Se nos acabó el amor de tanto usarlo

Foto 1Querido verano alemán: Hemos terminado.

No eres tú, soy yo.

Fue bonito mientras duró, no voy a negarlo. Tuvimos nuestros momentos buenos, gloriosos incluso, pero se acabó, marcho a dejarme querer por otro mucho más calentorro que tú.

No son tus noches frescas, ni tus chaparrones sin avisar, ni siquiera el infierno que supone ir siempre demasiado abrigado o demasiado poco. No te culpo tampoco de los velones tremendos que lucen las niñas porque su madre se ha resistido a adoptar los calcetines con sandalias y los vestidos de tirantes con camiseta interior de manga larga y leggins floreados.

Te perdono hasta las barbacoas pasadas por agua y los tropecientos baños fallidos. Es más, te agradezco de corazón que me evites la terrible tarea de tener que untar a mi prole de cemento protector de los pies a la cabeza cada dos horas. Hasta mis pies sufren un acusado síndrome de Estocolmo y aseguran que nunca podrán superar la vergüenza de dejarse ver en público después de once meses sin oler una triste sandalia.

Foto 2Foto 3Pero no, hasta aquí hemos llegado querido. No intentes reconquistarme con tus lagos entre verdes praderas y los mugidos de esas vacas lustrosas a las que les he cogido tanto cariño. No insistas, no voy a dejarme embaucar por tus biergartens y tus refugios de montaña.

Esto es el fin, te lo digo con el corazón encogido y la vista en un horizonte lejano, muy lejano, a dos mil quinientos kilómetros en furgoneta ni más ni menos.

Una tiene sus necesidades y tú me has querido poco, mal y tarde. No soy mujer de medias tintas y meteorología cambiante. A mí el verano, como el amor, me gusta tórrido, bochornoso y a la vez perezoso y remolón. Me gusta la novedad pero sólo bien disimulada entre cantidades ingentes de rutinas milenarias de bares conocidos y amigos de toda la vida.

Me gusta no saber en qué día vivo con la certeza de que hoy, como siempre, habrá un sol de justicia. Me gusta volver de las vacaciones con la chaqueta sin desdoblar y el pareo hecho unos zorros. Y no, no necesito hacer más deporte que el paseo hasta mi tumbona, ni más placeres que el de ver pasar las horas entre tinto de verano y tinto de verano.
Foto 4No insistas, eres demasiado esquivo y altanero y, sobre todo, demasiado breve y traicionero.

Me voy, no llores por mí. Quién sabe, quizá volvamos a encontrarnos algún día.

Entretanto, cuídame bien las hortensias que ya sabes que yo con las plantas no me entiendo.

Siempre tuya,

La Madre Tigre

A todas esas almas cándidas que todavía se dejan caer por aquí de vez en cuando para ver si por fin me he dignado a publicar, os prometo volver con fuerzas renovadas y muchos posts en el tintero. Nos vemos en Septiembre hermosos.

36 thoughts on “Se nos acabó el amor de tanto usarlo

  1. Descansa, Madre Tigre y atesora calor para el invierno germano. Esperaré septiembre como agua fresca para dejarme caer por sus post, reír, emocionarme y ver con envidia a su prole (siempre quise una familia numerosa, pero un Cancer obligo a las ganas a mi madre a plantarse en “la parejita”, y a mi la vida y sus circunstancias, quiere ponérmelo difícil, de momento, pero no doy por perdida la batalla, ni mucho menos la guerra!).
    Animo en ese viaje en furgoneta. Y sobre todo, mucha tumbona, poco que hacer y muchas manos para entretener a las tigresas.
    Feliz descanso!!

    Carmen.-

  2. ¡¡Bien dicho!!
    Las cosas claras y el chocolate… el chocolate como sea, me da igual, me vale todo, siempre…
    Eso de que ni voy ni vengo que no te hace ni sudar ni te baja la tensión ni nada de nada… ¿¿eso es un verano??¡¡eso es una caca del tamaño de Noruega!!
    Nada como el verano sureño español, eso es así y los pimientos son asaos.
    Mucha crema con filtro solar (del físico claro.. supongo..) para todas esas walkirias (que eran alemanas.. ¿verdad? ahí he desbarrado un poco.. no lo tengo claro.. debe ser el calor..)
    Mucho abanico de diseño vintage, mucho tinto de verano, mojito de verano, caipirinha de verano o lo que haga falta que la deshidratación es muy peligrosa…
    ¡¡Qué disfrutéis mucho muchísimo hermosa!!
    Bss y a la vuelta espero con ilusión tooooooodos esos posts llenos de tooooooooda esa inspiración que mencionas…. jurjurjurjurjurjurjur

  3. Te entiendo perfectamente, el verano austriaco es primo hermano del alemán y la única salida es acabar con el sin miramientos e irse con la prole unos cuantos kilómetros más al sur si una no quiere volverse loca. Lo de las camisetas con vestidos de tirantes y sandalias con calcetines es superior a mi, me niego a ver a mi peque de esa guisa, aunque ella a veces me pide ir como sus amiguitas de la guardería !!

