fin, no me lío más que soy muy charlatana :)

    Gracias por mostrarnos tu día a día con tus niñas y el padre tigre :)

  28. Me has hecho hacer memoria y los libros que con mayor cariño recuerdo de mi infancia es la colección de cuentos de “Carolina” de Gilbert Delahaye e ilustrada por Marcel Marlier. Cuando ya era un poco más mayor, como ya he leído en otros comentarios, sí que leí bastantes de “Barco de Vapor” (de autores españoles). Un saludo.

  29. Hola! Te llevo leyendo bastante tiempo pero nunca había comentado, pero desde pequeña me encantaron los libros de Alfredo Gómer Cerdá , casi todos, aunque mi preferido siempre ha sido “La sexta tele” que me sigue haciendo reír a mis 20 años. Espero que te sirva. Un saludo

  30. Ay tigresa, no sabes como te entiendo. En alemán tenemos miles de cuentos preciosos y en español apenas encuentro. Un cuento que a mi me encantó de pequeña fue Abuelita Opalina.

  31. La afición devoradora de libros viene sobre los 8-10 años mas o menos , los míos han comenzado así a los 9 años ,antes les gustaba que leyera yo tipo cuenta cuentos con entonación y efectos,jaja.
    Te pongo el enlace de un post que hice sobre los libros leídos por mi hijo mayor , en ese post hay otra anterior lista a su vez. Ha leído más de 80 libros.
    Yo te recomiendo como autores españoles a Jordi Sierra i Fabra (es el autor español vivo que mas vende en el mundo según las listas oficiales) y Joan Manuel Gisbert.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es/2014/08/libros-leidos.html

    Espero que te sea útil .

  32. Consulta los libros de http://www.monicarretero.com/ Es una ilustradora. Hay algún cuento que me hizo sentir mala madre, pero tiene variedad para que puedas elegir para su edad.

    Otro clásico español son los cómics de Esther, han sacado el libro, pero lo comics es un clásico y por las ilistraciones seguro que a las mayores les encanta.

    Otro que a las pre-adolescentes les puede dejar buen cuerpo son las Leyendas de Bécquer, algunas no tienen desperdicio.

    Y bueno podemos pasar a la Literatura hispanoamericana, pero creo que son aún pequeñas para el realismo-mágico, aunque Isabel Allende tiene algunas novelas para chicos de unos 12 años que escribió precisamente para sus nietos.

    Y para esa edad las novelas de Laura Gallego (demasiado fantásticas para mi gusto) pero a los chavales les entusiasma.

    Elvira Lindo no los escribió para niños, pero su Manolito Gafotas hace las delicias de los adolescentes. Demasiado crudeza e ironía, pero te ries mucho.

    http://www.cuentocuentos.net/autores/cuentos/1/

    Espero que te haya sido de ayuda.

    La capitana

  33. Hola, ¿y una adaptación de las historias del quijote para niños? Los hay con ilustraciones y a la vez de leer en español, también se culturizan (como con el que has puesto en tu lista de Tolstoi)

    Un saludo!

    1. ¡¡¡¡¡¡NOOOOOO!!!!!! ¡¡Muerte a las adaptaciones que meten tijeretazos a los clásicos!!

      ¿Acaso se le da un plátano machacado a un recién nacido para que lo digiera mejor? No, porque por muy machacado que esté, sigue siendo un alimento para el que no está preparado. Todos estamos de acuerdo.

      Entonces, ¿por qué nos empeñamos en colarles los clásicos destrozados, humillados y empequeñecidos cuando no tienen edad para apreciarlo aún y cuando hay tantísimos buenos libros que sí pueden leer? Los libros, como todo en esta vida, tienen una edad. Si el interés es genuino, puede que se acerquen al Quijote por voluntad propia mucho antes de lo que imaginamos: yo devoré todo lo de Jane Austen y Charlotte Brontë con 12 años. Y ya había leído varias obras de Shakespeare, movida por el interés y no por cutreadaptaciones de los clásicos ingleses.

      En cambio, a lo largo de mi trayectoria académica he tenido que sufrir no una ni dos, sino tres adaptaciones del Quijote distintas. Una era simplemente patética e insultaba mi inteligencia. Otra eran tres capítulos enteros, que entraban a examen con su consabido análisis (nada mejor para fomentar el amor por Cervantes). Y la otra también una cutrez con vocabulario infantil como si fuéramos tontos.

      No he podido leer más de dos páginas del Quijote aún sin que me dé urticaria después del “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…” Y tengo asumido que lo leeré cuando me sienta con ganas de leerlo. A los cuarenta, si no lo he tocado antes, le daré una oportunidad.

      Madre Tigre, déjate de adaptaciones de Tolstoi. Con la adaptación de “Hamlet” que supone la película de “El rey León” ya tienen suficiente.

      En cuanto a mis recomendaciones: “El libro de Borja y Pancete”, de la colección Antos, primeras lecturas de la editorial Anaya. Era un libro de texto que se usó bastante en los años ochenta para enseñar a los niños a leer. Ahora se ha convertido en un libro de culto: hay un grupo en Facebook que reclama su reedición con la portada antigua. Si lo encuentras, la portada que verás será espantosa, pero por dentro es maravilloso. Los dibujos son preciosos, la historia es muy bonita (básicamente, las aventuras de Borja y su oso de peluche Pancete) y exceptuando el hecho de que al ser un libro “antiguo” las cantidades vienen expresadas en pesetas, creo que se puede seguir considerando actual. Estaba recomendado para niños de seis y siete años, pero yo lo sigo leyendo ahora y lo disfruto muchísimo. Y eso que yo ni siquiera aprendí a leer con él; lo heredé de mis hermanas con las que me llevo una década. Por si no te termino de convencer, es una reliquia difícil de encontrar y si tanta gente hay matándose por comprar uno, por algo será.

      Un abrazo,

      Cristina

  34. Hola, ¿y una adaptación de las historias del quijote para niños? Los hay con ilustraciones y a la vez de leer en español, también se culturizan (como con el que has puesto en tu lista de Tolstoi)

    Un saludo!

  35. Quizá ya no leas mi comentario, a buenas horas escribo!!!
    En primer lugar darte las gracias por el post. Yo he sido una de las “pesadas” que te lo ha pedido por Instagram.
    Entre mis recomendaciones está un libro precioso de Editorial Alfaguara “Cuentos con beso para las buenas noches”. Es una recopilación de historias, unas más cortas otras más largas, unas en prosa y otras en verso… Es de Vanesa Pérez-Sauquillo e ilustrado por Almudena Aparicio. A mi peque, que es de la edad de la Tercera, la encanta.
    Otra recomendación que no he visto entre los comentarios y que tanto a mi niña como a mí nos encanta (aviso, no es en castellano) es “A qué sabe la luna” de Editorial Kalandraka.
    Mil gracias.

  36. Primero de todo, felicidades!! Ole tus niñas por esa afición lectora, y ole tu por inculcársela! A mi me parece obvio, necesario, imprescindible… que se lea desde bien pequeños, que tus padres te fomenten la afición por la lectura, no que te obliguen, sino que sepan hacerlo para que salga de ti… He tenido la suerte de que en mi casa se lee mucho, y yo tengo colecciones de libros desde pequeña… pero miras alrededor y se ve que somos pocos los “privilegiados”. Así que enhorabuena por formar parte de este grupo.
    Dicho esto, te leía y pensaba en los cuento que yo leía de pequeña… me has hecho reflexionar, y muchos de ellos no son de autor español (qué pena me ha dado darme cuenta de ésto!). Pero… y los cuentos de Gloria Fuertes? A mi me encantaban… igual que la serie de Fray Perico, no sé si tus nenas son todavía pequeñas para estos libros, pero son totalmente recomendables. No recuerdo muchos más, porque ya voy para vieja y sólo me vienen a la cabeza autores españoles pero de libros de adolescentes… jajaja!
    Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s