  4. Felices vacaciones, te leo en el pasillo de mi casa, rodeada de maletas y pañales y miles de trastos que no aprendo a priorizar al volver a viajar con un bebe….me voy a unos 200 kilómetros de ti, pero pienso terminar el verano comiendo txangurro y pintxos, así que como cada año te digo que si te animas, ya sabes….
    Disfrute usted del sol del tinto de verano y del paseo maritimo

  5. Muy buenos tus comentarios, y excelente redaccion!. Y es asi, como mencionas, el verano es muy corto, lo mejor es huir a tierras torridas, y cual golondrina, vivir siempre en la mejor estacion.-

  6. No sabes lo que dices, el verano está siendo una tortura de mil pares de narices. Un calor asqueroso, axfisiante, asqueroso que te hace sudar por todas partes, todas.

    Yo acabo de volver de vacaciones con las princezaz, ellas siguen ahora y yo curro y luego me voy al norte, a Francia, espero que a ver mucho verde y llover.

    Espero que aproveches y puedas leer muchísimo.

    besos

  7. :) Ay, vuelve de ese tú verano de tintorros y hamacas con mucha fuerza para alegrarnos un poco la existencia. No es por exigir, pero algún que otro post de verano es bien. A pasarlo bien tigretonas!!!

  8. Querida Madre Tigre, espero y deseo que consigas esos tan ansiados días de calor , bochorno y tumbona. No creo que te sea complicado porque en este país está haciendo un verano de los que hacen historia en cuanto a altas temperaturas y bochornazo.
    Disfrutad muchísimo de las merecidas vacaciones, del sol y el calor. Felices vacaciones!!
    Un besín!

  9. Pues vente preparada para el calor Tigresa, que este año está apretando fuerte (como debe ser, añado yo, que para eso estamos en verano)
    Besazos y disfruta de las vacaciones, incluidos los viajes de ida y vuelta.

  10. ¡Cuánto te había echado de menos! A tus post y no al tórrido verano, que por aquí estamos de sobredosis, la verdad.
    Mientras te leo, está lloviendo a mares y me ha entrado la risa porque habrás “afurgonizado” hace poco y espero que te haga solete (ahí va el palabro que me he inventado).
    Beso tormentoso y achicharrante hasta hace excasa media hora.
    Beso con sabor a verano español y que publiques mucho a la vuelta, que nos encanta leerte.

  11. jajajja Como siempre, sublime! Menos mal que has escrito y con explicaciones, porque yo ya pensé que habías decidido dejar el blog… jajajja

    Disfruta de la playa y las altas temperaturas, guapa! Esperamos muchos post a partir de septiembre, jeje Un abrazo!

  12. Madre Tigre estás ahÍ???
    Vuelve porfa, que te echamos de menos… para los que tenemos la vida “jodia” leerte un ratín es recuperar vida… da gusto ver a tus niñas!!!
    Mil achuchones y perdona el egoísmo de reclamarte de esta manera :)

  13. ¡Hola madretigre!
    He estado releydn ounos cuantos posts tuyo y he de confesar, que volvieron a saltárseme las lágrimas con aquel que escribiste sobre la Cuarta; ése que citaba un arrebato de amor que tuvo en la guardería tras la negativa del cubilete con forma de triángulo en aceptar al hexágono.
    (Sí, hasta ahí llegué echando post atrás).
    (Y lo peor, he releído desde más atras y más adelante hasta llegar a éste último).
    Te followeo como se suele decir pos Instagram también (@Yitar) y he de recordarte la imperiosa necesidad que tengo de volver a leerte.
    Con ello, prometo postearte en cada entrada que hagas :)
    Un abrazo. Muy grande.

  14. Madre Tigre, cuando septiembre asoma ya no vuelvo al cole pero sí me hago propósitos.
    Para mi el año empieza ahora y uno de ellos ha sido comentar los posts de los blogs que sigo
    hasta ahora en el anonimato.
    Para ello me he vestido con un nombre nuevo, he desempolvado los sinónimos y … con semejante armamento, he vuelto a tus páginas.
    Me uno al clamor por tu vuelta!!! y que sea pronto que ya está otoñeando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s